domingo, 14 de octubre de 2012

El hombre y sus problemas sexuales

Muchas veces es el hombre quién inicia a la mujer en la vida sexual y el que la lleva al mundo del placer. Entonces él le trasmite su experiencia en el campo de la sexualidad, pero ¿al hombre quién le enseña? Es un problema complejo que tiene consecuencias, y si el hombre tiene problemas sexuales, su identidad como hombre, su rol en la relación con su mujer y en la sociedad se ven afectados.

Su anatomía por tener sus órganos sexuales a la vista y al tacto le harán ser muy dependiente de la atención hacia su pene y a su capacidad eréctil, al volumen de su semen, a la duración del coito, número de eyaculaciones ... y valora siempre el cuánto no el cómo

Y la mujer al prestar atención a sus órganos genitales que son más que nada internos no focaliza su atención tanto entre sus piernas sino en la totalidad de la piel. Y mientras que el hombre detecta con facilidad sus problemas no sucede lo mismo con ellas.

Él observa a través de sus ereccciones la certeza visible y palpable de que está excitado y disponible para las relaciones sexuales, y si está débil y frágil se sentirá vulnerable a las situaciones traumáticas ... La sociedad asigna al varón el rol de fortaleza, actividad y agresividad, a la vez que rechaza la debilidad y muestra mucha reserva en la expresión de los afectos. Actualmente las cosas están cambiando, los hombres tienen menos testosterona son más expresivos y no sólo expresan la cólera, algunos se permiten expresar sus sentimientos.

Ahora quiero referirme a la aparición de la exigencia, de la culpa y de un profundo malestar ante los fallos de su vida sexual que son opuestos. Aparecen las quejas y ella es lenta pero él ... Se siente incómodo o asustado por la demanda de su mujer lo que intenta evadir con la ternura que expresa en la fase posterior a la eyaculación.

El varón se excita sexualmente y eyacula puntualmente, pero hay mujeres que no siempre consiguen llegar al orgasmo, en algunas relaciones sí, y si lo dejan pueden llegar a la anorgasmia o a un pequeño orgasmo imperceptible a los ojos del hombre. Él suele desear y excitarse con más frecuencia, su compañera necesita ser seducida, estimulada ... para disfrutar del sexo.

Hoy en día las consultas de sexología por disfunciones sexuales, son tanto de hombres como de mujeres en cualquier parte del mundo. La falta de deseo sexual en ambos, los problemas de erección, la eyaculación rápida en ellos, o las dificultades para llegar al orgasmo, el vaginismo o el dolor en el coito en ellas, son las quejas de jóvenes y de personas mayores ...

Son pocas las dudas sobre causas orgánicas que determinan problemas sexuales tanto neurológicos como hormonales y cuanto más orgánico más psicosexual es. Hoy no existen los problemas sexuales orgánicos o psicológicos son problemas psico-sexuales y cuando se detectan, hay que acudir a un profesional, a un sexólogo que ayude a disminuir la ansiedad y el descontrol, los sentimientos de rabia e impotencia que forman parte de la conducta habitual y que se han repetido desde la adolescencia. 

Foto : juntos 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.