Mostrando entradas con la etiqueta Disfrutar del sexo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Disfrutar del sexo. Mostrar todas las entradas

lunes, 17 de abril de 2017

martes, 25 de octubre de 2016

El orgasmo, ¿es bueno para la salud?



La salud sexual, hoy día no sólo interesa a los profesionales, a los que nos dedicamos a este campo de la ciencia, sino que

lunes, 18 de enero de 2016

Sexualmente ¿Qué deseas?

































Deseamos muchas cosas, situaciones, experiencias, completas o enteras. Entre nosotros nos deseamos no sólo sexualmente, sino como amigos, deseamos su afecto, su amor. En el modelo sexista vemos que los hombres desean menos el interior y más lo externo de las personas, y prefieren a las personas por el físico, se fijan en el tamaño de los pechos de las mujeres, o en los genitales de los hombres. También es cultural el estereotipo de que las mujeres nos fijamos en el conjunto del cuerpo de las personas y tenemos en cuenta su mente, su inteligencia, su sensibilidad... 

Lo más importante es el hecho de desear: su sonrisa, besarle en la boca o estar toda la vida con esa persona. El deseo y su magnitud es algo personal. Lo que más cuenta es el deseo y qué deseas, y eso forma parte de ti.

¿Qué hay de malo en desear? Creo que nada y si sabes que tu deseo no está a tu alcance tampoco pasa nada. Es decir que si sentimos que no lo conseguimos podemos crearnos una dependencia. Sentirnos frustrados o  negarnos a aceptar que no podemos conseguirlo. Entonces surgen los problemas emocionales.

Si no conseguimos lo que deseamos podemos pensar que la vida no nos interesa -depresión- o quererlo conseguir como sea -rabia- o presionar a otros-.

Me voy a centrar en los deseos sexuales que son sólo una expresión, no la única, de lo que sabemos que son los deseos humanos. En estos deseos puede estar la causa de los problemas sexuales, como la impotencia o la frigidez.

Javier llevaba meses sin relaciones sexuales, llega a mi consulta y se muestra preocupado porque considera que no es normal y además es preocupante. Su mujer le pregunta si no la desea, o si tiene otra mujer. Javier la juraba una y otra vez que no, que todo estaba como antes, solamente desconocía lo que le pasaba.  

Recuerdo cómo Eva había intentado quedarse embarazada, utilizando todos los medios. Todo lo había probado hasta someterse a varias operaciones. Viene a mi consulta sintiéndose impotente y decepcionada, y culpable porque considera que la última finalidad de la mujer es ser madre.

Lo que más conocemos es que algunas mujeres no desean relaciones antes casarse, aunque Gustavo lleva ya diez años de novio y quisiera casarse antes de hacer el amor con Clara. Ella al principio no estaba segura pero depués aceptó y los dos lo quieren así.

Pablo lleva meses detrás de Beatriz, pero no hay manera porque ella no siente lo mismo que él. Pablo no lo entendía porque es un chico atractivo y tenía otras chicas trás de él. Pero Beatriz no estaba interesada en él. Pablo la esperó un día al salir del trabajo. Hubo forcejeos pero sin más. Él intentó besarla en plena calle, exteriorizó su orgullo herido y su necesidad de control.

Hasta ahora el sexo biológico de las personas que he tratado en consulta hace honor a la verdad, aunque podrían ser indistintamente hombres o mujeres, incluidos los casos de agresión, pero culturalmente suelen ser varones los responsables en los casos de agresión, sólo me consta que en ocasiones hay casos de agresión de mujeres a hombres, por razones idénticas o diferentes.

Por lo tanto el deseo como podéis ver, se explica en los cuatro casos por exceso o por defecto. Cuando no hay alteraciones en la naturaleza de los seres humanos desear es algo natural aunque su uso puede generar  problemas, si no somos conscientes de que podemos llegar a ser dependientes de ellos. 

