lunes, 16 de agosto de 2010

Terapia de las dificultades sexuales




¿Que te resulta difícil la convivencia y no sabes cómo manejar bien esas dificultades que surgen cada día? Cuando surgen los problemas comparas un episodio sexual que surgió, con otros que recuerdas y llegas a la conclusión de que no es satisfactoria y que ha creado un problema permanente. Y si haces estas comparaciones es que asumes el "rol del espectador" en los encuentros amorosos siguientes, te conviertes en un crítico, y te distancias de tu experiencia sexual.

Has pasado de participante a observador, intentas supervisarte para resolver el problema y si acostumbras a supervisar tan atentamente, entonces cada experiencia sexual es menos satisfactoria, porque está contaminada por el acto de observar. A veces hay un intento de resolver el problema hablándolo con la pareja, compartiendo tu decepción para que colabore en la solución, y al compromerse ella se convierte también en observadora y la relación sexual pierde su habitual espotaneidad.

Quizá ellos prueben varias cosas para resolver el problema y si no funciona, el resultado provoque más ansiedad y más preocupación por su relación. Los intentos iniciales para controlar el problema producen un cambio importante y la relación se vuelve menos espontánea. Y así el sexo cambia y deja de ser espontáneo, y en lugar de hacer el amor se convierte en una actividad dirigida a solucionar un problema.

Masters y Jhonson, ya en los años setenta del pasado siglo, describían los grandes intentos de la pareja para sustituir los esfuerzos conscientes por los encuentros espontáneos y hablaron sobre los problemas resultantes. Tanto ellos como el Mental Research Institute no recomiendan los intentos conscientes para resolver el problema. Les animan a abandonarlos porque pueden generar una hipervigilancia de su conducta sexual.

En terapia les ayudo a encontrar la manera de desconectar la actividad sexual en pareja y de interrumpir las conductas que tengan que ver con los intentos de solución. Le explico lo dañino que es asumir el rol del espectador y les animo a modificar los comportamientos orientados a la solución, lo que les ayudará a resolver el problema.

Foto : en casa

1 comentario:

  1. Hola qué hay Ana. No me gustaría tener que contar esto pero tengo que resolver este problema que se me escapa de las manos. Mi mujer toma precauciones ante todo, todo lo tiene controlado hasta a mí y tengo que andar con pies de plomo para dirigirme al pequeño porque ella dice a veces que soy agresivo. Estoy en un callejón sin salida, creo yo, y tengo que andar de puntillas con ella porque si no corta las relaciones sexuales. Todo tiene que ser como ella quiere. Cómo se puede resolver esto?
    Felicidades por el Blog, soy uno de tus seguidores.
    Espero que me puedas guiar.
    Hasta luego

    ResponderEliminar

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.