martes, 16 de mayo de 2017

La segunda adolescencia del hombre. Los 50 años

Para millones de personas que pertenecen a la generación "baby-boom" y que tienen actualmente
más de 50 o 60 años la actividad sexual es lo habitual. Son activos sexualmente y disfrutan de ello. Los adultos mayores de hoy no siguen los estereotipos de la mediana edad como las generaciones anteriores que pensaban que el sexo era sólo para los jóvenes. Hombres y mujeres entre 50 y 60 años todavía se sienten jóvenes y no están dispuestos a dejar sus juegos de tenis, aeróbic, ni vidas sexuales.

Sin embargo el envejecimiento presenta sus realidades. Y después del tratamiento quirurgico de la próstata para los tratamientos del cáncer o la hiperplasia benigna de próstata los hombres podrían tener disfunción eréctil. Y tienen un mayor riesgo de tener enfermedades que pueden afectar al rendimiento y el interés sexual, como la artritis y hasta la presión arterial alta y enfermedades cardíacas. 
  
A partir de los los 50 años muchos varones pueden sufrir enfermedades de la próstata, y después de los 80 el agrandamiento de la próstata -adenoma- puede alcanzar a muchos de ellos. La creencia es que este adenoma tiene relación con el funcionamiento hormonal y sobre todo con la testosterona, los andrógenos, que son los que causan los problemas prostáticos

Por eso antes de dar hormonas a un varón hay que medir los valores en sangre y el estado de la próstata porque si no, el riesgo es ... agrandar más el adenoma o estimular un cáncer de próstata. Y es que a veces se dejan llevar por consejos de médicos, farmacéuticos, amigos de toda la vida, directores de gimnasios ... que les indican que la testosterona se puede tomar por boca o inyectable, es decir sin ninguna precaución, porque no son sólo las enfermedades prostáticas sino que su uso sin control puede aumentar la presión arterial y disminuir la producción de esperma

Cuando se tiene un adenoma el paso de la micción puede bloquearse. Sería bueno recordar que la glándula prostática envuelve la uretra que es por dónde pasa la orina cuando la glándula está inflamada. Es entonces cuando la inflamación comprime el conducto y aparecen dificultades para eliminar líquido desde la vejiga y se produce la retención urinaria. Antes podría haber ocurrido lo opuesto, que el sujeto experimente una sensación de irritación que le obligue a ir continuamente al baño

Es por esto que no se recomiendan los antiespasmódicos -anticolinérgicos- que contribuyen a que se cierren todavía más las vías urinarias, tampoco algunos antidepresivos porque pueden producir retención severa de líquidos y cuadros de impotencia. 

Sabemos que los andrógenos inciden en el adenoma lo que no indica que haya habido poca o mucha actividad sexual a lo largo de su vida. Sólo si existe dolor el varón podría evitar el contacto sexual aunque su capacidad eréctil no se vería afectada.

Es importante ser conscientes de la forma en la que el envejecimiento puede afectar a la sexualidad, sin embargo es igualmente importante no creer que los problemas sexuales son una parte natural del proceso de envejecimiento. Si las personas mayores de 50 años y más experimentan una disminución notable del deseo sexual y no logran excitarse deben buscar la ayuda de un sexólogo. Aunque sabemos que el sexo suele asociarse a los jóvenes o a tener familia, también sabemos que es mucho más que eso. 

También el sexo satisface la necesidad básica de tener un contacto cercano con otra persona. Y es que no existe una buena razón por la cual las personas no puedan seguir siendo activas sexualmente durante toda su vida. El sexo puede significar mucho más que un coito y, abarca diferentes maneras de conseguir afecto y de compartir intimidad.

La encuesta sobre sexualidad en la madurez moderna realizada por la AARP, sobre 1400 adultos de 45 años y más nos habló de la necesidad de mucha más información que la actual sobre las conductas y actitudes sexuales entre este segmento de la población.

La mayoría de los hombres actualmente consideran que el sexo satisfactorio es importante para su calidad de vida y consideran las relaciones como algo más importante que la actividad sexual. La brecha de la pareja es uno de los factores más claros que afectan a la actividad sexual. Sabemos que el 80% de hombres y mujeres entre 45 y 59 años tiene pareja, sólo el 58% de los hombres y el 21% de las mujeres de 75 años y más tiene pareja. La actividad sexual informada disminuye para hombres y mujeres con la edad porque disminuye el estado de salud y una mayoría pierde la pareja.

Hay un porcentaje que de el 64% de los hombres y el 68 de las mujeres que tienen parejas sexuales y están muy satischechos o algo al menos. Los que toman hormona u otros tratamientos para mejorar el rendimiento sexual han notado una mejora en su satisfacción sexual en relación con su pareja. Esta conclusión  nos sugiere que muchos hombres y mujeres de 50 años y más no buscan ayuda terapéutica para abordar sus problemas sexuales. Si perteneces a este grupo de edad, tienes que saber que no estás solo y hay ayuda disponible

Sabemos que existen muchos aspectos muy positivos a los 50 años y más. Y quienes ya no conviven con sus hijos ahora pueden volver a conocerse románticamente. Los solteros que ya cumplieron los 50 años pueden buscar una nueva estimulación y excitación a sus vidas teniendo una nueva pareja.

Además, si eres mayor también tienes ventajas. Los Institutos Nacionales de la Salud y la Ford Foundation informan en un estudio que las mujeres entre 50 y 59 años no suelen sentir dolor durante las relaciones sexuales y ni la mitad de ellas se quejaban de ansiedad o sexo no plancentero. Y los hombres entre 50 y 59 no padecían más ansiedad por su rendimiento que otros hombres entre 18 y 29 años. Estos consejos son antídotos beneficiosos para las condiciones físicas inevitables en el envejecimiento.

Foto: los 50 años

1 comentario:

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.