lunes, 28 de diciembre de 2009

Para que una pareja se estabilice ...
















Al mismo tiempo que una persona elabora la maduración afectiva también elabora la maduración psico-social, y si ésta no se da, la pareja no puede estabilizarse.

Tienen que reunirse una serie de factores : que tengan una preparación profesional y un puesto de trabajo fijo que les aporte ingresos, para poder disponer de recursos suficientes, y tener las necesidades básicas cubiertas.

Y como en la sociedad actual hay dificultades para conseguir trabajo en un buen número de paises, con la inmadurez social se potencia la inmadurez afectiva, y la afectiva se enlaza con la social. Además en la sociedad moderna muchas personas no quieren ser adultas, prefieren no ser responsables porque tienen miedo a ser adultos ante la sociedad, y tampoco quieren dejar de ser niños, porque no quieren renunciar a todo aquello que les hizo gozar...

Actualmente se ven personas que han alcanzado los 40 años y no ejercen una profesión definida, ni tienen un trabajo estable. Y es que desde los primeros momentos de su vida y según su historia, aunque una persona se haya casado y tenga hijos, no es seguro que haya superado las distintas etapas de maduración. Por eso si no consiguen formar una pareja estable es porque temen perder su libertad o ser abandonados o no quieren responsabilizarse. Quizá tienen miedo a la intimidad o no quieren repetir el modelo de sus padres. Temen no ser correspondidos, es decir, dar más atenciones de las que reciben.

A veces puede ser que hayan perdido su objeto de amor, después de un divorcio, de una muerte o de un abandono, o no han elaborado el duelo como debieran. Entonces no quieren alejar el recuerdo, no quieren dejarlo porque es lo único que les queda del objeto amado. Es un recuerdo constante, y tardan mucho en formar pareja o será difícil que lo consiguan porque están fijados a algo que les daba placer.

La terapia será breve y consistirá en analizar los nudos y las características de personalidad de cada uno, que hacen difíciles las vinculaciones estables.

Foto : AMOR DE PAREJA

2 comentarios:

  1. Tengo 32 años y vivo con mis padres. Salgo con una chica mayor que yo y queremos estabilizar la relación pero a veces no parece posible, y cuando me lo planteo en serio, me da miedo ... No sé si me voy a sentir bien o qué pasará si tenemos hijos ... Estoy hecho un lío no sé que pensar. Ella me tranquiliza diciéndome que no me preocupe, que no será tan difícil, y sigue insistiendo porque quiere que vivamos juntos. No sé si será que no quiero perder mi libertad o que pienso que si ella me conoce más me podría abandonar. Por otra parte no quiero madurar me gusta seguir pensando que soy joven y que puedo relacionarme con otras chicas también. Sigue con el Blog es inmejorable, yo se lo recomiendo a todo el mundo. Cada artículo que leo me parece mejor que el anterior. Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
  2. Rafael quizá todavía no estés listo para compartir tu vida con una pareja. Hoy día en muchos países los hijos se independizan muy tarde, pasados los treinta años. Lo que ocurre es que el proceso de maduración afectiva no se ha completado y quizá tampoco la maduración social.
    Ahora que lo sabes no tengas prisa, eso sí cuando consideres que puedes tener tu propio hogar mudate. Los beneficios del cambio, que supone vivir con independencia y con la responsabilidad de tu propia vida, son incalculables. Si necesitas ayuda pídemela.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.