jueves, 24 de mayo de 2012

Reacciones ante el vaginismo










Los genitales de una mujer con vaginismo son normales anatómicamente, pero en el momento de la penetración el orificio de la vagina se cierra de golpe, lo que hace imposible el coito. Incluso la exploración vaginal se hace con anestesia. Por eso es la causa más común de marimonios no consumados, aunque lleven muchos años de convivencia.

¿Qué es el vaginismo? Es un espasmo involuntario de la musculatura de la vagina, porque en la entrada vaginal se produce una contracción del esfínter de la vagina y ocurre siempre que se intenta penetrar con un objeto ... Y además de este espasmo, las mujeres con vaginismo suelen tener fobia al coito y a la penetración en la vagina. Y si se produce un intento la evitación fóbica hace los encuentros desagradables y dolorosos.

A veces antes del vaginismo ya existía fobia a la penetración, y en ocasiones está asociado a una inhibición sexual general o a la inhibición del orgasmo. Sin embargo pueden llegar al orgasmo con la estimulación del clítoris, gozar de los juegos sexuales y buscar el contacto erótico si no conduce al coito. El vaginismo no es un trastorno que se dé con frecuencia.

Como este es un trastorno que excluye la penetración rara vez se tolera y las mujeres no se resignan ante esta situación. Suele producir un efecto psicológico devastador no solamente en la mujer sino también en el hombre, y ella se ve ante el dilema de, por un lado necesitar la ayuda de un sexólogo y por otro temer una posible curación.

Aparte de los esfuerzos para penetrar del compañero, ella puede sentir dolor físico, sentirse atemorizada, humillada e incluso frustrada con estos intentos, y tener sentimientos de inadecuación y sobre todo si son jóvenes. Además pueden temer el abandono de sus parejas movidos por estas experiencias. Por todo ello no es raro que con el paso del tiempo tiendan a evitar estos sentimientos tan dolorosos, evitando el contacto sexual.

Y es que cualquier intento de penetración vaginal produce una intensa ansiedad, se producen tensiones y rabia. Sentimientos que sólo desaparecen cuando se aleja el peligro de la penetración. Esto refuerza la conducta de evitación, lo que le sirve para mantener el síntoma, el "vaginismo" Este es uno de los mayores obstáculos del tratamiento.

Pero ¿cuáles son las reacciones del hombre? Ante la disfunción de su mujer reaccionan de maneras diferentes, depende de la vulnerabilidad psicológica y sexual de él. Puede sentir una cierta frustración ante las dificultades para penetrar y puede sentir la disfunción como un fuerte rechazo. En ocasiones su funcionamiento sexual no está afectado porque se refugian en los juegos previos, y sólo ante el deseo de tener hijos reaccionan, aunque hay hombres que desarrollan una disfunción eréctil como respuesta al trastorno de su mujer.

Las causas del vaginismo tienen que ver con una respuesta condicionada en la que asocian el dolor o el temor en los intentos, o fantasías de la mujer ante la penetración vaginal. El estímulo que desencadena este trastorno puede ser un dolor físico o psicológico. Y este reflejo condicionado asociado al dolor puede seguir existiendo o incluso haber desaparecido. Pero la mujer puede seguir anclada ahí ... Necesita la ayuda de un profesional, de un sexólogo, porque siguiendo un tratamiento lograrán superar la fobia a la penetración que es la acusa del vaginismo.

Foto : pareja

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.