En terapia psicosexual he trabajado con casos de disfunción eréctil que pueden aliviarse recuperando el deseo de vivir, porque no en todos los casos la ausencia de deseo puede responder a un síntoma de algo que está dentro, quizá una falta de realización personal, o deseos frustrados de maternidad que podrían resolverse cuando esa persona acepta su realidad personal como el miedo a ser una mala madre. Lo que explica que los deseos son un arma de doble filo: apasionantes y contradictorios a la vez.

Por una parte nos dan la clave de lo que queremos y nos orientan. Si no sintiéramos el deseo no nos moveríamos. Para nosotros son una fuente constante de motivación personal. Y si no los satisfacemos podemos desmotivarnos. Pero también ir despacio, con cuidado para no caer en trampas emocionales por no conseguirlos. Parte de tener deseos es no conseguirlos. Está bien ir despacio para sentir qué nos pasa si no conseguimos eso que queremos. 

No puedes evitar lo que te gusta o no, pero sí puedes aprender a manejarlo. Los deseos son una guía hacia donde quieres ir, son el objetivo, son el motor de la vida, pero pueden crear dependencias. Eso que te gusta, que prefieres, tus inclinaciones. Asúmelo con responsabilidad, si puedes realízalo porque te va ha mantener muy cerca de tu salud emocional

Puede ocurrir que en el ámbito sexual censures tus deseos porque te parezcan obscenidades o vicios. Como si te gusta que extiendan mermelada sobre tu cuerpo, pero percibes asco o vergüenza mientras lo vives, o si prefieres el sexo con más de dos personas y lo reprimes porque no es normal. Aunque debes recordar que lo normal es lo que la cultura nos ha enseñado, pero no es malo ni bueno, si no dañas a nadie, que puedas elegir. ¿Quieres experimentar con tus deseos? Házlo, y sera para ti una fuente de aprendizaje.  

Foto: esperándote 

martes, 6 de enero de 2015

La pareja. Cómo aderezarla

     A menudo cuando existe un compromiso muchas personas viven con una mayor satisfacción sexual y emocional sus relaciones sexuales. Puede haber enamoramiento que puede ser

jueves, 13 de febrero de 2014

Besos húmedos : sexo oral










Los reyes de las relaciones son la piel y el tacto pero aún lo son más los comportamientos, las fantasías sexuales y las emociones que asociamos a los besos. Si la boca se implica y besa con labios y lengua los órganos genitales del amante, puede llevarle a la excitación, a expresar pasión y ternura, y puede utilizarlo como recurso para recuperar el deseo anestesiado.

A las amantes les suele gustar el beso en las zonas genitales ...

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Los mordiscos

¿Conoces el mordisco? Suele ser un juego muy popular, es un mordisqueo más que un auténtico mordisco. Se trata de una práctica muy asidua en la antigüedad y los escritores eróticos explicaban con un montón de detalles sobre dónde y con qué intensidad se debían dar. Kinsey cuando se refiere a este comportamiento sexual afirma que el 50% de las personas encuestadas siente una gran excitación con los mordisquitos mientras hace el amor ...

miércoles, 27 de noviembre de 2013

¿Estamos liberados sexualmente?














Sí ... ¿es lo que vivimos liberación sexual? Ya bastantes se han liberado aunque con esfuerzo. Ha pasado la época de la liberación sexual y los moralistas no nos asustan con el infierno ... Sin embargo el puritanismo sigue viviendo de otra manera, y muchos no se permiten gozar plenamente del sexo, a pesar de nuestra cultura ...

jueves, 31 de octubre de 2013

Actividad sexual y ... amor

La actividad sexual y el amor pueden vivirse simultáneamente aunque a menudo están disociados y son fenómenos que suelen darse por separado. Hacer el amor no es un acto de amor en sí mismo, aunque la experiencia del sexo y en especial el orgasmo, incluso en la masturbación, es una experiencia que se asocia con la pérdida de control y con el extásis que se produce.

Y cuando llega el momento culminante podemos decir te amo a una persona que acabamos de conocer y por la que no sentimos ni el más mínimo afecto. Lo que no indica que el éxtasis del orgasmo no pueda crecer aún más si lo compartimos con la persona amada... Sí puede crecer, pero siempre se produce un colapso que se da junto al orgasmo y puede ser total ... Durante unos segundos nos olvidamos de nosotros mismos, nos perdemos en el tiempo y el espacio, trasportados. Nos podemos fundir con el Universo pero son instantes ... 

