sábado, 5 de septiembre de 2009

Vivir sin sexo












Es el sexo un problema para ti? Te sientes vivo? Cuando asocias el sexo con sentimientos de culpa o de vergüenza vives la sexualidad como un peligro, como algo pecaminoso o sucio.

Para los discípulos del Tao, el amor sin sexo es frustrante, enfermizo, carece de la armonía entre el Ying y el Yang, que nos da paz y serenidad para vivir, nos aporta seguridad y desaparece el miedo y la angustia. Los que viven sin sexo no sienten el deseo ni por el sexo opuesto ni por el propio o podrían tenerlo inhibido.

El sexo es necesario para el bienestar emocional, es tan necesario como dormir, comer o hablar. Aunque los asexuales gustan de las relaciones sociales, pero son pasivos sexualmente. Son personas solitarias que buscan en la amistad el apoyo y la comprensión que no viven en la intimidad. Minimizan su inhibición y la sustituyen por una amistad ...

Algunos viven en pareja porque tienen necesidad de amor, y de cariño, aunque prescinden del sexo. Esta situación les genera problemas y permiten que su pareja tenga sexo con otras personas o buscan personas que renuncian al sexo o pueden optar por la soledad.

A veces una conducta asexuada puede ser el resultado de no encontrar placer en las relaciones sexuales y sus encuentros son eróticos pero no sexuales. También puede ocurrir que no haya candidatos ... En un estudio hecho sobre la población mundial el 3 o el 5% de los entrevistados no encontraban ningún placer en el sexo.

También factores biológicos, culturales o sociales que están vinculados, como haber sido violada, que puede causar una fobia, experimentar dolor en las relaciones, aversión al sexo, pero para los asexuales podría ser natural. Muchas mujeres renuncian al sexo por pereza, porque quieren o porque han perdido a su pareja.

¿Pero se puede vivir y disfrutar de la vida sin sexo? Y cuando vivimos sin sexo a menudo entendemos que es sin relaciones coitales, pero la sexualidad no es sólo eso, como si se padece alguna enfermedad que afecte a la salud sexual. Y hay parejas en desacuerdo en cuanto al coito, la mujer no lo desea, el hombre tiene que ser más tierno o pedir ayuda a un sexólogo para mejorar la comunicación con la pareja y la relación sexual.

En terapia y con la ayuda del "masaje sensorial" los dos tienen que aprender a estimular el deseo, para que sea ardiente y apasionado.

Foto : VIVIR SIN SEXO

3 comentarios:

  1. Definitivamente NO SE PUEDE VIVIR SIN SEXO.
    Esa es mi opinión, el sexo forma parte de la vida, del ser humano, es tan importante como "respirar", comer, dormir, beber agua, sentir, es algo fisiológico que nos da placer, plenitud y una sensación de vivir únicas.
    El encuentro con el ser amado es "único" cuando disfrutamos de nuestra sexualidad, y de nuestro cuerpo, es como si nos uniéramos en uno solo. El cóncavo y el convexo del amor.
    No se pueden reprimir las sensaciones, los sentimientos, los deseos y la vida en nosotros, los humanos como los animales es "sexual".
    El problema lo tienen las personas que cumplen a raja tabla los malos consejos de la iglesia católica, que desde mucho tiempo atrás quiere dominar al ser humano y dice: cuidado hermanos no pequeis, porque eso es malo".
    Lo lamento por el vaticano, los curas y un largo etc. Si el sexo es malo, pecado, pues que vivan los pecadores y pecadoras del mundo.
    Hagamos el CLUB MUNDIAL DEL PECADO, porque el sexo es el regalo mejor dado por la vida.
    Viva el sexo!!! y punto.

    ResponderEliminar
  2. Muy real tu comentario Ana. No se puede vivir sin sexo. Freud decía que "el sexo es lo único que nos separa de la muerte". Es un componente básico de la naturaleza humana que nos aporta seguridad, autoconfianza, y estamos más sanos, más alegres ... Cuando se vive sin sexo se vive con desespero, con angustia. Ya no podemos compartir nuestro cuerpo, nuestras sensaciones ... Es que no interesamos a otros o es que reprimimos nuestra sexualidad ... Cómo son nuestros cambios de humor? Vivimos al límite.

    ResponderEliminar
  3. Sólo el hecho de hacer terapia y poder hablar de todo lo que sufres, sería una gran ayuda para ti. Si deseas mantener tu matrimonio y volver a tener relaciones con ella, házlo cuanto antes. Será para ti un gran alivio, porque al ser una persona joven y no poder evitar la situación, estás acumulando angustia.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.