domingo, 13 de septiembre de 2009

La simulación del orgasmo



El compañero está implicado, cuando la mujer padece anorgasmia selectiva, es decir que le ocurre con esa pareja pero no con otra, y sucede más a menudo de lo que se piensa.

A muchos hombres les resulta difícil descubrir que su compañera simula el orgasmo, y algunos se enteran al cabo de mucho tiempo. Este actitud de la mujer ante el orgasmo es desastrosa para su libido, y acaba por inhibir el deseo sexual.

Si el hombre percibe que su compañera no llega al orgasmo, puede sentir compasión, aunque a menudo se pregunta por su imagen de hombre, y cómo no puede dominar a su compañera provocándole el placer.

Y hay hombres que no dudan en plantear un ultimatum, pueden amenazarla con cortar la relación, pero les importa menos la relación amorosa que el orgasmo de la mujer. ¿Por qué las mujeres fingen el orgasmo? Quizá porque piensan que no están a la altura, por evitar el enfado o para que él se sienta bien con su auto-estima o para acabar antes ...

Y lo más grave en la simulación, es cuando la mujer se acoscumbra a fingir por sistema, y el fingimiento se cronifica, entonces aparece el sentimiento de tarea que termina con la inhibición del deseo sexual. También se da un exceso de presión por parte del varón que crea inseguridad, e impide que la mujer se abandone a las sensaciones orgásmicas.

¿Qué significado tiene para él el orgasmo de su mujer? ¿Con eso mide su virilidad ... su poder para conquistarla ... o el amor de ella? ¿Se siente frustrado?

Si la pareja llega a terapia antes de que se haya alterado la comunicación, habrá que reafirmar la virilidad del varón, haciéndole entender que la mujer debe ser responsable de su orgasmo. Muchas veces se descubre que el conflicto del orgasmo está tapando una falta de entendimiento conyugal o un conflicto intrapsíquico que vive la pareja.

Y ... ¿Qué le pasa a esa mujer que finge que está gozando? ¿Lo hace para reafirmar la virilidad de su compañero o se protege de su resentimiento? Quizá quiere encubrir un conflicto más profundo de comunicación, o es una manera de dominar la relación.

En terapia, hay que restablecer "la salud" psico-sexual y convencer a la mujer para que deje de simular el orgasmo, que impide que la pareja analice su situación, que aumenta el resentimiento de la mujer (que calla su frustración), y que complica la solución del problema.

En fin, hay que convencer a la pareja para que entienda que la sexualidad es un lenguaje privilegiado del amor, del deseo, de la ternura, y el orgasmo no representa, ni mucho menos, toda la sexualidad ni toda la relación de la pareja.

Foto : EL ORGASMO SIMULADO

2 comentarios:

  1. Como siempre un tema mejor que otro.

    Es tema de que la mujer finge el orgasmo, me parece un tanto "grave", por muchas cosas, en primer lugar entraríamos en un tema ya tratado en este blog el "autoengaño" pues sí, la persona que finge un orgasmo se engaña cree que produce placer en la pareja, pero a la larga trae consecuencias, psicológicas y tal vez ginecológicas, la mujer se reprime, no libera ni se libera, considero que es de vital importancia consultarlo con un sexólogo, hacer terapia de pareja y sacarse la "careta", en definitiva ser no parecer.
    Con el tiempo estas conductas perjudican a las personas que padecen estos trastornos, la mujer se va a sentir insatisfecha, se mirará en el espejo y se sentirá frustrada, comenzarán los dolores de cabeza, los dolores vaginales, tendrá mal carácter y un largo etc.
    Si no se llega al orgasmo el compañero lo debe saber, tal vez no encuentran un "climax" adecuado o tal vez el compañero sentimental no le guste demasiado, esté con el por algún interés escondido que no se atreve a comunicar o infinidad de cosas que pasan por su cabeza, en un mundo de apariencias y de no ser "uno mismo", la gente se presta a todo, vale decir todo vale.
    Pues que lástima, los años pasan y se retiene a una persona que tal vez no es para nosotros y de alguna manera se le engaña con los "silencios".
    Este tipo de mujeres si complican el problema, no se atreven, malgastan su tiempo y el de los demás, tal vez lo hagan por algún interés escondido o tal vez no se den cuenta pero en definitiva ellas son y serán las únicas perjudicadas. Porque desde este pequeño problema se llega a problemas más grandes. El miedo a enfrentarse al otro y lo peor el miedo a ellas mismas.

    ResponderEliminar
  2. No cabe duda de que en las relaciones siempre hay intereses por las dos partes ... Pero fingir el orgasmo por costumbre es un comportamiento pernicioso para esa mujer que acumula ira, rabia, que está re-sentida con su compañero y no es capaz de expresarlo. Tiene más conflictos de los que se aprecian a primera vista, graves problemas de comunicación o un interés desmedido por su pareja que le obliga a vivir el sexo con sentimiento de tarea, es decir como un trabajo, y si no se acude pronto al sexólogo puede acabar con la relación.

    ResponderEliminar

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.