Mostrando entradas con la etiqueta Control. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Control. Mostrar todas las entradas

viernes, 10 de octubre de 2014

¿Quieres retrasar el final?

 


























 Pueden influir muchos factores por los que tu rendimiento se ve mermado cuando haces el amor … Para identificarlos necesitas experiencia y un poco de empeño por tu parte para que puedas seguir, seguir y seguir ...

miércoles, 13 de agosto de 2014

Hay hombres que son buenos amantes



























Hay hombres que son buenos amantes, hacen sexo intensamente, de forma prolongada y con plenitud cada vez que lo deciden, o siempre que lo hacen. Han aprendido a tener esa destreza y

viernes, 20 de diciembre de 2013

Relaciones con una nueva pareja











¿Cómo es la comunicación con una nueva pareja? Con una posible pareja sexual será mejor si eres sincero desde que la conozcas, con respecto a la eyaculación rápida ...Tu te sentirás cómodo, aunque no es muy fácil cuando se inicia una nuevo contacto sexual. Según lo que sientas ...

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Los mordiscos

¿Conoces el mordisco? Suele ser un juego muy popular, es un mordisqueo más que un auténtico mordisco. Se trata de una práctica muy asidua en la antigüedad y los escritores eróticos explicaban con un montón de detalles sobre dónde y con qué intensidad se debían dar. Kinsey cuando se refiere a este comportamiento sexual afirma que el 50% de las personas encuestadas siente una gran excitación con los mordisquitos mientras hace el amor ...

domingo, 24 de noviembre de 2013

¿Cómo se produce el orgasmo masculino?













¿Cómo se produce el orgasmo masculino? Tiene dos fases la emisión y la eyaculación, y la primera se produce porque se contraen los músculos de los órganos reproductores internos que expulsan el semen fuera del lugar donde se almacena. Su lugar de almacenamiento son las vesículas seminales y se exprime hacia un pequeño depósito en la base del pene.

Entonces el semen está preparado para ser expulsado y el hombre percibe una sensación interna especial que Masters y Jhonson llamaron eyaculación inevitable. Y cuando se produce esta emisión los hombres captan que se iniciado el mecanismo de descarga y la eyaculación es inminente. Claro a la emisión sigue un segundo después la eyaculación en sí misma.

En la eyaculación precoz la mayoría de los casos son de origen psicosexual sobre todo en los hombres jóvenes, y en los que ya padecían este trastorno desde sus primeras relaciones sexuales. Claro si el hombre sufre algún trastorno en su función sexual aunque no padece ninguna enfermedad ... Si no toma ninguna medicación, no tiene problemas de erección, ni falta de deseo sexual, entonces no tiene que preocuparse por causas físicas.

Existe una excepción que hay que contemplar, porque puede que haya problemas físicos, si el hombre que ha tenido hasta ese momento, un control adecuado de su eyaculación empieza a eyacular con rapidez ... Lo que le puede acercar a la disfunción eréctil porque la eyaculación precoz es la antesala de la pérdida de erección. Cuando la eyaculación precoz aparece después de un tiempo puede ser indicio de alteraciones como la diabetes o la uretritis.

Algunos hombres están enfadados inconscientemente con las mujeres y se sienten culpables respecto al sexo, e inconscientemente expresan esos sentimientos eyaculando rápido. Así privan del placer a su compañera y además se castigan a sí mismos ... La causa inmediata de esta falta de control eyaculatorio siempre presente, es que no perciben las sensaciones sexuales, y ese déficit en las sensaciones es una de las claves para saber la causa, y para la curación de esa falta de control, necesaria para la eyaculación.

Voy a poner un ejemplo breve que se refiere a la teoría del aprendizaje. Sabemos que el aprendizaje supone un cierto grado de percepción sensorial, y así aprendemos a controlar cualquier función voluntaria del cuerpo ... El niño necesita oír sus propios sonidos para aprender a hablar, porque a los sordos les es difícil aprender a hablar porque no oyen las palabras. Los que no controlan la micción se curan cuando aprenden a percibir las sensaciones que les indican que la vejiga está llena.

Por eso para dominar el reflejo de la eyaculación muchos jóvenes que eyaculaban prematuramente desde el principio, empezaron a desarrollar un control normal, pero quizá tú has continuado repitiendo el error, y has evitado percibir tus sensaciones eróticas una y otra vez, y otra ... Y en tus relaciones sexuales estás atrapado por la costumbre.

Es un patrón que no se corrige con facilidad espontáneamente, pero en Terapia Sexual utilizamos un método que incrementa sistemáticamente la percepción de las sensaciones sexuales y sí, lo consigue con un nivel de éxito muy elevado.

Foto : la mujer encima

miércoles, 16 de octubre de 2013

Cómo vive la mujer su placer sexual


























Muchas veces el placer femenino requiere un aprendizaje eficaz y debe incluirse en la realidad. Es muy variable y no hay más que escuchar a las mujeres ... y para convencerse leer informes sobre sexualidad como el Informe Hite.

Testimonios que nos dicen : "no consigo acabar ..."no gozo más que con la estimulación del clítoris" o "lo esencial para mi son los preliminares y mis fantasías" o "llego a tener dos clases de orgasmos muy distintos : uno me produce espasmos y el otro me hace gemir" Ya sólo el orgasmo clitoridiano hace funcionar todos los músculos de la pelvis y los abdominales, además del cerebro ... 

Al entrar el pene el útero se contrae violentamente, en algunas mujeres. En 1963 la observación de los animales ya lo sugería. Observando animales de granja, nos dice Heiman, como burros, vacas ... aparecen contracciones uterinas y no sólo en el momento de acoplarse sino en cuanto la hembra se da cuenta de la presencia del macho. Cuando las mujeres se sienten excitadas perciben contracciones abdominales, pero ignoran lo que significan ...

Y es que en lugar de descifrar las vivencias subjetivas de la mujer y sus variaciones, es mejor fijarnos en el aprendizaje de la función sexual ... También el hombre aprende a poner en funcionamiento sus piernas, sus sentidos y su cerebro, para conocerse mejor y conocer el mundo e incluir el aprendizaje de la función sexual, como nos lo demuestran las experiencias con monos de las que nos habla Harlow. 