Para llegar a este momento hay que expresar los deseos más íntimos, susurrar al oído palabras picantes, que excitan a los amantes sean o no pasajeros. Quizá tu eres una de ellas ... y si te excita, pide a tu amante que te las diga mientras hacéis el amor, y explica que frases te excitan más, se trata de un juego de amantes. No temas, no es malo ni sucio es algo natural, en esos momentos. También inventar nombres para vuestros genitales o para otras zonas del cuerpo, que sólo conozcáis vosotros.

Ten en cuenta que en los primeros encuentros los juegos y caricias que excitaban a tu pareja y que sigues repitiendo, no te aseguran ya el éxito sexual. Ahora se han convertido en un ritual y poco a poco pierden la capacidad de excitar. Son demasiado predecibles aunque las caricias sigan siendo excitantes. Hay que mantener la curiosidad sexual y explorar nuevas caricias para mantener la magia de los encuentros eróticos ... 

Lo importante es que os sintáis bien entre vosotros y no saltarse los límites que no deseéis o con los que no os sintáis cómodos. Esta es una manera de aprender a ser un amante experto, y para eso hay que practicar de una forma continuada, y aprender a tomar la iniciativa con tu pareja. Lo podéis hacer cualquiera de los dos. Es una forma de dar a conocer tus deseos sexuales sin miedo ni vergüenza. Inténtalo. Lo básico es mantenerse activo.

Ten actitudes positivas hacia el sexo, y acéptalo como una de las más grandes fuentes de salud, de bienestar. Dale prioridad en tu vida al deseo y al placer sexual. Lo que te prepara para un encuentro positivo con los otras personas. Practica el arte de la seducción a lo largo de tu vida. Busca la intimidad para crear vínculos con las personas que te atraen. Aleja tus miedos, las creencias negativas infundadas y la vergüenza, que impiden que vivas con plenitud tu placer sexual.

Sé que a veces todo esto no es fácil para vosotros, podéis pedir la ayuda de un sexólogo para que podáis intentarlo ... Para mantener el deseo vivo, y que no desaparezca el deseo ni la pasión. Es algo frecuente que se espere que el deseo sexual vuelva a la relación de pareja sin hacer nada, esperamos que vuelva mágicamente a nuestra vida. Pero no es así, se comporta como un virus que tenemos en el cuerpo ... Hay que citarse con él, susurrarlo al oído y con inteligentes caricias sexuales (por todo el cuerpo), claro, atraer, provocar y encender el deseo de la pareja.

Y para encender sexualmente a la pareja, deja a un lado tu vergüenza, tu miedo, prueba a ensayar papeles eróticos y observa el efecto que tienen en tu pareja. ¿La notas excitada, y se ha elevado la temperatura erótica en vuestra intimidad? Y sigue, sigue ... porque seguro que estas avivando el fuego. Se recomienda buscar un momento tranquilo, apartarse de los ruidos, la televisión, desconectar el móvil ... y si hay otras personas en la casa, echar el pestillo después de cerrar la puerta y, adelante! Ya me diréis.

Foto : ahora contigo

lunes, 7 de octubre de 2013

El masaje de los amantes











El masaje es una sabia costumbre oriental que nos hace sentirnos bien a todos, porque es bueno para la salud, y los beneficios van de lo físico a lo emocional.

Es una preciosa herramienta en psicoterapia y en sexologíay combinado con terapia es un estimulante que ayuda a recuperar el bajo estado de ánimo que se vive, por ejemplo, en las separaciones o ante la pérdida de un ser querido.
 También cuando haya que elaborar un duelo, como supone la pérdida del trabajo o abandonar el hábito de fumar ...

Y cuando la relación es reciente, es una forma de abordaje si las mujeres son algo tímidas. Eso dicen los hombres... que las mujeres no hablan de lo que les gusta, y no quieren experimentar sexualmente.

