viernes, 24 de junio de 2016

El tiempo pasa y los años pesan...


















































Ya, hasta ahora... estabamos inmersos en, sufriendo por, problemas sexuales, pero darnos cuenta de que las cosas no
van bien, es señal de que a partir de ahora, tenemos que procurar que las cosas vayan mejor. Es verdad que, según lo miremos el pasado nunca muere... Es cierto que nuestra historia sexual, la que un día empezó, aparecieron la desgana y la pérdida de deseo, y están ahí. Es cierto que nuestro pasado es el único que tenemos, pero también es cierto que "el pasado no es ni siquiera pasado" Pero siempre hasta ahora ha sido así, en todo caso no tiene por qué seguirlo siendo a partir de ahora.

Es un pasado transformado por múltiples presentes. Cierto que en el pasado están las huellas que ha dejado nuestra biografía, esas experiencias que ocasionaron la inhibición o la pérdida del deseo sexual, aunque esa huella vista desde ahora ha cambiado, se ha transformado por el paso del tiempo, por este presente, por las nuevas experiencias que sucedieron y que están sucediendo en este momento son huellas que transforman por el anhelo de cambio o por decisiones que decido hacer a partir de ahora.

Claro que nuestra biografía está inacabada, nuestro horizonte está abierto a nuevas experiencias y nuevos cambios que decidamos introducir en nuestra vida. 

Quizá tenemos razones para lamentarnos lo que no nos hace más llevadero el problema ni nos da luz para la solución, al contrario estamos desperdiciando un tiempo precioso. Porque dedicar tiempo a lamentarnos nos impide encontrar respladores luminosos que indiquen la salida. Sí, hasta ahora ha sido así, pero podemos caminar mirando hacia delante de otra manera a partir de ahora

Aceptando esto podemos conscruir un plan para revivir el deseo anestesiado contando con nuestra historia sexual, con la nostalgia de nuestros recuerdos dorados y con momentos tristes y experiencias dolorosas que rememoramos con pena, metas alcanzadas, y planes cumplidos, otros que quedaron a medias con los gozos y las sombras y problemas de nuestras experiencias sexuales. A veces con ardiente pasión otras con la desgana y el desinterés de después.

Te haces la pregunta ¿podré cambiar a partir de ahora? Y es que algunas personas que están atormentadas por una vida sexual llena de fracasos constantes, temores e insatisfacciones, piesan que sus problemas no tienen solución, se sienten indefensas frente a los conflictos y se hacen muchas preguntas con incertidumbre.

Por ejemplo muchas personas nos consultan y se preguntan a partir de ahora podré alcanzar mis objetivos, ¿contaré con el estado de ánimo suficiente como para que a partir de ahora mis relaciones de pareja vayan mejor? hasta ahora no he tenido ayuda, pero podré tenerla a partir de ahora. Podré mirar con esperanza a partir de ahora, ¿podré acabar con el sufrimiento que hasta ahora me produce seguir inventando cientos de excusas para no ir con ella a la cama

¿Podré terminar con el miedo que he tenido a no dar la talla que me produce mucha ansiedad y me inhibe el deseo? a partir de ahora podré tener interés y deseo por lo que durante años sólo he sentido asco y temor? a partir de ahora podré llegar a sentir apasionada excitación por lo que durante tiempo solo he sentido aburrimiento y tedio? a partir de ahora podré disfrutar  de mi vida sexual sin que esto dependa de la erección del pene, de una más o menos rápida eyaculación, o de un cuerpo no tan bonito? en resumen, a partir de ahora entregarme sin recato a los placeres que me proporciona mi cuerpo y el de mi pareja y abandonar de una vez el rol de observador inquieto y con angustia hacia mi propio desempeño sexual?

Sé que hay personas que pueden responder a estas preguntas diciendo "yo no podré aprender a amar, a hacer el amor, a expresar lo que siento, a superar el miedo, a seducir, a superar la falta de interés por el sexo, a recuperar el deseo, a vivir una relación apasionada..., soy así y tengo que resignarme" Si esta son nuestras respuestas, está claro que poco o nada podemos vamos a hacer para resolver la situación, es decir la situación no camviará y acabar pensando la "ya lo decía yo, esto no hay quien lo cambie"

Foto: de noche

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.