También la mujer aprende a experimentar el placer y se deben dar unas condiciones. Los hombres son diferentes a nosotras, por eso : hay que crear un clima de ternura, cuando la mujer se abandona a las sensaciones, pasar a las fantasías eróticas, luego apoyar las fantasías eróticas en el cuerpo y en los genitales.

Dadas estas condiciones, puede vivir el orgasmo como una emoción sentida, con un sentimiento de abandono, y perder el contacto con la realidad ... Y llega la hora del amante ideal, si es que existe, que conduzca a su compañera al climax. No hay una técnica, ni una duración, ni la experiencia ... 

Porque el buen amante es el que responde a las expectativas, el que da ternura, comunicación y apoya las fantasías eróticas de su mujer. Es el que acepta su cuerpo, su feminidad, su manera de ser ... Este clima de seguridad que se teje con la vida cotidiana, con pequeños detalles, con sonrisas, con la mano que acaricia o un te amo inesperado. Me comentaba una mujer en consulta : "ahora tengo orgasmos porque él es tierno en la cama"

La confianza y el abandono se pueden ver comprometidos "si fingen el orgasmo", aunque para satisfacer el orgullo masculino y que no baje la valoración ante sí misma prefieren fingir el orgasmo, antes que extenderse en explicaciones ...  Con lo que el acto sexual se convierte en una competición, en una escena teatral que exagera lo real con gritos y gemidos. Y eso no es todo, porque el control permanente sobre el comportamiento inhibe el necesario abandono.

La sexoterapia se centrará ante todo en establecer con la pareja un clima de seguridad y abandono, en el que ellos se comuniquen con libertad y alejen la agresividad no resuelta, se fijen en los gestos y en las atenciones íntimas, de gran peso emocional. Que aprendan a relajarse para distender los nudos musculares y psíquicos y se permitan revivir escenas con ternura, caricias o besos robados, viviendo la complicidad de ese momento privilegiado ... Atrayendo imágenes que les recuerdan un paseo por la playa, juntos ante una puesta de sol ...

Foto : desnudo

viernes, 26 de abril de 2013

El sexo urgente

A veces para acceder a la historia de la Eyaculación Precoz hay que ir hacia el pasado. Casi todos los hombres la han vivido alguna vez, aunque es grave si no se resuelve o se convierte en algo tan importante que paraliza la vida. El hombre que la padece está preocupado y no se explica las razones por las que su pene tiene esa incontinencia.

Muchos inician su vida sexual con una eyaculación precoz, y no es sorprendente porque se combinan el deseo intenso y la poca experiencia. Es por eso que las primeras aventuras anticipen la eyaculación y suele ser por ansiedad. Antes del primer encuentro el joven ya dispone de una red de fantasías eróticas que le servirán en su desempeño sexual. En cada hombre son diferentes y se alimentan de lo vivido desde el inicio de su vida. 

Y no revelan a nadie el contenido de sus fantasías. Se recrean en ellas cuando se masturban en solitario o las disfrutan durante sus relaciones sexuales. Unos se excitan viendo una mujer desnuda y a otros les basta con mirar su ropa ... Los hay que al ver un gran escote casi siempre tienen una erección y también los que cancelan su deseo al percibir cualquier aroma íntimo de su mujer.

Al observar estas historias íntimas descubrimos las razones por las que se estimulan y gozan. Normalmente y con frecuencia es suficiente que aparezca una mujer atractiva. Y en la relación con ella el goce y la erección hacen feliz la culminación del encuentro, si disfrutan de una penetración suficiente y comparten el placer. Esto se da en la mayoría de los casos y la pareja se estabiliza.

La Eyaculación Precoz es una forma de negar el placer a la mujer y convierte el acto sexual en inseminación, porque evita el placer. Le niega el goce aunque no impide la maternidad. La mujer será madre sin necesidad de gozar. No es fácil entender que el varón sacrifique su unión conyugal y su placer para  cumplir una misión anticuada y moralista.

Los cuentos infantiles nos hablan de los muchísimos consejos que nos dan a las niñas para evitar los abusos de los hombres, porque son peligrosos y al menor descuido podemos sufrir daños físicos o morales. Por eso hay mujeres que rechazan para siempre al hombre. Caperucita Roja a la que el lobo se comerá, va vestida de rojo que simboliza la sangre que sale de la vagina en la desfloración. En La Bella Durmiente nos relatan el despertar sexual de una joven, y utilizando una metáfora nos la presentan pura y virgen, que duerme. La llegada del príncipe la despierta un día, y la niña se convierte en mujer porque un hombre la ha desflorado.

Es inevitable que en la boda los familiares lloren, como puede observarse en cualquier casamiento, aunque lloran más cuando no ocurre y su niña se queda soltera... Aquí aparece la lucha eterna entre la virginidad y el sexo. Esta batalla es diferente según la época. 

Y volviendo a los hombres que eyaculan rápido, algunos no quieren ser el lobo. Quieren proteger a la mujer para que no sufra. Es un proceso inconsciente. No quieren un acto sexual violento, ni agresivo, que dañe a la mujer, y cuando lo abrevian disminuyen el daño que pudieran hacerle con su afilado pene en esa zona herida femenina. Aunque la mujer conscientemente sufre bastante más si no puede disfrutar del placer compartido. Necesitan una Terapia psicosexual para ajustar los tiempos.

Foto : contigo  

jueves, 18 de abril de 2013

Terapia para solteros














Va dirigida a personas que no tienen pareja y que tienen disfunciones sexuales. Masters y Johnson pensaban en la Terapia Sexual por eso idearon un método para tratar a las personas solteras o a las parejas interesadas en mejorar su relaciones sexuales.

Ellos recomendaron los ejercicios de focalización con las sensaciones, que yo trabajo en consulta con el Masaje Sensorial, como una forma de ir desensibilizando a los pacientes fóbicos al contacto sexual y también a la intimidad. Es una desensibilización de la angustia y de la culpa que se provoca al compartir fantasías eróticas y la masturbación con otra persona.

Al principio se ayuda al paciente a superar los bloqueos que le impiden iniciar un contacto y mantener relaciones intimas y afectivas, estables. Que empiecen a practicar ejercicios sexuales en solitario, y para los problemas de Eyaculación Precoz les indico ejercicios de autoestimulación como el de "parada y arranque". El paciente siguiendo las prescripciones tiene que centrar su atención en las sensaciones sexuales que le den más placer mientras se masturba.