Sin embargo cuando el masaje se comparte es una posibilidad de encontrarse ... y se da una buena disposición para un acercamiento libre y profundo, aunque el masaje no siempre se da con una finalidad sexual.Durante el masaje se despiertan sensaciones y emociones, que suavizan la relación cuando el trabajo agota y la vida se ha convertido en una rutina. Es entonces cuando la pareja necesita recibir caricias ... "el masaje sensorial"lleno de pequeños movimientos y movimientos largos que fluyen y envuelven todo el cuerpo, deja espacio a la ternura, y la sexualidad se activa y se puede recuperar la pasión en las parejas estables. 


En el tratamiento de las disfunciones sexuales
 o de los desencuentros con la pareja incluyo en la terapia el Masaje Sensorial, y los resultados son magníficosEmpiezan a producirse cada vez más encuentrosLa sexualidad se regula de una forma natural. No son necesarios los fármacos. 
Les orienta en el conocimiento de su propio cuerpo y aprenden a conocer la intensidad de las caricias, las zonas especiales ... esas, donde les gustaría que les tocasen o que les acariciasen. 

El masaje sensorial
 se convierte en el masaje de los amantes y crea el ambiente para que se produzca el encuentro, activa todos los sentidos y pueden disfrutar de las sensaciones.

"El masaje sensorial" puede acabar aquí, o si los estímulos han despertado el deseo, la pareja podría iniciar el masaje erótico. Eso sí tiene que iniciarse con el consentimiento mutuo para que aumente el disfrute y la respuesta sexual. Con la estimulación de la piel aparecen sensaciones de placer y crecimiento erótico, y los movimientos de las manos son como caricias muy suaves sobre el cuerpo, son una parte del juego erótico. También se pueden utilizar objetos ...

Cuando después de compartir el masaje sensorial** la pareja inicia el masaje erótico el cuerpo entero es el protagonista, no sólo los genitales, y es interesante descubrir cómo el masaje erótico puede proporcionar tanto placer. Si tienes dificultades para sentirlo, no tienes sensaciones y no obtienes los resultados que deseas, acude a la consulta de un sexólogo porque el Masaje Sensorial tienes que incorporarlo de una forma natural en tus relaciones sexuales.

Fotografía : Ojos de mujer

sábado, 15 de junio de 2013

El orden de las actividades sexuales

















Hay mucha confusión
y no se ponen de acuerdo sobre las cosas que son mejores aunque la mayoría cree que existe una especie de orden en la actividad sexual. En Estados Unidos y en otras culturas le dan importancia a distintos aspectos de la sexualidad como la experiencia, tener muchas parejas, el autocontrol, el acto de seducir, el orgasmo ...

De todas formas en Occidente están de acuerdo en que lo más importante en la relación heterosexual es el coito. Qué significa : que según la persona a la que preguntes el coito será la actividad más común, más seria o más normal, la que da más placer ... Aunque para muchos además del coito hay otras formas de sexo genital en pareja : el sexo oral, el contacto sensorial, el sexo anal ... Luego vendría la masturbación, la actividad erótica pero sin tocar los genitales.

Y los besos son para algunos algo aburrido o una invasión, o les da asco y les enfría. Eso sí si saben cómo besar los disfrutan, y los consideran el comienzo de una buena intimidad. Incluso los hay que pueden hacer sexo enfadados y suelen ser generalmente hombres. Lo que no es recomendable es seguir un orden porque si prestas demasiada atención la satisfacción se reduce, pierde valor. Si estás pensando en qué has hecho y qué no has hecho ... y lo calificas, la actividad sexual se complica o si has hecho algo con lo que no estás de acuerdo.

A menudo recomiendo a las parejas que compartan un masaje como los que reciben en Terapia. Claro no es necesario que los amantes valoren esta actividad, porque cuando reciben el Masaje Sensorial, lo aprecian. Cuando no reciben masaje porque es una es una "Terapia por teléfono" no suelen pensar que es perder el tiempo, siguen mis prescripciones y confían en que realizando esta tarea les va a ir mejor. 

