lunes, 6 de febrero de 2012

Cómo se respira durante el orgasmo







Un poco antes de llegar al orgasmo la mujer está muy atenta a lo que está ocurriendo en sus genitales, y espera con ansiedad que se produzca ese temblor mientras se evade por completo de todo lo que sucede alrededor. Todavía su respiración es superficial y se centra en el tórax, a veces con control para dar a la excitación mayor intensidad.

Aunque esta respiración para algunas supone una pérdida de energía y de placer sexual. Sólo los orientales recomiendan otro tipo de respiración porque juega un papel importante en el orgasmo, y puede ser tres veces más intenso si se respira profundamente desde el vientre en lugar de utilizar la respiración torácica. Esta es una respiración que yo enseño a mis pacientes para que ellos y ellas aprendan a estar relajados durante la excitación. Por eso acudir a un sexólogo puede ayudar a alcanzar el orgasmo con control para ellos, y con más facilidad para ellas, en todas las relaciones.

Porque si la mujer está tensa durante el orgasmo, podría evitarlo si respira profundamente, porque si no el orgasmo se limita a la zona pélvica, mientras que un orgasmo relajado fluye, y con la respiración correcta lo siente en todo el cuerpo. Para eso hay que imaginar que el cuerpo, por detrás de la columna vertebral, lo recorre una caña de bambú que asciende desde la pelvis hasta la coronilla. Es como una flauta interna, que recorre los campos energéticos centrales y hay que hacerla sonar.

Claro funciona gracias a la imaginación, y se trata de imaginar que con cada inspiración acumulas oxígeno en la pelvis y lo vas subiendo poco a poco hacia arriba para transportar las sensaciones hacia arriba y hacer de tu orgasmo una experiencia envolvente. Y es que amamos con tanta intensidad como respiramos. Nos faltan los aplausos ... Esto sólo se entiende si lo has practicado durante una temporada con tu respiración, y has comprobado que el sexo efectivamente se transforma.

Sabemos que la experiencia subjetiva del orgasmo, según Masters y Jhonson se divide en tres estadios : muhas mujeres una vez excitadas sexualmente perciben una pausa con intensas sensaciones en la zona pélvica, luego notan un calor que invade la pelvis y se extiende por todo el cuerpo, y en el tercer estadio la vagina se contrae y sienten palpitaciones en la zona vaginal y en la pelvis. Ya cuando se rompe la tensión la experiencia es incomparable y única. Entonces es difícil encontrar palabras para describir tal experiencia ...

Foto : biofilia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.