miércoles, 19 de mayo de 2010

Cuándo acudir a hacer terapia

















Cuando hay malestar, sufrimiento, se producen desencuentros y hay problemas sexuales. Cuando se tiene la necesidad de un afecto que no llega, y para compensar hay regalos. Cuando hay una gran insatisfacción y no hay entendimiento en la pareja. Cuando se detectan problemas de comunicación.

Los dos pueden tomar la decisión aunque muchas veces es el hombre quién la busca, se ocupa de pedir hora y se interesa por la situación. Una vez iniciada el contaco con el sexólogo la mujer suele ser una buena colaboradora y se compromente al cambio. Está dispuesta a escuchar al terapéuta y a tomar decisiones para dar la vuelta a la relación.

El hombre actual que es más femenino y le cuesta menos expresar los sentimientos, puede hablar también de sus emociones, reconocer sus errores, y si se crea un ambiente de confianza la relación se enriquece y se abre a nuevas expectativas. Los más reticentes se abren cuando se dan cuenta de que se pueden comunicar mejor, que no es como ellos pensaban o como vieron en su casa. La sociedad se está adaptando a nuevos modelos y está aprendiendo que los hombres pueden llorar, reir, cansarse, ocuparse del bebé ...

En terapia sexual hay un índice elevado de éxito. El tratamiento es muy gratificante sea individual o en pareja. Se soluciona sin sufrimiento y abre nuevas perspectivas, más atractivas en las relaciones íntimas. La motivación y los avances son verdaderos motores que permiten resolver los problemas y dar solución en general, en un plazo corto. Deja entrever nuevos senderos por donde puede transitar la vida íntima y excitante de la pareja.

Últimamente ha aumentado el número de parejas que piden ayuda profesional, porque acudir a terapia no es denigrante sino que dignifica reconocer que no podemos resolver algo que es humano y es el primer paso para encontrar la solución. Hacer terapia sexual cuanto antes, no esperar a tocar fondo, porque se puede reconstruir la relación llegar a pactos juntos o por separado, y no acabar por destruirla.

Foto : una pareja

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.