miércoles, 9 de septiembre de 2015

Los problemas sexuales ¿son muy frecuentes?























¿Qué llega a ser un problema sexual? Son dificultades sexuales muy...
frecuentes. A lo largo de la vida muchas personas padeceran disfunciones sexuales. Si nos fijamos en Masters y Jhonson (1970) el 50% de las parejas heterosexuales padecen alguna disfunción sexual. Hemos llegado a un acuerdo entre los especialistas y vemos que son numerosas las parejas que tienen problemas sexuales.

No es que resulte fácil saber qué es un problema sexual. La dificultad con la que nos encontramos es cómo enfocamos cuando decidimos si una conducta es normal o anormal. Conducta o actividad sexual. Depende del enfoque cultural puede ser totalmente adecuado un comportamiento sexual, lo que en otro ámbito cultural se considera problemático, y los límites de lo normal en la sexualidad humana van cambiando a lo largo de nuestra historia.

La enorme diversidad de comportamientos y prácticas sexuales ha sido resaltada por los especialistas en sexólogía observando las diferentes culturas. Y la actitud hacia lo sexual va cambiando. Muchas cosas que hace tiempo se consideraron anormales pueden ser normales y aceptables hoy en día. La sexualidad se ve influida por factores culturales y sociales de nuestro tiempo presente.

Te comento que a pesar de ser muy frecuentes en la población no es fácil establecer qué es un problema sexual. Las personas que sufren una disfunción sexual se presentan en las consultas clínicas aludiendo quejas muy variadas que son los problemas que atendemos. Si queremos definir los problemas sexuales hay diferentes modelos según las perspectivas con las que se pueden analizar y estudiar.

Cuando establecemos lo que constituye un problema sexual resaltan las vivencias y los sentimientos subjetivos que viva el sujeto relacionándolos con conductas sexuales que se consideran problemáticas. Recordamos que los sentimientos de inferioridad, infelicidad, inutilidad e ineficacia si los experimenta una persona producen en ella un deterioro psícológico, además de que son el motivo principal por el que buscan ayuda profesional.

En la pareja acontece un problema sexual y se refiere a la propia intimidad e interactúa con la pareja, si uno o los dos siente insatisfacción sexual. Si en las relaciones sexuales nos sentimos infelices o faltos de libertad. Si la conducta sexual nos produce sufrimiento o dolor a nosotros o a la pareja. Si puede implicar peligro para uno o para ambos, o para un grupo social concreto.  

Suelen estar presentes en las disfunciones sexuales factores psicólogicos, orgánicos y sociales que impiden que disfrutemos con satisfacción del sexo con actividades de seducción y placer en las relaciones con los otros. Por lo tanto tendremos que evaluar en toda relación sexual los conflictos con la pareja y los factores físicos y psicológicos que se relacionen con el problema que los trae a consulta. Buscar el tratamiento más adecuado. 

Las más habituales entre la disfunciones sexuales femeninas son la falta de deseo, la dificultad para llegar al orgasmo, dolor en el coito y el vaginismo. Entre los hombres las más frecuentes son la eyaculación rápida, la inapetencia sexual y la disfunción eréctil.  

En cuanto a la pareja los problemas y conflictos pueden ser la causa de muchas dificultades en ambos.

Foto: el velo de encaje

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.