sábado, 19 de marzo de 2011

El varón que envejece en el siglo XXI












Una de las razones del efecto traumático del hipogonadismo, que así se llama, y que afecta a algunos varones, es la certeza de que inevitablemente van a envejecer con todas las manifestaciones desagradables como es perder facultades físicas, mentales y de la salud. Desde hace años muchos estudios certifican que la produción de testosterona total en el varón va descendiendo a medida que envejece, pasados los cincuenta años.


Es lo que se ha llamado andropausia por la comparación con el proceso femenino la menopausia, aunque existen grandes diferencias en la forma de envejecer de los hombres y de las mujeres. Es cierto que en el varón a partir de la cincuentena se observan estados de ansiedad, insomnio, está más irritable, suda en exceso e incluso los sofocos nos recuerdan la menopausia de las mujeres. Aunque las diferencias que existen entre uno y otro sexo son importantes. Es un proceso lento.


Los síntomas del hipogonadismo a partir de los cincuenta despiertan cada día mayor interés tanto por los varones y la sociedad como por los especialistas, para que no sea sólo el cuidado físico, sino el mental y el emocional para hacer frente al envejecimiento de forma plena. Lo clásico es que el varón sea más vigoroso y más sufrido que la mujer pero si se ha descuidado, y no se hace revisiones periódicas y cuida más de su coche que de su salud ...

Por eso vemos que su salud a veces, es más frágil que la de las mujeres y su esperanza de vida es menor, aunque esto está cambiando. Y es que los varones en nuestro mundo occidental tan privilegiado, quieren informarse sobre temas de salud, aceptan los tratamientos y las indicaciones del terapéuta. Siguen los consejos de salud porque en la actualidad se tiende    a desear permanecer jóvenes.


Los cambios tienen que ver con la disminución de la actividad intelectual, la pérdida de memoria, que produce depresión y ansiedad. El varón se puede volver irritable y casi agresivo o notarse falto de energía. Aumenta la grasa abdominal y de las mamas. Disminuye la masa corporal. Tiene problemas circulatorios, puede subirle el colesterol y si es así, tendrá que cuidar su corazón.


Los síntomas sexuales aparecen como la disminución de la libido, o deseo sexual, la disfunción eréctil. Y se necesitan más estímulos para conseguir la respuesta sexual adecuada, es decir la erección. Además ante estos cambios psicológicos y sociales hay muchos factores que influyen negativamente en los varones que envejecen, tanto en el desarrollo de la actividad social como sexual.

Tendrán que seguir algunos cuidados de salud para envejecer bien

* Como alimentarse con moderación y con alimentos bajos en calorías. Tomar verduras y frutas. Pescados y cereales integrales.

* Beber agua con regularidad, porque disminuye la cantidad de agua en el organismo.

* Eliminar las sustancias tóxicas como el tabaco.

* Hacer ejercicio físico diario, pero sin excesos.

* Dormir ocho horas más o menos.

* Desarrollar actividades sociales alegres y constructivas. Utilizar el sentido del humor y comunicarse con cordialidad y optimismo.

* Tener una actividad intelectual continuada.

* Utilizar la sustitución hormonal, es decir la testosterona, si es necesaria.

* Y tener a mano una asistencia sanitaria eficaz y eficiente.


Y saber que el hipogonadismo está relacionado con el envejecimiento y puede afectar considerablemente a la calidad de vida y su tratamiento y su terapia sexual mejorarían la vida de gran cantidad de varones, e incluso en las últimas investigaciones la medicación hormonal sustitutiva con testosterrona ayudaría a mejorar la calidad de vida de los varones con enfermedad de Alzheimer.

Foto: pensando

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.