miércoles, 19 de agosto de 2009

El auto-engaño






El que se autoengaña se niega a racionalizar su comportamiento, y le ocurre con frecuencia, aunque cuando es consciente de ello el auto-engaño se convierte en auto-decepción.
Los argumentos desde la lógica son opuestos a los nuestros, y a su vez los humanos somos muy suceptibles al auto-engaño, y cuando actuamos de forma fraudulenta nos creemos nuestras propias mentiras, no damos señales de engaño y parecerá que estamos contando la verdad.

 Puede que seas hábil con la mentira y que éste sea un rasgo de tu personalidad, o utilizas las ventajas de autoengañarte para ser más flexible o más adaptable.Quizá el auto-engaño te proporciona estabilidad, te sientes más tranquilo, más seguro. Ya no eres tan vulnerable ... Por otro lado, es muy frecuente en la condición humana porque tememos ser juz
gados, que nos rechazen ... no queremos sufrir, ni fracasar. Queremos disfrazar la realidad, ocultarla o inhibir aspectos de nuestro modo de ser.

Mentir habitualmente no es bueno, aunque peor es creérselo, a veces lo utilizamos para sobrevivir, y puede ser una ayuda en los momentos difíciles, pero si es una norma, no una excepción puede volverse contra uno. Entonces es patológico. Se trata de ocultar el miedo al fracaso, no podemos aceptar la frustración y no sabemos enfrentar nuestras emociones o cambiar nuestra vida, y muchas veces es un rasgo inconsciente de la personalidad.

Se da entre las parejas para intentar mantener el amor, la ilusión y la esperanza, y en el terreno laboral, nos creemos que el trabajo es para siempre, y un contrato fijo no es una garantía total, sólo da derecho a una indemnización por despido.


Foto : EL AUTO-ENGAÑO

2 comentarios:

  1. Que excelente artículo!!!.
    Pues Ana creo que el "auto-engaño" puede ser visto desde varios puntos de vista. Si creemos que alguien vive engañándose durante toda la vida puede ser considerado de alguna manera una "virtud", porque hay gente que cree ese engaño fielmente. Hay que tener muchas dotes de "interpretación" para engañar y auto-engañarse. Hay que "creer" de alguna manera en esa forma de actuar que podríamos llamar "patológica". Hay diferentes tipos de engaños. Uno el que la gente se hace a sí mismo/a, el otro el que se hace en el mundo laboral como tu bien nombras en tu artículo. Muchas parejas viven de alguna manera en ese permanente "autoengaño", porque tienen que utilizar una "máscara", para cuando se encuentran con el otro no mostrar de alguna manera esos "costados oscuros" de la relación, no se toleran, quisieran salir corriendo, pero continúan con la relación por el que dirán, por los amigos, los vecinos, la familia y un largo etc. Creo que de alguna manera son personajes que nunca se realizan como personas, porque fingen algo que no sienten, soportan relaciones "caducadas" como los yogures. Envejecen más rápido que otras parejas que tienen afinidad y son realmente felices. Muchos se animan a salir del "encierro" y deciden cortar con las relaciones que "lastiman". En este caso "bravo" por las heroínas y los héroes. Se quitan la "máscara" para ser felices y renuncian al "auto-engaño". No les importa el que dirán. Conviene que la gente se siga engañando? Algunos pueden pensar que sí, pero creo que serán personas muy "pobres" espiritualmente. Se pierden lo mejor de la vida, ya que pasa tan de prisa que apenas nos da tiempo de descubrirnos.
    El auto-engaño en el mundo laboral, está a la órden del día. Como tu bien dices los trabajos en el mundo actual son pasajeros, contratos "basura" y la gente es capaz de vender a su propia madre con tal de seguir mintiendo y mintiéndose. Tener los "favores" del jefe. Una vez que se produce el despido viene la indemnización y todo acabó.
    En este mundo nada es para siempre, ni el trabajo, ni las parejas, ni siquiera la vida misma. El engaño en el amor y en las parejas es lamentable, porque no hay nada más sincero que la entrega entre los amantes, los esposos, los novios. En definitiva los "auto-engaños" se pierden lo mejor de la vida. Se engañan a ellos/as mismos/as. Que dificil es convivir en la intimidad con el auto-engaño. Una separación no tiene que ser tomada como una frustración o fracaso, tampoco el despido. Simplemente se trata de la vida misma, porque nos ayuda a crecer y superar obstáculos, de eso va la vida de aprendizajes, porque LA VIDA ES DINÁMICA, NO ESTÁTICA.

    ResponderEliminar
  2. Es compleja la personalidad a la que afecta el auto-engaño, como en las antiguas representaciones teatrales,en las que con una de sus manos el personaje sostenía la máscara junto a la cara. Otros actores llevaban su disfraz fijo y sujeto en la cara o en la cabeza ... Valor para quitárselo y adelante!!

    ResponderEliminar

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.