viernes, 19 de noviembre de 2010

Silencio emocional




Es como si hablarais dos idiomas diferentes y el resultado es el silencio. Es como si se tratase de alguien con el que no deseas relacionarte o es que tienes que poner distancia para que no se meta en tus asuntos ... lo que sería razonable.

Pero lo que llama la atención es que cuando dos personas se aman tanto como para compartir su vida, conviven y tienen proyectos de futuro ... ellos, que tienen que tomar decisiones, exponer sus opiniones, expresar sentimientos y compartir el día a día ... tengan esa enorme dificultad para comunicarse y lo que reine sea el silencio, el silencio emocional.

Quizá este sea el mayor problema que puede vivir una pareja, la incomunicación, que sería la causa de todos los demás y que es difícil de resolver por la falta de comunicación. Este es un círculo vicioso que conduce al fracaso. Esta incapacidad para el diálogo, para hablar de la intimidad, del sexo ... no es innata, es fruto de una deficiente educación, de la ausencia de educación sentimental.

A menudo no sabemos expresar nuestros mejores sentimientos, nuestro afecto o la calidad de nuestro cariño. Existe la tendencia a pensar que todo es genético, que somos así y eso no se puede modificar. Esto es un error, porque todos podemos enseñar y aprender otra forma de comunicarnos más afectiva, más amable. Entre nosotros aunque nos amemos pueden surgir roces, podemos cometer errores que pueden desencadenar sentimientos negativos hacia el otro. Expresarlos no es malo, lo malo es acumularlo y que un día explote de una forma descontrolada.

En terapia aprenderán que la solución no es el silencio sino poder hablar de una forma directa y clara, evitando los golpes bajos y expresando qué cosas te duelen del otro y qué cosas crees que es necesario cambiar. Comprender lo que dices y lo que se te pide cuando recibes una crítica, identificar el problema, lo que hay que hacer y lo que hay que evitar. No hacer oídos sordos, ser capaz de reconocer el esfuerzo del otro por comunicarse para que haya menos roces, para que todo vaya bien.

Foto : en la oscuridad

6 comentarios:

  1. Dra. Ana de Calle.
    Ante todo mis respetos. Quisiera comentarle que desde hace unas semanas para acà una amiga ha convertido su relaciòn de amistad conmigo en un intento de relaciòn de poder (manipulaciòn) sobre mì. Yo me le declare, ella me rechazò y me dijo que solo fueramos amigos. Yo no dije nada, deje de piropearla, de pasear con ella los fines de semana, de llamarla y estudie a fondo los secretos que intercambiamos al ser amigos confidentes. Descubrì que es una manipuladora y comenzò a serlo conmigo, ya ha aplicado conmigo la inducciòn de complejo de culpa, la inducciòn de sentimiento de verguenza, el enojo y hasta la tècnica de "pobrecita de mì". Todo le ha fallado al ya saber su interès en manipularme, pues, no le tengo confianza ni le creo nada. Finge y miente, es descarada e hipòcrita. Como estrategia rechace sus puntos al querer manipularme con culpa y con lo demàs he aplicado un silencio de piedra. Quiero que me deje de molestar por cansancio. Descubrì sus tecnicas manipuladoras conversando con psicòlogos, leyendo libros sobre el tema,observando su conducta y sus palabras. En los libros y artìculos de Internet explican tales tècnicas y ellas calza la perfecciòn. Creo que no se puede dialogar con una persona manipuladora porque ella va a usar la informaciòn para seguir manipulando. Lamento no compartir su punto de vista, aunque se lo respeto. Yo no voy a ser su amigo controlado que le sirva de pisòlogo gratis como confidente, me canse de eso. ¡Que estè bien!

    ResponderEliminar
  2. Se ve que tienes interés por desenvolverte mejor con ella. Aprovecha lo que tenga de bueno para ti y a ver cómo puedes manejar las situaciones. Te envío la dirección de un Post que te puede interesar. Léelo con atención: http://www.elsexoesvida.com/2009/05/el-tango-sado-masoquista-en-las.html
    Si te sientes angustiado empieza una terapia. Suerte!

