martes, 19 de enero de 2010

Cómo nos beneficiamos de la sexualidad










¿Qué sentimos después de una noche ... de una buena noche de sexo? Lo natural es amanecer con más alegría, con confianza en nosostros mismos, porque cuando sabemos vivir y disfrutar de la sexualidad, gozamos del sexo y nos gusta practicarlo. Aunque lo que a veces no se conoce son los grandes beneficios que aporta a nuestro organismo, a nuestra vida en pareja y a nuestra cotidianidad, vivir la sexualidad plena.

Y es que, cuando las relaciones sexuales son frecuentes nuestro cuerpo está más esbelto, más delgado, más bello y nuestro estado de ánimo es exultante. Todos los músculos de nuestro cuerpo están activos y desprendemos feromonas que afectan al comportamiento sexual y a la atracción por el sexo opuesto.

Un grupo de investigadores de California ha comprobado que la química hormonal que se activa durante la actividad sexual segrega sustancias que fortalecen las defensas. Así estamos más protegidos frente a las infecciones, y en épocas de frío ante la gripe y los catarros.

Vivir una sexualidad plena activa la circulación de la sangre, nos protege del infarto, podríamos quemar hasta 190 calorías, y es un buen antidepresivo. La sexualidad satisfactoria nos hace más cercanos, porque el contacto amoroso, la seducción, la confianza y la compañía son los mejores ingredientes para disfrutar de una salud integral.

Tenemos que saber que, por ejemplo, el dolor de cabeza es tensional, es nervioso y cuando lo padecemos, si mantenemos relaciones sexuales, los vasos sanguíneos cerebrales se relajan y el dolor podría desparecer. Eso sí para practicar bien el sexo hay que estar en forma porque el sexo nos obliga a mantenernos, a cuidarnos ... nos rejuvenece.

Y como la sexualidad es una actividad que nos debe durar toda la vida hay que vivir el placer sexual y la autosatisfacción ... Y si hay problemas en vuestras relaciones acudir a un sexólogo que os oriente hacia una vida sexual en la que podáis expresar emociones como el deseo, el afecto, la ternura, la intimidad, el placer, y en definitiva aprendais a manifestar el amor.

Foto : thenglytruthtailer

3 comentarios:

  1. Hola Ana soy Toñi tengo 39 años y ahora cuando leo este artículo tan precioso me parece que no soy de este mundo, porque para mí el sexo es una tortura, no sé desenvolverme en este terreno. Tengo un buen puesto de trabajo, niños ... pero en el ámbito sexual me duele la cabeza de tanto pensar. Mi marido trabaja mucho y cuando llega a casa quiere sexo. Se frena por los niños pero cuando llega la noche todos los días me lo pide. Yo no sé qué hacer y me angustio. Crees que tendría que pedir ayuda? Contéstame lo antes que puedas. Gracias por el Blog, es bellísimo tanto los textos como las fotografías. Te felicito.

    ResponderEliminar
  2. Creo que es una buena ayuda empezar a hacer terapia para contar con la posibilidad de una mejora en tus relaciones. Porque en estos momentos en tu vida sexual hay serios problemas y ya hasta te duele la cabeza y no sabes qué hacer.Es un conflicto cotidiano, diario, así que cuanto antes mejor. Llamame al 639555994. Hasta pronto

    ResponderEliminar
  3. Hola ana mira tengo un problema tengo 12 años de casada y ase 4 años mi esposo y yo no tenemos relasiones ya el tiene 33 y yo 47 y no sale otra no tiene y cuanndo lo proboco se voltea o no me toma en cuenta y cuando aveses parese k si abra algo se le quita las ganas su cosa se le vaja y no se que aser ya le digo vaya un medico y no mas se rie

    ResponderEliminar

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.