martes, 29 de mayo de 2018

La aversión al sexo




















La aversión al sexo es un desagrado o la evitación permanente y reiterada de todo contacto sexual y sientien malestar en
las relaciones con la pareja. Puede haber deseo aunque el rechazo y la conducta sexual continúan. La ansiedad provoca la evitación constante ante cualquier forma de contacto sexual. En consulta vemos a menudo que este problema va unido agresiones sexuales o abusos en los primeros años de la vida y en la vida adulta.
También se asocia a fobias olfativas como el olor sexual o el semen, o visuales como el rechazo al desnudo.

La aversión puede ser una fobia simple, y a menudo aparece con otras disfunciones sexuales como la dispareunia (dolor en la penetración) Hay que descartar algún problema de pareja como causa de esa conducta evitativa. A la mujer que padece aversión sexual le pueden aparecer crisis de angustia y una gran ansiedad que se manifiesta con mareos, dificultades al respirar ... Y las relaciones en la pareja están muy afectadas y evitan las situaciones sexuales mediante conductas de huida.

El tratamiento de la aversión sexual suele ser exitoso, es como tratar una fobia, se utiliza la desensibilización sistemática para que la persona se vaya aproximando sucesivamente a la situación en su imaginación, y más tarde directamente. También el Masaje Sensorial, que yo incluyo en la Terapia y con el que aprenderán a sentir, a deshacer los bloqueos y a relajarse para controlar la ansiedad.

Para tratar la dispareunia lo primero será una buena información sexual, lo que ayudará a reducir la ansiedad. También el uso de un gel o una crema lubricante ... Y que la pareja aumente el tiempo en la "fase de preparación" y no centrarse en los genitales, al principio. Buscar otras formas de aproximación para estimular y ser estimulada sin que sea fundamental el coito.

¿La inhibición del deseo sexual se puede prevenir? Los profesionales afirman que se pueden tomar algunas medidas para evitar llegar a ese punto. Una de las principales, según el documento de la Universidad de Maryland, es "reservar tiempo para la intimidad no sexual", como conversar, salir en pareja u otras actividades que hagan juntos y sin nadie más. Ese tiempo, además, debe ser de calidad: no a última hora del día, cuando el cansancio hace más difícil poder disfrutarlo de manera plena. De este modo "mantendrán una relación más estrecha y es más probable que lleguen a sentir interés sexual".

Para ciertas personas, las novelas o películas románticas y eróticas representan un incentivo que ayuda a mantener vivo el deseo sexual, así como aprender cómo dar el Masaje Sensorial a la pareja u otras actividades para practicar en la intimidad. Por otra parte, también es valiosa la recomendación de separar el sexo del afecto, para evitar que cualquier demostración de cariño sea vista como una invitación sexual y, por lo tanto, levante barreras invisibles entre ambas personas.

También con la ayuda de un sexólogo aprender a relajarse, a dar paso a las fantasías sexuales, a utilizar lecturas, películas eróticas ... A empezar con la autoestimulación (masturbación) dirigida y hacer uso de la fantasía. Además del Masaje Sensorial para dar paso a las sensaciones, tan importantes para dejar atrás la aversión al sexo.

Foto: aversión al sexo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.