domingo, 16 de agosto de 2009

El frotamiento
















¿Aprovechas la menor ocasión para frotarte con el cuerpo de otras personas?
¿Te metes en aglomeraciones y con cualquier excusa frotas tu cuerpo con el de personas desconocidas, no importa con quién?

Los lugares más afectados por este tipo de prácticas son ciudades superpobladas como Méjico o Tokio, se da en los autobuses o metros que van abarrotados, se toma como una costumbre y los hombres mayores de 60 años, eligen o se rozan con el que llega sea hombre, mujer o niño.

En los transportes públicos se han llegado a colocar señales prohibiéndolo, y hay vagones sólo para mujeres, y parece que dos tercios de las usuarias del metro de Tokio entre los 20 y los 30 años fueron molestadas en los vagones. La situación es muy incómoda.

Sin embargo en las sociedades brasileñas, escribe Ressecaut "el bolinagem es una manera que tienen los hombres y las mujeres de acariciarse con insinuaciones encubriertas, en todas las circunstancias posibles, autobuses llenos, ascensores, reuniones públicas, en suma en todas partes dónde se presente la ocasión.

Esto se hace con bastante astucia como para que parezca accidental. Ni una palabra, ni un cambio de expresión, ninguna familiaridad exterior" Es un juego compartido entre dos personas y a veces uno es pasivo y otro es activo, dependen de los deseos y de las posibilidades que tengan.

En Brasil muchas jóvenes y mujeres juegan con extranjeros, como algo natural, y lo hacen con los brazos, los codos, los hombros, las piernas, los pies, el culo ...y a menudo el hombre se apoya por detrás si el autobús está en movimiento, y si nota el rechazo siempre puede parecer él mismo el sorprendido, y pedir perdón.

Este juego puede tener por escenario la primera sesión de tarde en los cines, y hay muchos padres que dan permiso a sus hijas para que acudan a esos cines de barrio, después de comer. Suelen ir de dos en dos.

Los chicos buscan chicas seductoras para sentarse junto a ellas y juegan al bolinagem frotándose con el codo o las piernas, esperando que el juego vaya más lejos ... Así se consiguen relaciones pasajeras, ellas les citan un día y en un lugar del cine para volver a encontrarse, y si se da una cierta intimidad podrían masturbarse bajo la ropa.

Foto : discoteca

2 comentarios:

  1. Linda costumbre, en Europa podemos ponerla en práctica con otro nombre, tal vez un "touch", porque la gente necesita, necesitamos estar en contacto con el otro, sentir que pertenecemos a esta "aldea global", puede ser un síntoma de algo un poco extraño que tal vez sea un poco difícil de describir. En un mundo que todo se hace a través de la red, se compra, vende, se busca pareja, hay sexo virtual y todo lo demás, todo es distante algunas veces para el alcance de muy pocos, entonces la gente a través de estas prácticas siente que "existe", que está "vivo/a" y que es de este mundo, tal vez en algunos casos esté involucrado el factor afectivo, emocional y psicológico para que esta gente haga esto, sobre todo se trata de hombres que realizan el tocamiento en autobuses, lugares públicos, etc. Creo que la mayoría de las mujeres fuimos objeto de tocamientos sobre todo en autobuses atestados de gente, alguién pasa su mano por nuestro "culo", inocentemente?, también me pasó personalmente caminando y que alguién de atrás te toque desde una bicicleta y salga "volando". Hay que estar abierto a todo y porque no empezar a tocarse más y más. Yo lo prefiero personalmente en la intimidad. Pero el toque a toque puede ser interesante. Entonces a bolinagem...yo bolinagem, tu bolinagem, nosotros bolinagem...etc. Muchas veces también hay casos de parejas que apenas se tocan, se besan, etc y conviven para aparentar y decir a los demás que estan juntos por el que dirán y todo sea una farsa, un teatro, una máscara y por eso cuando salen de ese sistema necesitan tocar y ser tocados. Simplemente.

    ResponderEliminar
  2. Todos necesitamos que nos toquen para sentirnos vivos, parte de la sociedad. Si sentimos que nos tocan pensamos que a alguien interesamos, incluso si es un interés pasajero, y vivir sin que tu pareja te toque suele ser muy traumático, aunque haya amor, y los acercamientos sean muy puntuales. La vida de la pareja cuando no comparten su cuerpo, sus deseos, sus emociones, ni su sexualidad suele tener un pronóstico previsible.
    Y las sociedades que utilizan el frotamiento como costumbre suelen vivir una fuerte represión, para ellos el sexo es vergonzoso, sin embargo no pueden pasar de él ...

    ResponderEliminar

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.