viernes, 9 de septiembre de 2011

Pornografía









A menudo pensamos que la mayoría de los que se excitan con vídeos porno son personas solitarias que reprimen su sexualidad y su vida amorosa, pero no siempre es cierto. ¡Te equivocas! Es un cliché que nos hace enemigos del placer, y de hecho hay muchas personas que viven una vida sexual intensa y sincera y disfrutan de las películas eróticas.

Y lo hacen por distintas razones, para estimularse, para renovarse con nuevas ideas, para extraer material para sus fantasías o quizá ... para aprender algo nuevo. Es así porque en los últimos años la pornografía se ha rescatado del cubo de la basura, ha aumentado su aceptación y hay más adeptos al porno. Y también las mujeres que cada vez en mayor número confiesan que les gusta utilizar la literatura, las fotos y las películas eróticas para estimularse sexualmente. Cuando lo hacen por primera vez se sorprenden con las escenas que más las han excitado.

Y es que durante mucho tiempo se afirmó que las mujeres no reaccionan ante estos estímulos visuales, porque claro, a las damas decentes no les gustan esas cochinadas ... El uso consagró esa imagen patriarcal. Esa imagen que desexualiza, en gran medida, a las mujeres.
No, las mujeres no son criaturas pánfilas ... y se pueden excitar a través de lo visual. ¿Por qué no van a sentir el efecto ante el cuerpo desnudo de un hombre? ¿O ante la excitación de una mujer apasionada, o por qué no pueden excitarse observando los juegos sexuales de otros?

Porque "la pornografía es una forma de artística que nos permite acceder sin trabas a la fantasía humana" dice Camille Paglia, famosa autora de culto norteamericana y crítica cultural.

Desde luego depende de la escenificación porque toda obra de arte ya sea literatura, poesía, pintura, fotografía o película que contenga elementos relativos a la sexualidad puede ser erótica. Para contrastar, la pornografía es más fuerte, más directa y se confecciona con el propósito de provocar sensaciones sexuales. Eso sí como cada cuál es diferente lo que para unos es erótico, para otros es obsceno y lo rechazan, otros lo encuentran aburrido.

Hay que aceptar que la mercancía no es de buena calidad, por eso a la mayoría no nos conmueve y nadie se deleita con ese cine porno. Y muchas mujeres nos quejamos de lo necesario que es un buen guión, una buena dirección de cámara, una estimulación orientada al placer femenino ... y la elección de hombres guapos y juegos sexuales más variados.


Lo que sí es cierto es que el buen cine erótico como : "El cartero siempre llama dos veces" es, como el pornográfico una forma artística y sin trabas de representar los juegos sexuales. Estos films tratan de personas como nosotros que mantienen conversaciones inteligentes y crean lentamente la tensión sexual necesaria para llegar al orgasmo, que simultáneamente estamos viendo en la pantalla.

Nosotros pensamos que las películas porno no son documentales como las policíacas o las de amor, necesitan casi siempre un guión y su única finalidad es entretener y estimular.

Foto : "El cartero siempre llama dos veces"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.