El objetivo es que sea cada vez más consciente de su excitación sexual y que vaya graduando sus sensaciones eróticas de cero a diez. "Cero" significa excitación nula y "diez" cuando llega al orgasmo. A continuación se estimulará muy despacio hasta que llegue al "nueve", luego espera unos segundos hasta que baje la sensación un poco, aunque no la erección, para llegar a  "cuatro o a cinco" y empezar de nuevo a estimularse. Después de la tercera interrupción ya se puede "dejar ir" y permitirse eyacular

Cuando el hombre ha llegado a dominar la técnica se van incrementado sus percepciones sensoriales eróticas. Tiene que practicar esta estimulación más lenta e intentar mantener su nivel erótico entre "cinco y siete" en periodos más largos, antes de abandonarse y eyacular. El resultado que se puede comprobar en consulta, es que el método de "parada y arranque" es muy útil para llegar a tener control sobre la eyaculación.

Esta técnica es muy eficaz no sólo en solteros si no en hombres casados que padecen Eyaculación Precoz, y tienen que practicarla antes de pasar a ser estimulados manualmente por su compañera. Algunas tareas como estas para solteros son tan valiosas que muchas veces inician un proceso de mejoría sexual. Estos son deberes para casa que son terapéuticos, para desarrollar el erotismo mental y físico y para que el hombre pueda hacerlo solo en casa. 

Además en Terapia Sexual estos trabajos en solitario los recomiendo a las parejas que sufren de Deseo Sexual Inhibido, Disfunción Eréctil, Inhibición del Orgasmo y Vaginismo.

Foto : mirando

lunes, 9 de julio de 2012

Si aprenden a controlar la eyaculación












Cuando el hombre tiene interés en controlar la eyaculación tiene que saber que es una cuestión psicosexual que no hay que despreciar. Para ello le conviene observar lo que sucede habitualmente cuando se deja llevar, como acostumbra, por sus instintos ... Es entonces cuando le llega una excitación cada vez más intensa, y aparece el punto de "no retorno" en el que la eyaculación es inminente. Es un momento muy breve y casi no experimenta placer.

Además a esto le sucede una sensación desagradable, relacionada con el hecho de que la relación sexual ha finalizado, y ya no hay nada más ... claro de otro modo podrían haber disfrutado de mayores placeres. Cuando aprenden a controlar la eyaculación, el acto sexual no se ve perturbado por orgasmos precipitados, insatisfactorios y frustrantes.

También la mujer tiene la oportunidad de hacer el amor con una pareja que sabe compartir con ella un gran placer. Y para él, cuando controla su eyaculación sabe que puede tener una vida sexual gozosa, y que será más facil la relación con la mujer porque él sabe responder y extasiarse con ella. Su vida sexual ya no es motivo de preocupación, sino que le asegura paz interior y el optimismo está asegurado. Se siente más activo y más alegre. El hombre en estas condiciones se encuentra bien, seguro de sí mismo y de su mujer, porque El Sexo es Vida y eso es lo que ellos viven en su relaciones sexuales.

El hombre aprende que cuando ha llegado a un alto grado de excitación en el intercambio sexual puede seguir disfrutando sin estar atento al punto "sin retorno" Y tiene que saber que las penetraciones rápidas y profundas ayudan a mantener la rigidez de la erección, aunque si todavía está inseguro podrían conducir a la eyaculación precoz. Para él es más fácil realizar movimientos largos y medidos, que le permiten hacer una pausa si la excitación es imperiosa. Golpes rápidos profundizando menos en la penetración, le ayudarán a mantener la excitación sin aumentarla.

Y si ha conseguido un nivel de control que le resulta satisfactorio, enseguida se dará cuenta. Llegará a sentirse seguro de sí mismo y la relación sexual le parecerá fácil, estará conseguida ... Y no contará sólo el tiempo que pueda mantener el control, aunque es importante ... Además se producirán otros cambios para mejorar la calidad de los orgasmos y para sentir más placer.

Yo considero curado al paciente que ya no tiene que seguir estrictamente las indicaciones, como durante el tratamiento, y no tiene que parar para arrancar de nuevo, excepto si está sometido a tensiones que no son habituales. Porque una vez que logra el control es capaz de eyacular cuando lo desea, el coito se convierte en algo natural y no supone ningún esfuerzo.  

Con terapia sexual el hombre supera su antigua costumbre de intentar resistirse a la eyaculación, y a no tener ningún tipo de miedo a estropear sus relaciones sexuales por eyacular demasiado rápido. Y si el tratamiento lo hace en pareja, debe ser paciente y mantenerse firme en su decisión. Si él tarda mucho tiempo en llegar a ser natural y espontáneo en sus relaciones sexuales sin tener que parar, debe estar atento a los sentimientos de ella. Ya que al cabo de un tiempo la falta de espontaneidad en este entrenamiento, puede resultar pesada para ella. Por eso se acostumbrará a ser más comunicativo y a demostrar su agradecimiento a su compañera.

Con el sexólogo aprenderán a focalizar la atención en sus sensaciones  placenteras que van junto a la excitación. Algo que tendrán que hacer durante el resto de su vida si desean seguir curados, lo que no supondrá ningún esfuerzo porque se convertirá en algo habitual que les pasará desapercibido ... Algunos que no se sienten cómodos con el placer del sexo tendrán que esforzarse, para que su mente no se distraiga con otros pensamientos, mientras tienen sus relaciones sexuales.

En la experiencia en consulta he podido observar, que la mayoría de los hombres cuando han aprendido a tener un control sobre su eyaculación, no vuelven a recaer nunca. Y si alguna vez viven una experiencia con una pareja nueva y están sometidos a tensiones no habituales, podrían eyacular rápido. Pero si esto te sucede no te asustes vuelve a tus ejercicios con tu nueva amante y tu control volverá muy pronto.

Foto : el sexo es vida                                                                          

martes, 17 de abril de 2012

Las drogas y sus efectos en la sexualidad









Algunas drogas pueden afectar al comportamiento sexual, a la libido, al placer sexual o causar un cierto desinterés. Otras alteran la respuesta sexual, la erección, la eyaculación y el orgasmo. Eso sí suelen disminuir el placer porque alteran la química de los nervios que regulan la respuesta sexual.

