lunes, 13 de agosto de 2012

Somos responsables de nuestra sexualidad


















A menudo las mujeres que me escriben se sienten con la necesidad de enfrentarse al modelo sexual aprendido, a ese comportamiento que ya no les da satisfacciones. Desean liberarse de antiguos cánones y crear situaciones nuevas ... Algunas crean nuevas situaciones con distintos tipos de relaciones, con varias formas de relacionarse, y me dejado guiar por las que a ellas les daba más morbo ...

Deciden crear situaciones de riesgo o transgreden normas sociales en su vida privada y se abandonan a sus impulsos, hasta ahora extraños para ellas, como la que aún guarda su virginidad para un amor especial y luego termina por perderla con un desconocido ... Y algunas se sorprenden cuando se dejan llevar por su imaginación que les excita, cuando en el mundo real les repugna. Desean aceptar sus contradiciones, para resolver los bloqueos y poder responder a los estímulos eróticos, o poder excitarse sin sentirse culpables ...

Los sexólogos sabemos que para el hombre el pensamiento que puede estimular las ganas de sexo puede ser, ver las nalgas de una mujer ... Para nosotras casi siempre suelen ser situacionales, y muchas mujeres asocian esos momentos fuertemente excitantes con el sexo más romántico, aunque suelen ser las menos ...

Una población más numerosa de hombres y mujeres, aún no han alcanzado la deshinibición suficiente para expresarse sexualmente, y acceder al cuerpo a cuerpo con la pareja. Y cuando el tiempo pasa, las relaciones se deterioran cada vez más, y como resultado muchas veces la falta de deseo se añade a la inhibición del deseo sexual...

El interés que me impulsa a continuar escribiendo, sí es averiguar qué os excita, aunque mi mayor deseo es alentar a mis lector@s para que puedan descubrir qué les excita de ellos mismos, porque cada uno es responsable de su propia sexualidad, y de cómo disfruta ... o no, de ella. También quiero animar al lector a comtemplar el sexo como algo básico en la comunicación con la pareja y con la sociedad, y como una vía de crecimiento personal. Para que vivan la Terapia sexual relajados y dispuestos a aliviar sus tensiones y el aburrimiento, o a explorar su sexualidad.

Foto : Adán y Eva

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.