miércoles, 15 de mayo de 2019

El filing


































La química no es un factor aislado de los demás, es lo que da atractivo a alguien, lo que pone en marcha el deseo. Es cierto que el atractivo físico- social activa el deseo y es un componente que facilita la elección de pareja. ¿Sabéis que lo primero que llama la atención es el cuerpo? Más que nada, si el cuerpo sigue los cánones de belleza actuales ...
Aunque no es igual la primera impresión en un encuentro ocasionalque en un encuentro íntimo que tiene continuidad. Y a menudo se excitan ante una cita con una persona muy atractiva, pero se decepcionan porque cuentan que "no tenía química" y se preguntan qué ha fallado esta ocasión. Quizá no llegaron a vibrar y seguiríamos sin saber por qué no hubo química. ¿Qué faltaba para que la hubiera y qué cosas hacen vibrar o les ponen ...?

Es sin duda esa química, que es un conjunto de componentes marcado por experiencias vividas, por experiencias sexuales previas como el olor, la forma de mirar o de moverse, su vitalidad, el brillo de sus ojos y la presencia del que siente el deseo que le emociona, y le hace sentir a ella atracción y deseo. Y es que cuando nuestros cuerpos no son como esfinges y demuestran que están vivos, que se mueven, que se expresan, es cuando llegan a ser atractivos. Lo más importante es la comunicación y cómo hacemos en la relación sexual para que sea lo más erótico y excitante.

Y es que la facilidad para relacionarse bien, la confianza que mostramos en nosotros cuando se produce el encuentro sexual, y estar dispuesto a gozar con el sexo despiertan un mayor atractivo. Las personas muchas veces nos hablan de sentirse atraídas por esas otras que son desenvueltas, derrochan simpatía, lo que les provoca el deseo. Se apasionan por lo que dicen y cómo lo dicen, por el impacto de su mirada o por los movimientos de su cuerpo ... por la forma de expresar sus emociones.

Se publicaron varios estudios según los cuales cuando la mujer expresa felicidad resulta más atractiva, sin embargo en el hombre la expresión de la felicidad es menos atractiva. En cuanto al orgullo funciona a la inversa es muy atractivo en la expresión masculina y mucho menos atractivo en la mujer, sobre todo si el orgullo es exagerado. Un poco de orgullo puede tener su pimienta ... ¿no?

El vergonzoso es poco atractivo para ambos sexos. Muchos de vosotros que me leéis, quizá no os resulta ajena la turbación que sienten cuando les miramos y desvían su mirada ... Algunos quedan enganchados cuando la experimentan y es una forma de medir el deseo y de sentirse deseadas

Foto: de espaldas 2

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dime, ¿qué te parece? Si lo prefieres, llámame al 639 555 994 y podré orientarte mejor.