Los que ingieren LSD dicen que es una droga que no estimula el deseo sexual, cuando las condiciones minimizan la sugestión y el placebo, pero cuando toman LSD en un ambiete erótico y el compañero está vinculado intensamente y espera que la sustancia potencie su sexualidad, a veces afirman haber tenido un encuentro sexual largo e intenso.

La mayoría de las drogas de acción central, inhiben el comportamiento sexua
l no son afrodisíacos, farmacológicamente son inactivos, y si notan cómo aumenta su conducta erótica es únicamente debido al efecto placebo, como la mandrágora que tiene forma de hombre y obtuvo popularidad en la Europa Medieval.

Una sustancia de acción central es el alcohol, que durante mucho tiempo se dijo que era un afrodisíaco, pero en realidad es un depresor general del cerebro. Los efectos en pequeñas cantidades, en actividades sociales, producen un incremento de la libido porque liberan las inhibiciones por poco tiempo, en personas inhibidas, antes de que estén ebrias y resulten incapacitadas. Y las dosis mayores de alcohol bloquean la conducta en general de las personas, incluida la respuesta sexual.

Si el alcoholismo es crónico, el consumo habitual de alcohol afecta seriamente la respuesta sexual en ambos sexos, aunque más en el hombre. No es raro que el hombre que se queja de falta de erección se tome tres copas de alcohol durante la comida, un whisky a media tarde y tres bebidas más durante la cena ... Claro tanto alcohol deprime gravemente la respuesta sexual. Necesita una terapia psico-sexual para que el sexólogo le ayude a reducir considerablemente estas dosis.

Parecidos efectos sobre la conducta y sobre el sexo se producen cuando toman barbitúricos e hipnóticos. En pequeñas dosis no afectan, en dosis más grandes bloquean por completo toda la conducta, incluida la sexual. Disminuye la sexualidad en los seres humanos cuando se abusa del consumo de sedantes.

Otras drogas son los alucinógenos sobre todo el LSD, la marihuana y la MDA,
que actúan sobre el sistema nervioso central y se emplean como afrodisíacos. Pueden afectar a la sexualidad por su acción general sobre el sistema nervioso central. El LSD es un alicinógeno poderoso, las personas conservan la orientación y la memoria, se liberan de inhibiciones y el resultado es que se ven inundados por una serie de imágenes y pensamientos que viven con intensidad.

Si tienen relaciones sexuales en este estado de intoxicación no viven un sentimiento intensamente erótico. Suelen describirlo como algo interesante y diferente. Las relaciones suelen depender de cada individuo, pero a menudo son más difusas y se mezclan con otras sensaciones y pensamientos. Experimentan con menor intensidad el orgasmo, y lo viven como si estuviera separado de ellos, como algo de afuera. Si viven un mal viaje experimentan sentimientos de miedo y paranoia.

El HTC o marihuana es más suave, y es un alucinógeno que se toma en pequeñas dosis. A menudo los fumadores de porros dicen que les incrementa sus vivencias sexuales porque están más relajados y bajo los efectos de una ligera embriaguez (high) El MDA es un alucinógeno vinculado a las anfetaminas y parece tener un efecto estimulante sobre la sexualidad. No es un fenómeno aislado, sino que está en el contexto global de los alucinógenos.

Las anfetaminas son estimulantes cerebrales que actúan centralmente y ejercen algunos efectos sobre la sexualidad. Algunos afirman que en dosis muy altas potencia el interés por el sexo y la ejecución del acto. Están más relajados y más confiados, incluso los hay que si se habitúan al consumo de esta sustancia química, ya no pueden funcionar sin ella. Hay estudios que afirman que los que utilizan con regularidad esta droga notan una disminución de su capacidad y de su interés por el sexo.

La cocaína según sus consumidores produce un efecto placentero y excitante. Los adictos a esta droga se preocupan más por su deseo de consumir que de vivir el placer sexual. Informes sobre esta droga nos hablan de que en ciertas dosis estimulan la sexualidad y la realización del coito. Estos son los efectos de la acción de la droga sobre el cerebro y si el adicto consume dosis más altas constantemente, suele enfermar y el interés por el sexo desaparece. Habrá que tener encuenta la edad, y a partir de la cuarentena ...

Por útimo os hablaré de las que afectan a la conducta sexual de manera indirecta, son las drogas que se utilizan para tratar trastornos psiquiátricos. Los pacientes que toman tranquilizantes y antidepresivos pueden notar cómo mejora su funcionamiento sexual, pero en realidad es que ha disminuido la ansiedad y no es un estímulo sexual. Algunas como el haloperidol reducen la libido y la potencia sexual, y retrasan la eyaculación en algunos hombres.

Bueno ya sé que podría seguir hablando de otras drogas como las de diseño y otras, pero será ya en un próximo artículo.

Foto : sirena

lunes, 20 de febrero de 2012

Tratamiento de la Disfunción Eréctil















La forma de tratar esta disfunción es la Terapia psico-sexual porque cuando el hombre sufre impotencia hemos visto las secuelas psico-sexuales que provoca. La pérdida de confianza en sí mismo y la baja autoestima, y se obsesionan con el fracaso personal ... En la mayoría de los casos si tienen pareja, se ha visto afectada la relación entre los dos.

También se ve afectada la comunicación, lo que signifique el sexo y lo que se espere de él. Por eso en estos casos la Terapia psico-sexual les aporta ventajas que la hacen imprescindible, y no sólo por el elevado grado de satisfacción y de éxito en el tratamiento de las disfunciones sino por sus características. Y es que no produce efectos secundarios negativos, el abanico sexual de la pareja se amplía, y además previene otros posibles problemas psicosexuales porque aporta información y formación a la pareja.

Cuando se empieza una Terapia Psico-sexual para relsolver cualquier disfunción sexual, lo importante es que tanto el hombre como su pareja, si la tiene, se sientan motivados y confíen en resolver el problema, ya que mientras van dando pasos hacia la curación puedan también disfrutar de las prácticas dirigidas. Lo que debe estar claro es que por educación, el hombre tiene una mayor facilidad para la fantasía y está más predispuesto hacia el deseo sexual y hacia una relación exitosa, pero no es una máquina. Podría ser un error plantear las cosas así ... Muchas son las causas que pueden apagar el apetito sexual cuando están con una mujer y con la mejor salud física.

