lunes, 25 de junio de 2012

Si pierdes el interés enseguida por la pareja ...



Cuando pierdes enseguida el interés por tu pareja, planteas una situación de alerta. ¿Te ocurre en todas las relaciones? Si es así te es difícil mantener una relación afectiva y duradera ... Quizá pones excusas para no comprometerte y tienes miedo a que la pareja se estabilice. Te puedes apoyar inconscientemente en un malentendido, para no superar esa etapa y rechazar esos encuentros, por miedo a perder la libertad ... la independencia. Entonces cada malentendido se convierte en un aliciente para salir corriendo.

Esto no les pasa sólo a los hombres también las mujeres tienen miedo al compromiso, y se da en todos los ámbitos sociales. Está relacionado con la falta de cariño y con la inestabilidad emocional que se vivió durante la infancia. También influyen las relaciones difíciles que se vivieron antes, lo que les condiciona, y empiezan a establecer relaciones superficiales. 

La falta de deseo puede condicionar también y mucho, las relaciones con la pareja. Y a pesar de ser muy frecuente son pocas las personas que acuden a la consulta de un profesional para buscar solución. Muchas personas piensan que esta disfunción sexual no tiene solución, sin embargo la experiencia clínica nos dice que este problema tiene solución si se ponen en manos de un profesional, de un sexólogo. Y si lo dejan pasar o se ocultan pueden crear costumbres que en la convivencia diaria, lleven a la desaparición total de las relaciones sexuales.

Piensan "ya pasará" y más adelante volverá el deseo, y así pasan días, semanas y meses y el problema no se resuelve, al contrario va a más hasta conseguir el distanciamiento o la ruptura con la pareja.

En la mayoría de los casos la inhibición del deseo sexual es de origen psicosocial, y han influido trastornos de la excitación, dolor en las relaciones sexuales o al alcanzar el orgasmo, lo que suele acabar con la falta de deseo sexual. Y si tienes dolor y sufres durante la penetración, o si te frustras porque no puedes llegar al orgasmo, acabas por no desear las relaciones ... y  pierdes las ganas. También si sufres de estrés los problemas sexuales son comunes y también la falta de deseo sexual.

Cuando hay discusiones o peleas, o poco interés de uno hacia el otro, o malos tratos o el resentimiento diario hacia el otro no se crea el ambiente erótico necesario. Claro si la relación cotidiana es mala el sexo se contamina, por eso es necesario encontrar los problemas de fondo y volver a establecer la comunicación con el compañer@.

Y si llega la monotonía puede acabar con vuestro deseo sexual, si no os dáis cuenta de que ahí está la rutina, y la falta de deseo sexual lo está indicando

Y cuando el sexo no satisface y la mujer no llega al orgasmo o el hombre eyacula rápido, aparece la falta de deseo para encubrir el verdadero problema. O si hay fallos en la penetración se van distanciando los encuentros, se enfría el deseo y se asocia desde entonces a ese momento.

La terapia psicosexual con un sexólogo es una gran ayuda para cambiar los conceptos negativos que se tienen de sí mismo y elevar la autoestima, para obtener mejoras no sólo a nivel sexual, y para mirar hacia adelante y mejorar todos los aspectos de la vida.

Foto : mirándose

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.