martes, 9 de enero de 2018

¿Somos distintas las mujeres en el amor?
































Creo que nosotras hemos avanzado en algunas cosas externas como en la política, en puestos de dirección, y los tenemos...
Muchas juegan a ser hombres y no son hombres, ese es el error. Yo defiendo el área femenina como una serie de cualidades y atributos, como algo maravilloso que tenemos nosotras. Es nuestra forma de percibir el mundo. Mientras que los hombres se mueven en el área de la competitividad. Nuestro cerebro está preparado para añadir, unir fuerzas y conciliar.

Recibo en consulta a mujeres con un gran poder adquisitivo, con puestos de trabajo de responsabilidad, pero en el ámbito emocional sienten que han fracasado, se vuelcan en los hijos y no saben combinar las dos facetas ... Sí, tener un hijo es algo maravilloso, pero no puedes tener un hijo y renunciar a tu vida, tiene que haber un término medio. Porque ¿qué hemos conseguido en nuestra relación de pareja? 

Hay dos grupos de mujeres : las que han dedicado su vida a cuidar de sus hijos y proyectan su vida y su identidad a través de ellos, que ahora se sienten vacías, porque los hijos ya han crecido. Y las que han dedicado todo su tiempo a la vida laboral para destacar, que ahora no conocen las habilidades precisas para conseguir pareja, para estabilizarse, que se sienten igualmente vacías. Y son las menos las que han encontrado un equilibrio entre lo profesional y lo personal.

¿Será que en el amor no hemos avanzado? No hemos cambiado nada nuestro mundo emocional, muchas siguen llenas de deseos de éxito social, aunque individualmente no evolucionamos lo suficiente, no manejamos las emociones, éstas nos manejan a nosotras y nos sentimos vacías. Tenemos los mismos problemas ...  Hoy día las abuelas, las hijas y las nietas, tienen los mismos problemas con los hombres, lo que demuestra que la revolución no tiene que ser sólo exterior, sino también en nuestro interior, y empezar a reflexionar sobre nuestro concepto del amor, y no confundirlo.

¿Qué hacer, entonces? Aceptar la diferencia respecto al hombre, lo que no significa que seamos más o menos que ellos, simplemente somos distintas. Lo que trabajo con las mujeres en el amor es mezclar la parte emocional de autocontrol con nuestro crecimiento interior. Se tiene que buscar en la pareja un compañero con el que caminar, no una persona que te monte en sus hombros para ir siempre encima de él.

¿Creéis que la sociedad  está preparada para este amor? Si una mujer ha madurado y ha conseguido equilibrar los aspectos personales y profesionales, suele tener hoy día mayor dificultad para hacer pareja, porque el hombre que desea, el que busca, está por hacer, aún no está maduro y se frustra continuamente. Ahora vemos que abundan las relaciones entre hombres de 26 años con mujeres maduras de 35 y 40 años, ya que estos hombres se acercan más a la cultura, a las ideas de la sociedad y a las creencias de estas mujeres.

Si quieres estar al tanto de la evolución de hombres y mujeres, echa un vistazo a mi nuevo libro : "El sexo, magia para tu cuerpo" Pincha el enlace :

 http://www.amazon.es/dp/B00GT4HOA0

Claro la mujer es madura cuando es capaz de ser autoabastecerse, cuando es la pareja de su compañero no su madre, y cuando se sienten nutridas afectivamente, algunas se permiten liberarse del odio que tienen a los hombres, y así dejan de ir de hombre en hombre para luego abandonarlos. Para avanzar tendremos que convertirnos en padre y madre de nosotras y no abandonarnos. Si somos nuestra propia madre tendremos que nutrirnos, cuidarnos, acompañarnos, darnos lo que necesitamos en cada momento y ... ser nuestros padres es poner nuestros propios límites

Y es que para que las mujeres aprendamos a amar tenemos que empezar  un proceso interior para saber quienes somos, qué queremos y en un lugar importante colocar el amor, pero que dependa de nosotras. Y si establecemos un vínculo estable no dejarnos llevar por el primer hombre que se fija en nosotras, sin pensar quién soy y con quién me gustaría compartir mi vida y partiendo de aquí, empezar una relación. Algo diferente es un juego amoroso, coquetear o un juego erótico, porque la relaciones afectivas duraderas son otra cosa. 

¿Cómo funciona? Creo yo que a menudo dicen me muero por ti y nuestras relaciones de amor no funcionan, o no de la forma correcta porque puede haber confusión entre el amor, que es mirar por ti, tener un proyecto en común, crecer interiormente o ... estar enamorados viviendo un estado alterado de conciencia que deforma la realidad. Nos aumenta la autoestima y nos hace sentirnos en el septimo cielo, a la vez que se produce un desajuste hormonal que modifica la forma de pensar, de sentir y de relacionarnos con la realidad.

Otra cosa es el apego que es un vínculo afectivo en el que ambos entran en simbiosis y no pueden vivir sin el otro, lo que es una relación perfecta entre el bebé y la madre. Si en tu vida dependes de otro y si la alegría, la tristeza o las ganas de vivir están supeditadas al cuidado o al olvido de otra persona : esta no es una relación de pareja. 

Y es que lo que nos rodea potencia esa idea del amor ... Vemos películas, series que finalizan cuando se encuentran, aunque la relación amorosa empìeza ahí, cuando empiezas a compartir la vida. Dice la leyenda que el amor te hace sufrir : pero eso no es amor, será que están enamorados o tienen una relación patológica de apego. Porque el amor potencia el crecimiento interior, te sientes más tú y no pierdes tu identidad.

Foto: con la melena

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.