Hay que desterrar la idea de darle demasiada importancia a la edad, porque la edad muchas veces no tiene nada que ver con la disfunción eréctil. En todo caso las enfermedades y sus tratamientos, los prejuicios que nos hablan de que en la vejez no se debe hacer sexo, por eso hay que dejarlo. También les desanima el ver que no hay tantas erecciones espontáneas, y la preocupación por la necesidad de estímulos más directos y más prolongados para llegar al orgasmo.

Si en este momento no disfruta de buena salud, como en otros, o no le gusta su pareja. Practica el sexo con mucha frecuencia o quizá tiene una compañera mucho más joven que le abruma con demandas excesivas que quiere, pero tiene dificultades para cumplir ... Y además necesita demostrarse a sí mismo y a ella, lo viril y eficiente que es en su capacidad sexual.

En Terapia Sexual una vez revisados e identificados los problemas estaremos en condiciones de empezar con ejercicios prácticos solo o en pareja. El objetivo de la Terapia Sexual es reducir los niveles de ansiedad que se mezclan con sentimientos de miedo frente a una relación sexual, porque existe un profundo temor al fracaso.

Foto : maestría

lunes, 6 de febrero de 2012

Cómo se respira durante el orgasmo







Un poco antes de llegar al orgasmo la mujer está muy atenta a lo que está ocurriendo en sus genitales, y espera con ansiedad que se produzca ese temblor mientras se evade por completo de todo lo que sucede alrededor. Todavía su respiración es superficial y se centra en el tórax, a veces con control para dar a la excitación mayor intensidad.

Aunque esta respiración para algunas supone una pérdida de energía y de placer sexual. Sólo los orientales recomiendan otro tipo de respiración porque juega un papel importante en el orgasmo, y puede ser tres veces más intenso si se respira profundamente desde el vientre en lugar de utilizar la respiración torácica. Esta es una respiración que yo enseño a mis pacientes para que ellos y ellas aprendan a estar relajados durante la excitación. Por eso acudir a un sexólogo puede ayudar a alcanzar el orgasmo con control para ellos, y con más facilidad para ellas, en todas las relaciones.

Porque si la mujer está tensa durante el orgasmo, podría evitarlo si respira profundamente, porque si no el orgasmo se limita a la zona pélvica, mientras que un orgasmo relajado fluye, y con la respiración correcta lo siente en todo el cuerpo. Para eso hay que imaginar que el cuerpo, por detrás de la columna vertebral, lo recorre una caña de bambú que asciende desde la pelvis hasta la coronilla. Es como una flauta interna, que recorre los campos energéticos centrales y hay que hacerla sonar.

Claro funciona gracias a la imaginación, y se trata de imaginar que con cada inspiración acumulas oxígeno en la pelvis y lo vas subiendo poco a poco hacia arriba para transportar las sensaciones hacia arriba y hacer de tu orgasmo una experiencia envolvente. Y es que amamos con tanta intensidad como respiramos. Nos faltan los aplausos ... Esto sólo se entiende si lo has practicado durante una temporada con tu respiración, y has comprobado que el sexo efectivamente se transforma.

Sabemos que la experiencia subjetiva del orgasmo, según Masters y Jhonson se divide en tres estadios : muhas mujeres una vez excitadas sexualmente perciben una pausa con intensas sensaciones en la zona pélvica, luego notan un calor que invade la pelvis y se extiende por todo el cuerpo, y en el tercer estadio la vagina se contrae y sienten palpitaciones en la zona vaginal y en la pelvis. Ya cuando se rompe la tensión la experiencia es incomparable y única. Entonces es difícil encontrar palabras para describir tal experiencia ...

Foto : biofilia

viernes, 30 de diciembre de 2011

El sexo : un encuentro con el otro








No es de extrañar que haya disfunciones sexuales cuando las imágenes sexuales aparecen por todas partes, absorbiendo nuestra atención y pidiendo una respuesta sexual automática, es decir inmediata, incluso aunque no se busque el deseo ...

Es como si la solución a los problemas, en el fondo, fuese la terapia sexual. Puede ser porque además el sexo alivia y representa el encuentro con el otro, con otro ser humano en un espacio de intimidad que no siempre afrontamos. Y es que ese gran interés que ponemos en solucionar nuestros problemas es porque el sexo representa el encuentro con otras personas, la sexualidad nos acerca.

Supone para nosotros relajación, abandono, flexibilidad y tenemos la sensación de que fluimos, lo que diariamente no está a nuestro alcance
. Puede que seamos mejores personas si tenemos más sexo, y que la frecuencia sexual, alivie algún problema. Lo que es cierto es que incorporamos cualidades, somos más cercanos, estamos más relajados, y así hacemos frente a lo contrario. A esa pauta cultural que nos provoca estrés, rigidez, control, una cierta distancia para protegernos de los robos, de las críticas, de que me pisen o se aprovechen de mí ...

Y la sexualidad es como un código, un lenguaje que hemos incorporado en nuestros contactos cotidianos, porque podemos quizá tener relaciones profesionales relajadas, cercanas ... pero suele ser al revés, por eso el sexo representa lo que no podemos permitirnos en la vida cotidiana, y muchos recurren al sexo incoscientemente, para estar relajados, otros recurren al sexo frenético, sobre todo los hombres.

O el sexo puede reproducir el día a día e incorporar la ansiedad y el estrés con el que vivimos las relaciones sociales ... cosa que no le ocurre a otras personas que tienen sexo para paliar y equilibrar la ansiedad de la vida diaria. Por eso creo que parte de las disfunciones sexuales que existen como la falta de deseo, las disfunciones de la erección, la eyaculación precoz, el vaginismo ... se explican por el disimulo entre lo que esperamos del sexo y lo que realmente es.

Y solemos vivir el sexo como la vida bajo la presión de complacer a los demás, con el miedo al abandono, a la crítica, que si no se me levanta "no estoy a la altura" o si no lubrico "no soy una mujer como Dios manda ... Dios no manda nada, a menos que creas que no funcionas por un castigo divino. El sexo es un proceso de aprendizaje en tu vida, es aprender a ser persona, a saber qué te gusta, quién eres, como son tus órganos sexuales, con quién te gusta estar ... qué tipo de experiencias quieres y cuáles rechazas.