Seguir un orden estricto provoca una disfunción, ya que para tener éxito te has obligado a hacer algo en concreto, y si te consideras incapaz de hacer lo que es necesario para tener éxito, aparece una disfunción. Al centrarse demasiado en el coito: hace falta la erección del pene y la vagina lubricada. Y si es difícil llegar al orgasmo, como es imprescindible, restas importancia a una actividad erótica tan recomendada como tocar y ser tocado.

Hace más de treinta años Shere Hite nos habló de que los orgasmos masculinos y femeninos se producen más fácilmente con la masturbación que con el sexo con tu pareja, sobre todo en las mujeres, que la mayor parte de los orgasmos se producen por el frotamiento del clítoris no del coito. Aunque esto se conoce por experiencia y es verdad, muchas parejas siguen ignorándolo y teniendo relaciones únicamente de la forma "correcta" y se frustran continuamente. 

Y como este orden no depende de la lógica en cualquier momento puede cambiar. Se practica el cunnilingus desde hace más de un siglo, y perder la virginidad en estos tiempos es diferente de como era desde hace treinta años. El sexo anal se practica mucho más que hace veinte años ... Este orden sexual familiar no es más que un mecanismo cultural y no es necesario que le seamos fieles.

Hay veces que les resulta difícil ponerse de acuerdo cuando hacen el amor porque no tienen los mismos intereses y sus cuerpos no les obedecen o no encuentran el tiempo ... Ponte en contacto con un terapéuta sexual para no preocuparte por hacer "lo que se debe", lo correcto en el sexo y en la vida, para que no sea tan complicada ... Y aprenderás a tener en cuenta sólo lo que te gusta e integrarlo, para sentirte cómodo y poder dirigir a tu amante hacia lo que prefieres que te haga.

Foto : te miro

domingo, 3 de marzo de 2013

El sexo oral y anal








Otra manera de hacer más variadas las relaciones sexuales es empezar con contactos bucogenitales. Y si se le practica a la mujer se llama cunilingus, si es al varón, felación.

Se recomienda una buena limpieza, como ya hemos apuntado en otros artículos, porque es una preocupación bastante habitual y sobre todo para las mujeres. Sabemos que la mayor parte de las personas crece pensando que el área genital es sucia, y si te das cuenta los genitales pueden ser tan limpios como cualquier parte del cuerpo, bien ... aún así puede que no te agrade la idea de acercártelos a la boca. 

Lo mejor para superar la preocupación es ducharse juntos y lavarse los genitales el uno al otro. Así no  hay duda de que los genitales están limpios y si se lavan con jabón y agua calentita puede ser una forma de proporcionar placer sexual. Además hay otra preocupación frecuente de las parejas ... la de cómo estimular eficazmente a la pareja. Lo más recomendable es que sea la pareja la que le guíe y le diga lo que prefiere. Y se puede empezar por acariciar los genitales con los labios y alrededor, por el vientre, el pubis y los muslos.

Cuando es una felación ella puede sujetar el pene y ponerse la punta sobre la boca o rozar con la lengua la corona del glande. Esta es una zona muy sensible sobre todo la parte próxima al escroto. Claro la mujer prolongará esta  estimulación el tiempo que le resulta agradable, y para conseguir el ritmo adecuado es importante que esté atenta a las reacciones de su compañero.

Si es él quien la estimula puede seguir la misma progresión estimulando lentamente los genitales y luego estimular el clítoris más directamente. En esto hay variedad algunas prefieren la estimulación lenta con la lengua, o movimientos más rápidos, o la succión del clítoris. Es recomendable empezar con lentitud y variar el ritmo y la presión siguiendo las preferencias de ella. Que utilicen la comunicación y que no olviden que lo importante es que los dos disfruten de lo que hacen. 

A muchas parejas les gusta disfrutar a la vez tocando otras partes del cuerpo. A él le gusta acariciar los muslos o el pecho de ella mientra está estimulando sus genitales. Ella puede rozar suavemente el escroto durante la felación.

