lunes, 3 de agosto de 2009

Reprimir la sexualidad






















La represión sexual tiene que ver con anular tanto el deseo como el placer erótico, y puede ser una manipulación sutil, como impedir el conocimiento del cuerpo o inculcar sentimientos de vergüenza o de culpa ... hasta la ablación del clítoris.

El sexo es un componente básico en el desarrollo del ser humano, tan importante como para que haya influido en todos los actos de tu vida. Modera la imaginación y el pensamiento que tiene que ver con los conceptos filosóficos y morales que desarrollan o inhiben la personalidad, el comportamiento y el carácter de los hombres.

K. Horst Wrage apunta que "las generaciones han resultado víctimas de la represión sexual, y la civilización ha impuesto severas rectricciones a las satisfacciones instintivas del hombre, tanto eróticas como agresivas"

Es así que la sexualidad produce seres que aumentan y renuevan la sociedad, son físicamente diferentes y sus sentimientos atraen la sexualidad de otras personas, y desarrollan vínculos que forman las familias. La represión sexual la sufren los niños, los adolescentes y los adultos, los padres y los profesores, y esta práctica consciente o inconsciente se interioriza, y los reprimidos se convierten en represores que rechazan todo lo que tienen que ver con la sexualidad por ser inmoral, malo o pecaminoso.

Pese a todo esto la sexualidad sigue activa y si se reprime puede dar lugar a perturbaciones y trastornos sexuales que se tratan en terapia sexual. Y es que, hasta más de la mitad del siglo XX no se podía hablar con libertad de temas sexuales ... Podía ser indecente. Ahora en las últimas décadas ideas y comportamientos han cambiado apoyados en los trabajos de Sigmund Freud, en las estadísticas de Alfred Kinsey en el área social, y en la investigación de H. Masters y Virginia E. Johnson, que se refieren a la respuesta sexual humana.

La sexología de hoy tiene categoría de ciencia y debe respetarse y difundirse como lo que es. Y la educación sexual pretende divulgar, sin mitos ni tabúes que la oscurezcan, el conocimiento de la sexualidad, que forma parte de la vida cotidiana del ser humano.

Ilustración : bdsm-poetry104bLA

10 comentarios:

  1. Ana López dice:

    Está excelente este tema como todos los que comentas en estas páginas. Para que no haya represión hay que formar a las "masas". Porque me refiero a este término de esta manera, pues muy simple hoy en día con algunas personas es casi imposible abordar el tema sexual, sigue siendo "tabú". Además no hay que olvidar que en ciertas sociedades, podemos decir como ejemplo la nuestra estamos "gobernados" o "mal informados" por algunas instituciones y no quiero mencionar a ninguna en particular. Estas instituciones no hablan de sexo porque lo consideran, hoy en día como el "pecado". Vale decir transmiten estos conceptos para acaparar adeptos y no dejan que la gente disfrute de su sexualidad en el sentido amplio de la palabra.Pero las personas somos un "todo". Somos cuerpo, mente, alma y sexo!!!. Estonces lo que debemos hacer para preparar a las futuras generaciones en el "goce" es empezar con la educación sexual desde la niñez en la propia familia, luego en el colegio y demás instituciones. Porque de sexo somos y no muerde.Cuando disfrutamos plenamente del sexo somos simplemente seres libres estamos haciendo uso de nuestro cuerpo, porque al cuerpo hay que "usarlo".

    ResponderEliminar
  2. Es cierto Ana, el sexo forma parte de nosotros, de nuestro cuerpo como nuestro cerebro, y hay que utilizarlo y además usarlo con disfrute porque es una forma de liberarse de los tensiones de la vida diaria, sino estaremos a punto de estallar en cualquier momento. Porque gozar del sexo nos proporciona salud y alegría de vivir, nos aleja de las preocupaciones ... Enfin conocernos sexualmente nos enriquece la vida. Un saludo Ana

    ResponderEliminar
  3. Hola. Quisiera saber como puedo reprimirme para no tener más problemas... como tratar de evitar sentirme asi(con deseos) tan amenudo. Tengo 22 y soy estudiante universitario. Saludos

    ResponderEliminar
  4. -Hola soy una mujer de 33 años y nunca he tenido relaciones sexuales, el psicólogo que atendía me dijo que yo tenía neurosis. He tenido sueños en los que tengo relaciones sexuales y amanezco muy excitada. No se a que se deba ésta situación. Quisiera que me orientara.

    ResponderEliminar
  5. Hola Tienes la sexualidad reprimida y habría que saber por qué. Necesito tener más datos y para eso es importante que hablemos. Si quieres resolver este problema vente por la consulta . Estoy en Madrid. Llamame al 639555994

    ResponderEliminar
  6. Hola Ana, soy chica de 33, nunca he tenido relaciones con hombres, sí he tenido algunas con mujeres. Me siento fuertemente atraida por una mujer con la que comparto trabajo y amistad, ella es heterosexual y no sabe de mis sentimientos...quisiera saber a quién acudir o qué hacer para ir reprimiendo de alguna manera esta atracción...gracias.

    ResponderEliminar
  7. Hola tienes que trabajar este problema. Acude a un sexólogo, porque no tienes por qué reprimir tu sexualidad. No te satisfaría.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Hola buen día, le escribo desde provincia en México, en alguna ocasión ya
    tuvimos contacto en facebook. Le puedo consultar algo?, Tengo un niño de 10
    años y quiero tocar el tema de la sexualidad con él pero no se cómo hacerlo,
    no sé que palabras emplear, no sé como comenzar, no sé que decirle. No sé si
    éll esté viendo algo por TV o con los amiguitos, no sé... pero ha tenido
    algunas actitudes que me preocupa. le puedo puedo contar?, gracias espero su
    respuesta.

    ResponderEliminar
  9. Hola si no sabes cómo hablarle, déjale. Ahora está viviendo sus primeros contactos con su sexualidad y tiene curiosidad por todo lo que ve. Muchas veces el comportamiento de los padres y su excesiva preocupación por su hijo, no es más que la represión sexual con la que ellos vivieron esa edad. Procura comportarte de una forma natural con él y con tus actitudes hacia la sexualidad. No te preocupes, son cosas de la edad.

    ResponderEliminar
  10. Que tal buen día.

    Le agradezco mucho su respuesta.

    Tiene mucha razón en lo que dice, me ayudaron mucho sus palabras.

    Nuevamente le reitero mi agradecimiento.

    que tenga un bonito día.

    ResponderEliminar

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.