Y si te cuidas pide la ayuda de un sexólogo para que te oriente. No te angusties, ni te aisles y aprende a enfrentar las dificultades sexuales, porque el sexo no es ningún reto, es un placer, ¿sabes? Porque si tienes algún problema de funcionamiento sexual interprétalo como una alerta de que algo en tu vida necesita reorganizarse, y se está expresando a través de un síntoma sexual. No te lamentes porque este es el primer paso para encontrarte contigo ...

Así que deja tu orgullo y la necesidad de mantener la imagen de que lo sabes todo ... Y cuando no puedas funcionar en la cama lo puedes expresar, lo puedes decir y buscar ayuda. Con la ayuda y el asesoramiento de un sexólogo te será más fácil.

Foto : hoy te echo de menos

viernes, 16 de diciembre de 2011

La inseguridad enemiga del deseo









Cuando aparece la inseguridad es muy fatigosa la vida sexual, aunque la mayoría de las jóvenes están bien instruidas.

Si hablan de sexualidad con los demás, presumen de sueltas y naturales hasta que llega la hora de la verdad, cuando están con un hombre, y es en ese momento cuando surgen un montón de obstáculos entre ellas y el placer. Claro el miedo al embarazo no deseado ya no inhibe el placer ... y la píldora es una protección segura ante situaciones desagradables ... y además algunos métodos no hormonales son también fiables. Incluso el riesgo de contraer el sida tampoco mata el placer.

Y es que la causa de esa posible frustración para alcanzar el placer, está en otra parte ... Porque las veinteañeras toman la iniciativa en la cama, pero a menudo su autoestima se tambalea, y muchas no se creen guapas, ni eróticas, y si durante el juego amoroso no están a oscuras por completo, se tumban boca arriba, meten la tripa y confían en que su amante no las vea ningún michelín o algo de celulitis en los muslos.

La inseguridad de que su aspecto no sea tan bueno, ni tan sexy tiende, en casos extremos, a paralizar a las mujeres jóvenes. Los conocidos sexólogos americanos Masters y Jhonson llamaron a este fenómeno social "performance anxiety" porque en lugar de estar disfrutando tranquilamente del juego erótico las mujeres veinteañeras lo convierten en un concurso de belleza.

Y es que las mujeres sobre todo en cuanto cumplen los 20 años se dejan dominar por la obsesión de estar a la altura, es decir de tener un cuerpo perfecto, lo que les resulta realmente molesto. Pero en su pensamiento guardan un ideal con el que miden su aspecto fisico, que tiene que ver con las famosas del cine como Kate Moss o Gwyneth Paltrow. Tienen que estar delgadas y no se permiten cualquier redondez.

Lo más absurdo es que cuando se acercan a ese ideal, más limitan su capacidad para disfrutar de su sexualidad, y en un estudio los expertos han comprobado que las mujeres de cualquier edad con sobrepeso, disfrutan más del sexo que la mayoría de las que tienen un peso ideal. Y sólo el 45% de las mujeres delgadas afirma pasárselo bien al practicar sexo, sin embargo el 85% de las gorditas dan la misma respuesta.

¿Cuáles son las razones? Y es que las de más peso suelen desplazar su ambición a otros terrenos, procuran no obsesionarse con tener un cuerpo más delgado, y por eso en la cama se concentran más en el sexo en lugar de estar bloqueadas ocultando ese rollito de grasa. Por desgracia muchas de estas mujeres de 20 años no hacen caso de estas estadísticas porque piensan que un cuerpo bien formado es un cuerpo delgado, y esto es igual a atractivo sexual. Otros factores no les importan.

Cuando juzgan su sensualidad hacen una lista de las distintas partes de su cuerpo según aprecian su calidad, como el pecho, el pubis, los brazos ... bueno bien, y ... espalda, piernas, hombros, pueden pasar ... pero nalgas, caderas y tripa, quizá demasiada grasa. Aunque si los encuestadores insiten y preguntan "¿Cómo vives tu sensualidad, tu imagen erótica?", enmudecen y dicen que eso no les vale, no les sirve ... Lo adecuado entonces, es pedir consulta con un sexólogo, para situarte donde estás y con tu cuerpo.

Foto que tomé en las calles de Madrid (España) durante la Jornada Mundial de la Juventud.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Caer en la trampa de la armonía










Mira : es que nunca reñimos! - Qué bien eso es tener suerte y capacidad de adaptación! O es que esa concordancia expresa consciente o inconscientemente los propios deseos de libertad, de independencia, quizá también de autonomía ...

Entonces se adormecen los conflictos y el deseo también puede adormecerse ... Y si se reprimen continuamente las agresiones y los conflictos, el erotismo puede desaparecer ... Algunos se hacen carantoñas sólo ... Por qué no pruebas con una bronca en toda regla, pero juega limpio: escúchale de verdad, déjale explicarse, interesate por él ... Luego espera la reconciliación y los fuegos artificiales en la cama!

Y llega la rutina ... haz algo para evitarlo. ¿Crees que has sacrificado el deseo por la rutina? Y si es así reune todo tu valor y dile a tu compañero lo que deseas. A lo mejor él también ha pensado en lo que le propones ... En esta situación puede aparecer la inapetencia porque necesitan protestar contra esa desigualdad de poder entre los sexos.

Y cuando las mujeres dependen económicamente de su compañero reaccionan con inapetencia sexual, sienten que les falta autoridad, y algunos sexólogos consideran que la inapetencia es una resistencia de la mujer, ante las expectativas sexuales de él, ya que la sexualidad masculina continúa marcando la pauta en lo que pasa en la cama ... Claro ... para que no te sientas impotente podrías hacer una cosa : toma la iniciativa.

Y como dije en el artículo anterior : "¿Siempre prefieres la cama?" Convéncele para hacer experimentos. Intenta averiguar qué le gusta ... qué juegos le excitan. Muchos estímulos fluyen diariamente hacia nosotros y cada vez son más intensos, más rápidos, más ruidosos, de más colores y el sexo lo invade todo ... La mayoría de las películas tienen alguna escena de desnudo, las revistas nos ofrecen poses eróticas, las vallas publicitarias están llenas de cuerpos bien formados ... Por eso ¿cómo va a causar un efecto erótico el cuerpo desnudo de tu amante?

