domingo, 23 de enero de 2011

Mi marido eyacula rápido







A veces las mujeres cuando han disfrutado del juego erótico y de la estimulación del clítoris no le dan importancia al coito rápido y les fascina la idea de haber excitado tan intensamente a su amante que ha perdido el control. Si esto sucede alguna vez ...

Pero la mayoría de las mujeres ansían sentir el pene rígido de su compañero
cuando lo introduce profundamente en su vagina
para tener sus orgasmos durante el coito. Y algunas mujeres que son una minoría, les resulta difícil llegar al orgasmo si no es con el coito.

Claro estas mujeres se sienten decepcionadas si la duración de la penetración es muy breve. Sienten frustración durante el coito porque la compañera de un eyaculador precoz cuando podría empezar a sentir, cuando empieza a moverse, a él se le desencadena el orgasmo.

En ocasiones hay mujeres que se sienten tan decepcionadas que no pueden evitar decirle que es un desconsiderado, sin embargo a él
le gustaría acompañarla, no dejarla sola con esa sensación de algo no resuelto en el cuerpo! Y es que ella está tensa y hostil cuando le habla de su egoísmo y le dice que sólo piensa en él y que no la espera.

Él observa desde hace tiempo que cuando le pide ir a la cama se hace la remolona, aunque le apetezca tener sexo, porque no quiere ir a parar dónde siempre ... eso que le ocurre ... que cuando ella se anima él sale escopeteado y la deja caliente y con el orgasmo atascado. Además a algunos, enseguida les entra un sueño pesado, se duermen y no se vuelven a ocupar de ella.

Entonces es fácil que ella la emprenda y le haga sentir su inutilidad como amante. El malestar entre los dos es evidente y las fricciones se suceden. El eyaculador precoz intenta resistirse a su rápida eyaculación pero no lo consigue. A veces se separa del cuerpo de su amante para no sentirla durante los juegos previos, pero es inútil. Sólo consiguen entorpecer la relación sexual, perder la fluidez y mecanizarla.

Muchos de estos hombres no permiten que la mujer los toque, lo que merma la experiencia, y si el hombre se pone a la defensiva y se siente culpable de su eyaculación precoz puede evitar las relaciones sexuales con su mujer y hasta puede apartarse de ella emocionalmente. Si esto ocurre la mujer se sentirá desatendida, rechazada sobre todo si ella le ama.

Muchas veces estas parejas suelen tardar mucho en pedir ayuda y la mujer suele estar muy enfadada con el marido porque ha eludido buscar ayuda. Estos malentendidos causan sufrimientos que socavan la relación de la pareja, aunque todavía se quieran y se preocupen por el otro.

Esto es una amenaza para el hombre que tiene que enfrentarse a una incapacidad sexual grave, y lo apurado que se sentirá al buscar un terapéuta y tener que hacer esa difícil llamada telefónica. Aunque ha de saber que es improbable que su problema se resuelva solo.

El hombre debe darse cuenta del daño que su falta de control sigue causado a su autoestima, a su sexualidad y a las relaciones románticas con su pareja que irán empeorando con el paso del tiempo. Esta costumbre te hace sentirte atrapado,
por eso no esperes demasiado, empieza cuanto antes!

Es un patrón de comportamiento que no suele corregirse espontáneamente. El método que utilizo en terapia sexual consiste en aumentar sistemáticamente la percepción de la sensaciones sexuales y que aprendan a intercambiar el masaje sensorial, lo que consigue un elevado número de éxitos.

La terapia sexual combina ejercicios sexuales que lleva a cabo la pareja o el paciente a solas en su dormitorio, con las sesiones de terapia con el sexólogo que cumplen distintas "funciones de refuerzo"

Foto : chica-cama

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.