lunes, 23 de septiembre de 2013

¿Compartes tus descubrimientos sexuales?

Quizás hasta ahora tu pareja ha participado indirectamente en tus descubrimientosen tus sentimientos ... Está ajeno a las prácticas sexuales que vienes haciendo, sin embargo su participación es importante. Mientras ... aprendes a darte un nivel muy elevado de excitación sexual. Y sigues con tus sesiones de masturbación para aprender qué es lo que más te gusta y lo que mantiene tu excitación sexual. Hay mujeres que experimentan su primer orgasmo con la pareja, como podría pasarte a ti. 

¿Qué sientes si te masturbas delante de tu pareja? ¿Te parece raro o te incomoda? ¿Te da vergüenza por ese tabú aprendido que nos impide hacer algo sexual delante de otra persona? El hombre es más capaz de hacerlo, a la mujer le cuesta más y algunas no lo consiguen, y les preocupa qué pensará su compañero de ese nuevo aspecto de ellas, sobre todo si las experiencias que habéis compartido han sido insatisfactorias.

Lo más importante es que las experiencias sexuales que compartáis sean porque os déis apoyo y comprensión, sin críticas ni presiones. Podéis plantearos cómo véis ambos la masturbación ... ¿La véis como un recurso de emergencia cuando uno de los dos viaja o está enfermo? Por ahora la única que sabe proporcionarse la estimulación necesaria eres tú, y tu eres la que mejor puede enseñarle lo que te da placer.

Sí al principio puede ser difícil pero la experiencia en consulta me ha mostrado cómo las parejas crecen sexual y emocionalmente a partir de ese momento ... Y cuando hablo de las parejas que vienen a Terapia Sexual observo que su preocupación se centra en varios temas frecuentes y les sugiero que hablen sobre ellos intentando intercambiar sentimientos, emociones ...

Si eres mujer ¿qué significado tiene para ti tocarte o darte placer mientras tu compañero te observa? ¿Esa idea te agrada, te asusta, te excita, te causa inseguridad o tienes curiosidad? ¿Qué interés tiene la reacción de él ante ti en esta situación nueva? Si esperas críticas de tu compañero habla con él. ¿Qué temes que él pueda decir? 

Esto puede plantear un conflicto con los valores sexuales aprendidos mientras crecías, porque en muchos hogares la masturbación no es una expresión aceptable de la sexualidad. Se hace de manera furtiva lo que puede producir la sensación de que te van a "pillar" Para evitar estos sentimientos hay formas y con el apoyo del sexólogo, ella puede repetir los intentos para valorar una nueva forma de relacionarse.

Además puede ser incómodo si no se espera que la pareja se masturbe, y hay hombres que les afecta a su autoestima porque se consideran suficientes para estimular a su mujer y comparan la masturbación con el coito. Y se creen que la masturbación es dañina porque agota el deseo sexual y se pierde el interés por la relación sexual con la pareja. No es verdad, es todo lo contrario. En las últimas investigaciones sobre la sexualidad femenina se ha comprobado que las mujeres que se masturban tienen una mejor respuesta orgásmica y se entregan a cualquier otra forma de expresión sexual.

En cuanto al hombre sus preocupaciones se centran en sentirse excluido, en perder su importancia, se cree que es reemplazable, que ella prefiera su propia estimulación a la de él. En las parejas que vemos en Terapia Sexual ella aprende a disfrutar de la automasturbación, pero lo que busca principalmente es el contacto sexual con su compañero. Y en sus propias sesiones ella aprende a disfrutar de su cuerpo y así le es más fácil enseñarle a él lo que le resulta más placentero. 

Frente a la masturbación los hombres y las mujeres han asumido los mismos valores culturales. Muchos años han creído que la mujer iba a "pescarles", que la masturbación no se puede combinar con la intimidad sexual con otra persona. Son creencias que el hombre no puede eliminar fácilmente tiene que trabajarlo en Terapia Sexual, para que hablarlo con su compañera pueda contribuir a que esta experiencia sea positiva para los dos.

Foto : mirándote 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.