En el sexo, el cerebro necesita estímulos más fuertes para tener una respuesta adecuada ... El gusto también se ve afectado y le percibimos más débilmente que hace veinte años. Por ejemplo los caramelos tienen mayor cantidad de edulcorante más o menos natural, para que a los consumidores les parezcan verdaderamente dulces.

El sexólogo Gunter Schmindt ha comprobado, en un estudio sobre las chicas jóvenes de hoy día, que tienen menos deseo sexual que las de hace veinte años. El motivo según él es que hay una mayor conciencia de la discriminación y de la violencia sexual que sufren las mujeres y de la violencia sexual que sufren los hombres contra ellas. Y algunas se tornan escépticas hacia los hombres y al futuro de la relación con ellos.

Foto : en armonía

lunes, 8 de agosto de 2011

El miedo al contagio














Una mayoría de enfermedades de trasmisión sexual (ETS) pasan inadvertidas, no se detectan a tiempo porque aunque haya síntomas, no nos movemos, no nos informamos, porque nos avergonzamos, tenemos sentimientos de culpa y no queremos afrontar la realidad.

Existen frenos para la salud sexual como la vergüenza, no protegernos ante los demás por miedo a que nos rechacen y hay personas que aceptan el sexo sin protección incluso ante situaciones de riesgo. A mí me decía una paciente de 22 años, guapa ella y que tenía facilidad para ligarse a chicos en muchas ocasiones ... "Es que cómo le voy a decir que se ponga el preservativo, si decide acostarse conmigo ... Qué corte ¿no? Encima que me elige a mí (ella tenía problemas para llegar al orgasmo) No puedo" Desde luego ella nunca lo hace con protección y después la atenazan los sentimientos de culpa.

Hay veces que ... como es un encuentro esporádico, no existen posibilidades de contagio. Esto es apoyarse en una falsa creencia. Otras veces nos dejamos llevar por los deseos de otros en contra de los nuestros y de nuestra seguridad, y en ocasiones creemos que amar a alguien es una razón de peso, y aceptamos incluso la posibilidad de contagio, y no somos conscientes que no sólo es un problema el contagiarnos, sino que si más tarde nos separamos, podemos contagiar a otro.

Creemos que las ETS se curan con facilidad con medicaciones ... aunque hay algunas ETS que se pueden tratar pero son incurables, como el herpes y otras como la uretritis o la clamidia que producen infertilidad. No nos hacemos responsables si no le damos importancia a comunicar que tenemos una ETS a las personas con las que estamos, como la gonorrea o la vaginitis porque a veces no dan síntomas, es decir no se notan. Y si me curo y no se lo he dicho al que me contagió puedo volverme a contagiar.

Creemos en las palabras dichas en esos momentos por nuestra pareja sexual, que nos asegura que no va a contagiarnos, con buenas palabras ... sólo la puntita ... haré la marcha atrás ... No te preocupes no voy a eyacular dentro ... Y la frase tan repetida ... no pasa nada ... ya verás. Así las cosas creemos que la responsabilidad no es nuestra, otra falsa creencia, porque el otro es responsable de él pero tú lo eres de ti mismo.

Y como en otros aspectos de la vida las ETS son también un medio de comunicación y hay que darle importancia y reflexionar sobre el uso que hacemos de ellas porque tiene que ver con ese estilo de hacer en la vida ... no decir la verdad, justificarnos, encubrir y evitar ser responsables. Y la empatía está en primer plano, ponernos en el lugar del otro, y quizá cuando intentes ponerte en el lugar del otro no te sientas correspondido.

Y en terapia darnos cuenta de que la irresponsabilidad es la madre de los contagios y es una constante en las relaciones humanas y así vemos las dificultades de comunicación, la falta de claridad, las dudas no manifestadas, los deseos no comunicados ... y si lo llevamos al terreno sexual : existe el riesgo real de involucrar a otros y sus consecuencias pueden afectar a la salud y a la calidad de la vida propia y de otros. Sabéis ... los investigadores dicen que el 5% de las ETS no se curan, son para toda la vida.


Foto : hola ................ !

miércoles, 30 de marzo de 2011

La privacidad en el baño




La sociedad es tan hipócrita en lo referente a la evacuación fisiológica como en lo referente al comportamiento sexual. Y es que "todo el mundo lo hace pero todo el mundo oculta que lo hace" nos dice Antoni Bolinches.

El acto de defecar está envuelto en un pudor que afecta a la libido de la pareja cuando comparte ese espacio del cuarto de baño para labores tan cotidianas como el aseo íntimo, la ducha o la evacuación. Eso sí, de efectos tan distintos aunque afecte a los mismos órganos. Lo que sí está claro es que el aseo íntimo facilita la sexualidad, sin embargo la defecación por lo que es y por el mal olor que desprende actúa como un inhibidor de la libido.

Cuando esta situación se produce es algo tan sencillo como que cuando uno de ellos está en plena defecación irrumpa en el baño el otro. Lo normal es que el inoportuno se disculpe y se retire, pero algunos empiezan a hablar con toda naturalidad sin que el otro se atreva a reivindicar su derecho a la privacidad.

La raiz del problema es la dificultad que se plantea para hacer compatible el deseo sexual con esos desagradables momentos que a veces soportan cuando comparten el cuarto de baño. Sabemos que el gran antídoto del mal olor y amigo de la higiene es el agua. Eso es lo que necesita el sexo mucha agua, es decir higiene previa y posterior. Porque el sexo lo que necesita es intimidad y la función excretora privacidad.

La privacidad es algo que es propio y particular de cada uno, lo privado es sinónimo de en solitario. La sexualidad es una de las actividades más placenteras que se puede hacer en la intimidad y debe apartarse en espacio, tiempo y lugar de las funciones fisiológicas y de las ventosidades, que son propias de la privacidad.

No hay que confundir la confianza con la falta de respeto y eso hacen esas personas que se comportan de manera inadecuada delante de la pareja con la excusa de que hay confianza. Habreis oido decir de "donde hay confianza da asco". Esta frase nos indica que el exceso de confianza deteriora la calidad de las relaciones.

Hace poco un entrevistado en el periódico La Vanguardia decía que el secreto para mantener mucho tiempo un matrimonio es tener dos cuartos de baño. Creo que ésta sería una buena solución, quizá la mejor. Pero como no está al alcance en todos los hogares una opción asequible sería plantearse las deposiciones como si tuvieran dos baños, aunque sólo dispongan de uno.