    ResponderEliminar
  3. Se ve que tienes interés en la relación con ella. A ver cómo puedes manejar las situaciones para vivirlas mejor. Te envío la dirección de un Post que te conviene leer. Léelo con atención. Utiliza el buscador que verás debajo de mi foto. Se titula : ¿Bailas el tango sado-masoquista en tus relaciones de pareja? Es de Mayo de 2009.
    Si te sientes angustiado te recomiendo que empieces una terapia.
    Suerte!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Estimada Dra. Ana de Calle.
    Gracias por su respuesta. Me ha impresionado mucho que me haya dicho que aun siento interés por una relación con ella cuando precisamente he actuado para que se aleje de mí lo antes posible. Le agradezco el Post que me aconsejó leer y quisiera compartir con Ud. algunos breves comentarios: 1) Gracias por culturizarme, yo pensaba que el sadismo y el masoquismo se limitaba solo al plano sexual, pero me entristece que también opere en el plano emocional de las relaciones; 2) Me preocupa que el tango sado-masoquista sea un acuerdo inconsciente, pues, ello implica que no mismo no lo detecta, sin embargo, yo creé en mí la férrea convicción de no dejarme dominar por ella y que lo más saludable para mí emocionalmente es cortar esa relación con ella; 3) Me molesta que el poder desequilibrado también opere en la emocionalidad de las relaciones; 4)Si es un modelo aprendido me interesa corregir mi parte y no me preocupa la situación de ella; 5)Señala que el masoquista fuera menos vulnerable si conoce a su pareja y estoy de acuerdo, al analizar su comportamiento descubri su actuar manipulador y que el secreto para no caer en sus juegos es desarrollar profundamente el autoestima; 6) Comparto su exhortación al masoquista de que debe cambiar y de que su decisión está en sus manos; 7) He sido paciente al enfrentar sus tecnicas manipuladoras, he aprendido a valorarme y quererme más y percibo un cambio que ha sido mi aumento del autoestima y no tener un apego hacia ella. Esta características según el post son del masoquista y si es así estoy más convencido de lo importante de un cambio que será posible rompiendo todo contacto con ella y fortaleciendo aun más mi amor a mí mismo; 8) Me inmunice a buscar la aprobación de ella y voluntariamente he aumentado mi autoestima; 9)Tengo plena fe en estos cambios y reconozco que ser católico me ha ayudado mucho a pensar las cosas.
    Pero ahora tengo dos interrogantes: 1)El tema de la manipulación emocional me ha cautivado como objeto de estudio pero al mismo tiempo desteto a las personas manipuladoras ¿Hay contradicción? Quisiera ser un experto conocedor de la manipulación e identificador manipuladores (as) y 2)¿Cómo liberarme de un (a) manipulador (a) conociendo sus técnicas y desarrollando una fuerte autoestima sin terminar volviéndome yo también un manipulador?
    Dra. el post que me aconsejó leer me ha dado una nueva visión del asunto. Muchas gracias.
    No me siento aguntiado, de todos modos gracias por la sugerencia.
    José Alberto.

    ResponderEliminar
  5. Estimada Dra. Ana de Calles. Ante todo gracias por su respuesta. Me ha sorprendido su comentarios de que aun me interesa una relación con ella cuando precisamente he desarrollado comportamientos dirigidos a que se aleje de mí lo antes posible. La he ignorado, aplicado indiferencia y tratado con un matador silencio sin expresiones emotivas. Leí el Post que me sugirió y me resultó muy intresante. Algunos puntos brevísismos: 1) Me culturizó, pensaba que el sado-masoquismo solo se daba en el plano sexual, pero veo que es peor. 2) Lamento que ese tango se dé de modo inconsciente y es allí cuando la terapia es útil. 3)Detesto todo desequilibrio de poder en cualquier plano o nivel. 4)Si es un modelo aprendido me interesa superar mi parte y no me importa la situación de ella. 5)He aumentado mi autoestima, eso me ha ayudado a hacer esta lucha emocional y me ha parecido un cambio maravilloso, además del apoyo del Señor. Ella se ha alejado últimamente y no me duele. Gracias por aconsejarme el Post.
    José Alberto.

    ResponderEliminar
  6. Si quieres puedes leer "El desapego por la pareja" Este Post es de Enero de 2010.
    Un saludo

    ResponderEliminar

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.