sábado, 23 de marzo de 2013

La erección no deseada : el priapismo

























¿Qué es? Es una erección prologada y dolorosa del pene en la que no acompaña el deseo sexual. Después finalizar el acto sexual el pene continúa en erección, está firme pero el glande está blando. Cuando empieza la excitación el pene se va llenando de sangre como en la erección normal, la sangre se estanca y la erección no cesa, como es común después de la actividad sexual.

A veces se debe a algún desorden de la médula espinal, una inflamación de la uretra o leucemia. El priapismo primario es el más corriente, no se saben las causas que lo provocan, se cree que es una erección prolongada que continua después de acabar la estimulación sexual. El secundario puede deberse a estados nerviosos o mecánicos, en los que hay una alteración de los mecanismos de la erección, como en los trastornos psíquicos, traumatismos, enfermedades nerviosas o el uso de medicamentos como los corticoides, o el consumo de alcohol.

Este trastorno puede presentarse a cualquier edad desde el niño hasta el anciano. Y en la infancia predominan las causas secundarias y en la edad adulta las primarias. Ya hemos visto que la erección se produce por el aumento del flujo sanguíneo, y si la sangre no sale fuera se estanca en las estructuras del pene. En el proceso normal finalizada la actividad sexual la sangre se evacua hacia la circulación general. Si algo altera este mecanismo normal se produce el priapismo.

El priapismo en los casos más agudos produce agotamiento y dolor, en ocasiones se retiene la orina y puede producir fiebre. Es habitual, y como el dolor es muy intenso, acudir a las consultas de los servicios de urgencia. Para tratar el priapismo descongestionan el pene para aliviar el dolor y evitar las secuelas de una disfunción eréctil. 

Asimismo se utiliza el masaje prostático intenso, colocar bolsas de hielo, vendas que comprimen, administrar analgésicos, estrógenos ... Últimamente se ha probado a inyectar sustancias vasoconstrictoras en el pene. Y si la erección se produce con dolor y no desaparece, necesitas la ayuda de un médico, para que sigas un tratamiento que te haga tener otra vez erecciones normales.

Foto : de cabeza

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.