Entonces tendrán que tomar algunas precauciones como ventilar después de utilizar el váter, esperar un tiempo antes de dejar entrar a la pareja y pedirle a la pareja que adopte las mismas precauciones. A veces estas consignas la mayoría de las parejas las adoptan de una forma tácita e intuitiva.

Porque lo que necesita la sexualidad es la fragancia de los buenos olores y la higiene que facilita el agua, y compartir de vez en cuando la ducha y el baño pero como instrumento erótico ... Cuando es así el aseo se convierte en un espacio común pero si está claramente diferenciado de la función evacuatoria, porque es muy difícil que en un mismo espacio se asocien a la vez dos funciones que se excluyen mutuamente.

Por desgracia para la libido no es frecuente que la pareja acuda al terapéuta para solucionar este tipo de problemas pero conozco muchos casos que la inhibición del deseo sexual está relacionada con la incapacidad que tiene la pareja para armonizar su intimidad sexual y preservar la privacidad de las funciones fisiológicas que es conveniente realizar en solitario.

Foto : RAREZAS HUMANAS

viernes, 11 de marzo de 2011

Fobia sexual y ataque de pánico








Cuando hablamos de una fobia nos referimos a un miedo sin medida, a un ataque que no va a venir. Habremos oído hablar de fobia a quedarse encerrado - claustrofobia, a los espacios abiertos - agorafobia, a las alturas, a los insectos - insectofobia, pero existen otras las fobias sociales y sexuales.

Y el rasgo fundamental de una fobia sexual es un temor continuo e irracional que asocian al deseo compulsivo de evitar tanto sensaciones como experiencias sexuales. Aunque el propio sujeto reconoce ese miedo como irracional y excesivo.

Algunos evitan por completo el sexo o el deseo de evitación, y la ansiedad la limitan a los genitales, a penetrar o a ser penetrada, al orgasmo, a la masturbación, al sexo oral ... Otros se mantienen vírgenes toda la vida, "no hacen pareja", ni se casan y son individuos con verdaderas fobias sociales.

Cuando el síntoma fóbico sexual aparece con claridad - fobia a la penetración- el diagnóstico es algo más claro pero ya no lo es tanto en el llamado carácter fóbico. Aquí detectamos un comportamiento estable con una forma automática de regulación de la angustia, o una serie de rasgos característicos que no muestran los verdaderos síntomas.

Están en un estado de alerta permanente y explorando el medio ambiente porque para el fóbico la relación con el otro no es neutral, sólo lo percibe como la posibilidad de un peligro inminente y próximo. Uno de sus rasgos típicos es la tendencia hacia la huida puede ser de la pareja, de la relación sexual, de la vagina o del pene ... del tratamiento.

También puede darse una huida hacia adelante, entonces para vencer la fobia arremete contra su dificultad. Y es que el paciente fóbico siempre está por irse, plantea dificultades particulares que no llegan a ser evidentes. Esto se debe al aspecto central, durante el tratamiento, de su frecuente deserción.

Siempre amenazan con irse, es como una estructura defensiva que construyen a base de evitaciones, precauciones, ante determinadas situaciones que cuando están próximas les provocan angustia. Es interesante recordar que, gracias o a pesar de sus defensas, el paciente se mantiene en un cierto estado de equilibrio, y sólo recurre a la consulta si su pareja amenaza con dejarle, por disfunciones sexuales o presiones sociales.

El aspecto central tiene que estar presente porque "el fóbico" desea y teme al mismo tiempo, se asoma y huye, desea sentirse bien y teme que esto ocurra. Desea la penetración o el orgasmo pero siente miedo de lo que pueda pasarle.

Entre los detonantes de esta deserción podría estar ese interés desmedido del terapéuta por curarle. Y es que cuando éste se deja apurar por el grandísimo deseo de los fóbicos por curarse -tema al que aluden casi en todas las sesiones- sobre todo al principio de la terapia.

Uno de los aspectos más dramáticos de los trastornos de ansiedad ligados a las fobias son "los ataques de pánico" que ellos viven con enorme angustia y con gran repercusión en el cuerpo. Afectan al 1,6% de los adultos, con frecuencia más a las mujeres, y los síntomas son : palpitaciones, mareos o vértigos, falta de aire al respirar o ahogo, naúseas, sofocos o escalofríos, exceso de transpiración y sensación de terror o irrealidad, miedo a volverse loco o al descontrol. Temor a la muerte.

A veces la fobia es compartida con la pareja como en el "matrimonio no consumado". La disfunción existe si la pareja conviviendo o no, después de seis meses no podido practicar el coito con penetración vaginal. También se llaman parejas no consumadas. No necesitan estar casados, pueden ser novios o compañeros.

En ocasiones, es uno de ellos el que aparenta estar enfermo otras veces son ambos. Las disfunciones más fecuentes en el hombre suelen ser trastornos de la erección, en ellas padecer vaginismo. Ella tiene una verdadera fobia a ser penetrada y él un eyaculador precoz, que incluso a veces, eyacula antes de penetrar, "eyaculación ante portas".

Otras veces ambos tienen el deseo sexual inhibido y los trastornos pueden alterarse en el proceso pero siempre son problemas de los dos. Por eso cuando él tiene erección ... se presenta una contracción de los músculos vaginales en ella, y un día ella quiere, ha podido relajarse y vencer su fobia entonces él eyacula antes de penetrar.

Y es que el miedo les invade, puede ser al embarazo, a ser padres, a ser desgarrados o a desgarrar, a ser dañados en los genitales o fantasías de caer en la prostitución. No hablamos de causas generales, cada caso se trata en particular y hay factores psico-sexuales, familiares, de educación, religiosos y de la propia fobia.

La terapia sexual se hará creando una alianza de trabajo porque es un paciente que duda si podrá seguir, si tendrá horas libres, o si tendrá dinero para pagar las sesiones ... Y no sabe si se tiene que tratar ... o cuál será el tratamiento adecuado. Y la paradoja es que el primer obstáculo es el miedo al éxito, el miedo al cambio. Esa escena tan deseada que es también la que más temen, la más amenazante.

Foto : en la ciudad