miércoles, 18 de mayo de 2011

La importancia de los ejercicios de Kegel








Fué Arnold Kegel el que primero nos describió estos ejercicios que él utilizaba para poner solución a los problemas de incontinencia urinaria que le planteaban sus pacientes. Estos ejercicios se pueden practicar en cualquier momento y en cualquier sitio y además son sencillos de aprender.

Este es además un buen entrenamiento para llegar al orgasmo y ayuda a contraer y relajar el músculo pubococígeo -PC- en la pelvis. Existen distintas formas de hacer los ejercicios de Kegel y se trata en todas de contraer y relajar el músculo pubococígeo -PC-, conocido también como el músculo del suelo pélvico, repetidas veces para incrementar su resistencia y su fuerza. El músculo PC es el músculo más importante del suelo de la pélvis y tiene una conexión nerviosa que llega al nervio pélvico y se ramifica y conecta con la vegiga y el útero.

Para reconocer el músculo del perineo se puede detener la micción haciendo pausas y si puedes hacerlo, poco a poco aunque sea parcialmente, es que habrás localizado los músculos que te servirán para ejercitar los ejercicios de Kegel. Para eso, en los momentos de la micción, siéntate y abre las piernas, haz una pausa e intenta detener la orina luego dejala fluir sin mover las piernas.

Si lo haces sin esfuerzo es que tus músculos pélvicos están fuertes, pero primero prueba únicamente a reconocer esos músculos, también puedes introducir un dedo limpio en la vagina e intentar apretarlo y si puedes notar movimiento vaginal es que lo has localizado. Repítelo empezando por 50 veces al día hasta unas 300 al día y poco a poco notarás que tu musculatura está más tonificada.

Ya una vez localizados los músculos puedes empezar con los ejercicios de Kegel cuando quieras porque no se notará que los estás haciendo. Y puedes hacerlos de pie, tumbada, sentada. Si los músculos están muy débiles puede que no notes que se contraen pero en unos días, si los haces con regularidad, es decir todos los días, empezarás a notarlo.

Estos músculos se debilitan con la edad y la falta de relaciones sexuales por eso hay personas que padecen incontinencia urinaria ya que los músculos PC están encargados de contraer la orina. Si después de ejercitarlos notas que te duelen las lumbares o la espalda quizá estás apretando los abdominales, los glúeos o la espalda. Relájate e intenta contraer sólo los músculos del suelo pélvico. Y si quieres puedes practicarlos durante el coito cuando empiezes con la penetración, sobre todo si estás encima, para que puedas medir mejor tus movimientos.

La musculatura del suelo pélvico y sobre todo el músculo PC que es el músculo sexual por excelencia, cuando se fortalece es más fácil tener orgasmos. Y es que cuando este músculo se fortalece aumenta el flujo de sangre hacia la vagina y el perineo, lo que incrementa la energía sexual y la lubricación.

También el hombre puede beneficiarse ejercitando el suelo pélvico y sobre todo haciendo los ejercicios de Kegel, porque las erecciones pueden ser más frecuentes y aprenderá a controlar mejor la eyaculación precoz.

Foto de la músculatura del suelo pélvico

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.