martes, 13 de octubre de 2015

La fase preparatoria

Prepararse para interactuar con la pareja no siempre fluye de una forma natural suele haber una
fase de transición para llegar a otras actividades de la intimidad sexual. Este proceso se llama fase de preparación y la pareja sexual lo vive desde varios aspectos.

Cada uno experimenta inquietud
, deseo de aliviar la tensión sexual. Antes valora si desea tener relaciones sexuales y entonces decide abrirse a esa posibilidad o dejarla para otro momento ... Cuando toma esta decisión asume la responsabilidad por sus propios actos. Y si ha optado por interactuar con ella entonces se acerca a la pareja ... la invita de una forma verbal o no verbal, decide el lugar, el momento o las condiciones del encuentro.

Se anticipa y se prepara, entra en la fase de preparación psicológica y física que antecede a la relación sexual. Aquí se podrían producir las fantasías sobre el encuentro ... y preparar el ambiente. Este es un proceso diferente en cada persona, por eso cuando hay insatisfacción sexual hay que analizar si la ausencia de esta fase puede ser significativa.

Muchos sexólogos reconocemos que cuando hay intimidad emocional la expresión sexual es más satisfactoria entre las personas
que la viven. Y cuando hay temor al rechazo o al abandono existe la incapacidad para desarrollar la intimidad emocional. Entonces las relaciones son mecánicas, son superficiales ... A veces la intimidad física sustituye la intimidad emocional, y no siempre se produce insatisfacción si el sexo se hace sin intimidad emocional.

Sobre todo para la mayoría de las mujeres las relaciones sexuales tienen que ir acompañadas por sentimientos de amor, aunque para muchos hombres el amor y el sexo no tienen por qué estar ligados. El amor da lugar al deseo de unión con el ser amado y muchas veces esa unión se logra mediante las relaciones sexuales. Es un ciclo de refuerzo entre el amor y el sexo, y si el sexo** es placentero para ambos, se reforzará el deseo sexual, con lo que las relaciones sexuales serán más frecuentes.


Una parte importante de la fase de preparación son las caricias es decir tocar y ser tocado para recibir afecto y sexo. Cuando la pareja se priva de estas experiencias, que necesitamos desde que nacemos, y se deja llevar por actitudes negativas de nuestra sociedad, se aleja del contacto físico. Muchas veces se utilizan las relaciones sexuales para sustituir las caricias, los abrazos, los besos o para llenar la necesidad de contacto físico. Para algunos el tacto se interpreta a menudo, como una señal para tener sexo lo que priva a los amantes de vivir momentos sensuales.

Y cuando la pareja tiene poca experiencia, la relación sexual se ve afectada, y si el hombre tiene dificultades sexuales repercutirá en la relación con su mujer. Lo que quiero explicar es que cuando aparece la exigencia, la culpa, el hombre se carga de malestar ante los fallos en su vida sexual. Para desculpabilizarse tiene que ocuparse de esos fallos que enredan su vida sexual y la relación con su compañera, y acudir a consulta. El sexólogo enseñará e informará a la pareja sobre su sexualidad, y sobre la fase de preparación, que es la base de unas relaciones sexuales de calidad.

** sexo : relaciones sexuales en las que se toca todo el cuerpo y la excitación se produce poco a poco antes de llegar al orgasmo o al coito.

Foto : con el lápiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.