Hay que prestar atención a las enfermedades y si hay llagas o lesiones genitales, o se padece una enfermedad de transmisión sexual (ETS), como Herpes genital, SIDA, Virus del papiloma humano y otras, hay que practicar sexo seguro utilizando el preservativo. No se puede hacer sexo oral

Algunas parejas también encuentran muy excitante la estimulación anal, y se puede estimular con la mano durante el juego erótico. Si se intenta el sexo anal hay que ir poco a poco gradualmente porque los músculos del ano están mucho más tensos que los de la vagina, con lo que si la penetración es forzada puede causar dolor y daño físico. Para esta práctica se recomienda el uso de un lubricante con base agua para no dañar el preservativo, si se usa. Es más fácil si el ano está acostumbrado a introducir uno, dos o tres dedos, meter el pene. Éste debe estar bien lubricado o con un condón lubricado.

Es importante saber que después de practicar el coito anal no se puede introducir el pene en la vagina, porque algunas bacterias del recto pueden trasmitirse durante el coito vaginal y causar infecciones. Si se desea el coito vaginal después del anal, se recomienda utilizar el preservativo y retirarlo antes de la penetración vaginal. Claro si no se utiliza el preservativo él debe lavarse el pene con agua y jabón antes de penetrar en la vagina.

Si tienes dudas y el sexo para ti es una preocupación o estás viviendo alguna situación complicada, busca ayuda en un sexólogo, para que la evolución de tu propia sexualidad, estés con pareja o sin ella, no impida tu desarrollo, y al contrario sea un buen comienzo en cualquier circunstancia en la que te encuentres actualmente.

Foto : con él

martes, 27 de noviembre de 2012

La destreza del hombre en el sexo



















Hay hombres que son buenos amantes, hacen sexo intensamente, de forma prolongada y con plenitud cada vez que lo deciden, o siempre que lo hacen. Han aprendido a tener esa destreza y disfrutan y hacen disfrutar a las mujeres del sexo. Sí, estos hombres existen, pero por desgracia no son muchos los que, si aman y desean a su compañera, funcionan así.

Claro cuando un hombre eyacula rápido o tiene episodios de disfunción eréctil está preocupado porque no satisface a su mujer. Ella puede interpretarlo como egoísmo o falta de interés por ella, ya que no quiere compartir el placer, no quiere colaborar... Él ve cómo su autoestima se derrumba de una forma reiterada.

Hay parejas que padecen de falta de placer durante años. Lo sienten como una amenaza, evitan hablarlo entre ellos y además lo ocultan a terceros. Y claro si los dos esperan con ilusión un gran desempeño, el fracaso les humilla. Y cada vez que se produce un encuentro eyaculan a toda velocidad, de una forma muy parecida al adolescente en su primera experiencia.

Aquí no hay entendimiento entre la pareja ... las mujeres creen que para ellos, es fácil el control de la eyaculación, piensan que simplemente no tienen interés y les es más fácil dejarse ir ... Los hombres suelen afirmar que si estuvieran en el lugar de ellas durante el acto sexual, nunca fallarían. Y añaden que como carecen de pene no necesitan tener erecciones, pero lo que no contemplan es que a las mujeres también se les nota : tienen que lubricar para dar acceso al pene, igual que el varón necesita estar erecto y preparado para el coito. 

Además añaden que, un lubricante artificial facilita que la mujer participe en el acto sexual ... Y cuando se enfadan dicen, que para ella también es posible simular el placer y el gozo, lo que es mucho más difícil para el sexo masculino ... 

Pero ¿qué es esto, qué están diciendo?... Las mujeres no tenemos por qué fingir el orgasmo. No padecemos de eyaculación precoz, ni de disfunción eréctil, pero tenemos otros problemas tan importantes como esos. Como es ... no poder alcanzar al orgasmo, o fobia a la penetración o dolores en el coito ... Eso sí ambos coincidimos en la inapetencia sexual, esa falta de apetito, muy común en esta década, que nos nubla la existencia y que es la causa de muchas rupturas, porque no desear es como estar muerto.

Aquí aparecen la responsabilidad y la culpa, y la pareja está viviendo una relación incestuosa. Veremos si hay otros intereses que puedan, aún así, mantener unida a la pareja ... 

