domingo, 11 de octubre de 2009

Sexo anal



Es una práctica que ofrece una variante más en las relaciones con la pareja, aunque no es una forma más de practicar la sexualidad, porque no se puede utilizar en cualquier contacto sexual. Sólo cuando hay confianza, es decir sexo seguro.

Esta vez el pene se introduce por vía anal lo que en la antigüedad se llamaba sodomía, aludiendo a una práctica contra natura, por no perseguir los fines de la reproducción. Ahora se considera un juego erótico o una variante sexual, y a pesar de ser una parte del juego sexual que los heterosexuales ya utilizan hace bastante tiempo, algunos textos nos hablan de que es poco corriente entre hombres y mujeres.

Otros la califican de asquerosa, poco higiénica, sin embargo en los pueblos primitivos era un acto común en los ritos de la pubertad y también cuando la mujer tenía la menstruación.

Es una práctica utilizada también por los heterosexuales, y el hombre se lo propone a menudo a la mujer, aunque está menos aceptada que el sexo bucogenital. Muchos hombres lo piden y sus mujeres unas asienten sin desearlo y otras disfrutan mucho con este contacto.

Los homosexuales practican el coito anal que vulgarmente se conoce como griego, aunque la felación es la práctica más frecuente entre ellos, y no es raro que el hombre pida esta caricia porque el ano como la vagina, tiene muchas terminaciones nerviosas y especialmente erógenas.

Cuando la penetración es anal hay que saber que el esfinter anal muchas veces ofrece resistencia, y lo que necesita es una buena relajación muscular. También una estimulación adecuada que se lleva a cabo con un lubricante (con base agua, para no dañar el preservativo) y con la ayuda de un dedo que asegurará la dilatación del ano.

El coito anal se llevará a la relación sexual con el consentimiento de la compañera, y si después de introducir el pene ella sintiera un dolor intenso o desagrado, su compañero se retirará. Tendrá que empezar con suavidad e ir penetrando poco a poco pero sin ser demasiado vigoroso.

Utilizar el preservativo porque el tejido del recto es muy fino, podría romperse y al sangrar daría entrada a enfermedades de trasmisión sexual (ETS), como el SIDA. Habrá que proteger la salud, y si se utilizan objetos ir con cuidado porque el ano podría succionarlos y nos puede poner en un apuro ...

Si después de la penetración anal se pasa a la vaginal o bucal, pueden pasar bacterias a la vagina o a la boca. Sería recomendable cambiar de preservativo, y si no se utiliza, lavarse cuidadosamente el pene, antes de volver a penetrar.

Foto : DESEO SEXUAL

2 comentarios:

  1. Nunca he probado esta forma de contacto sexual ... Pienso que es muy raro y que poca gente lo hace pero tengo curiosidad ... Me intriga y me apetece mucho. Si logro convencer a mi novia lo haremos.
    Gracias por tratar estos temas sobre los que todos tememos tantas dudas.
    Estaré al loro de estos artículos y me pasaré por la consulta.

    ResponderEliminar
  2. Es una opción y el que no pueda practicarlo con la pareja, que es la única posibilidad, haría bien en no hacerlo. La verdad es que hay otras muchas posibilidades porque la sexualidad es muy rica y con fantasías mucho más ...
    Si deseas venir a la consulta te espero.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.