¿Cómo se recupera el deseo? El deseo que cada uno siente por el otro, su capacidad para seducir y ser seducido, para utilizar la fantasía, para imaginarte unido al otro en la cama, es la estación en la que termina un viaje que tú y yo podemos recorrer juntos si te pones en contacto conmigo para hacer Terapia Sexual. Lo vamos a recorrer desde el principio, para poder descubrir las razones por las que hombres y mujeres no encuentran atractivo el cuerpo del otro, ni el pene, ni la vagina, ni los pechos de la mujer ...

Foto : tu boca

lunes, 19 de noviembre de 2012

La nueva erótica masculina


Actualmente en la erótica masculina se acepta que tanto él como ella se sientan egoístas y solidarios. Saben que la forma de funcionar sexualmente es cosa suya, depende de sus actitudes, de estar a gusto y de darse cuenta del placer que nace de sus propias sensaciones. También de cultivar sus fantasías, pedir al otro lo que deseas, sin vergüenza, y aceptar lo que te pide para vivir su propio placer.

Visto así pierde valor si los orgasmos coinciden o si uno llega antes que el otro, y sus cuerpos fluyen con libertad y a su ritmo. Cambian sus sensaciones y colaboran en el placer del otro desde el suyo propio. Y si la actitud es relajada, graciosa y lúdica, la actividad sexual se prolonga y los ritmos se van acoplando ... Así no hay competición, no hay nada que demostrar, no hay que demostrar la potencia, ni la virilidad sólo hay que divertirse y jugar.

La sexualidad del nuevo varón está a la altura de la mujer, se consideran de igual a igual asumen roles activos o pasivos, según la situación, sin sentir vergüenza ni culpa, o si se equivoca y recibe un "no" que no esperaba ... Claro partimos de la base de que en las relaciones sexuales tiene que haber una actitud de abandono, sin intención de quedar bien y centrándose en las propias sensaciones eróticas.

Así las caricias, los besos y la entrega mutua ponen en marcha los mecanismos de la erección y la lubricación vaginal. El pene aumenta su tamaño y la mujer se siente dispuesta, y los dos sienten seguridad. Los pensamientos que sabotean han desaparecido, también el análisis ... Mucha felicidad y un continuo intercambio.

Los labios se unen en besos con deseo, que se prolongan en manos que acarician por todo el cuerpo, y en su movimiento los dos se rozan, se abrazan y el pene se sigue estimulando. La mujer excitada se entrega lo que produce seguridad al varón. Los dos disfrutan de la ternura, los besos, las caricias, los olores ... El deseo sexual aumenta y los estímulos son muy intensos, se acelera el pulso, la respiración es más superficial ...

Ahora ella desea que él la toque los genitales, que los estimule y separe los labios. La vagina está lubricada y ella excitada, lo que produce un aumento de la erección y una dureza final. Penetra, se mueve lentamente y se frota ritmicamente con suavidad, y va creciendo la estimulación genital. Todo esto es la consecuencia de un proceso de entrega. Él no piensa que todo está bajo su responsabilidad, sino que ella ha compartido con él la tarea de amar y satisfacerse mutuamente.

Desde este prisma muchos miedos han desaparecido para dar paso a una sexualidad placentera donde reina la comunicación emocional y física.

Estos son los pasos, pero si tu no sabes cómo mantenerte erecto, cómo superar tus preocupaciones para disfrutar del sexo, ni puedes deshacerte  de tu miedo a fracasar, pide cita a un sexólo@ para recibir información sobre lo que te está pasando, para que puedas recuperar tu erección y gozar de los beneficios de sentirte libre y poder practicar una sexualidad sana. 

Foto : hasta luego

jueves, 8 de noviembre de 2012

La experiencia del orgasmo









Si la satisfacción sexual está unida a la experiencia del orgasmo que porque éste es el punto de máximo placer físico. Y es que en toda persona sana existe la capacidad de responder a los estímulos sexuales y poder lograr el orgasmo. Pero esta capacidad no siempre se actualiza y la falta de orgasmo es una experiencia que viven muchas mujeres. Comprender este mecanismo puede ser útil para las personas que quieren conseguir el orgasmo o lograr un orgasmo más intenso.

En este proceso y durante la excitación sexual se da la tumescencia, es decir una afluencia masiva de sangre a las zonas genitales, provocando un aumento en el tamaño y una variación en el color de los mismos. Así el cuerpo se carga de energía porque está excitado y si la excitación continúa la carga se hace tan grande que necesita la descarga : el orgasmo. Para eso hay que implicarse, dejarse ir, abandonarse ... y así se alcanza el orgasmo. Lo que ocurre es que a menudo la carga no es suficiente o la persona no se abandona y entonces no se da el orgasmo.

El grado de placer depende de muchos factores psicosexuales y si la persona se relaja y se permite fluir con esa energía, aparece el orgasmo que es una experiencia que impacta y se siente en todo el cuerpo. Es una experiencia subjetiva e individual en la que se da un aumento de la concentración y se pierde el sentido consciente de uno mismo, se tiene la sensación de que el tiempo no existe, de perderse en ese momento, de dejarse ir por completo.

Los factores que impiden o limitan esta experiencia son el temor a entregarse y la ansiedad por conseguir el orgasmo, como dice Shere Hite "la ansiedad bloquea el placer" Claro la poca conexión y el desconocimiento del propio cuerpo también afecta a la calidad del orgasmo. 

Una atención especial merece el orgasmo femenino porque se obtiene de formas muy variadas y porque se satisfacen diferentes necesidades, cuando se tienen uno o varios orgasmos. Hay una gama muy amplia de preferencias sexuales de la mujer, unas se satisfacen con uno o dos coitos a la semana, mientras que otras necesitan mucha mayor frecuencia. 

Para algunas lo más importante del coito es vivir la experiencia  del orgasmo, pero hay mujeres que valoran mucho la proximidad física y la intimidad que les da el coito. Las hay que prefieren la estimulación directa del clítoris y otras centran todo su placer en la penetración vaginal. Claro la mayoría de las mujeres y también muchos hombres disfrutan de un prolongado periodo de juego erótico, que tenga que ver con una gran estimulación sensorial en todo el cuerpo, antes de que se produzca el orgasmo.

Y son menos las mujeres que desean que la excitación sea rápida y producida por la penetración vaginal. También algunas mujeres casadas prefieren que el coito sea durante el periodo del flujo menstrual aunque a otras les molesta e inhiben las relaciones esos días. Pero todas tenéis que saber que tanto cuando se produce la menstruación como en los en días   posteriores, la mujer está más sensible y se excita con más facilidad. Así que ... os recomiendo que aprovechéis la oportunidad que os brinda vuestro cuerpo.

Aunque también es válida la abstinencia sexual ya sea temporal o permanente. Si ésta no es para ti una opción deseada ponte en contacto con un sexólogo, que te ayudará a controlar, a dirigir este impulso y a canalizar esa energía, porque la energía sexual puede canalizarse.

Foto : viviendo el orgasmo

lunes, 13 de agosto de 2012

Somos responsables de nuestra sexualidad


















A menudo las mujeres que me escriben se sienten con la necesidad de enfrentarse al modelo sexual aprendido, a ese comportamiento que ya no les da satisfacciones. Desean liberarse de antiguos cánones y crear situaciones nuevas ... Algunas crean nuevas situaciones con distintos tipos de relaciones, con varias formas de relacionarse, y me dejado guiar por las que a ellas les daba más morbo ...

Deciden crear situaciones de riesgo o transgreden normas sociales en su vida privada y se abandonan a sus impulsos, hasta ahora extraños para ellas, como la que aún guarda su virginidad para un amor especial y luego termina por perderla con un desconocido ... Y algunas se sorprenden cuando se dejan llevar por su imaginación que les excita, cuando en el mundo real les repugna. Desean aceptar sus contradiciones, para resolver los bloqueos y poder responder a los estímulos eróticos, o poder excitarse sin sentirse culpables ...

Los sexólogos sabemos que para el hombre el pensamiento que puede estimular las ganas de sexo puede ser, ver las nalgas de una mujer ... Para nosotras casi siempre suelen ser situacionales, y muchas mujeres asocian esos momentos fuertemente excitantes con el sexo más romántico, aunque suelen ser las menos ...

Una población más numerosa de hombres y mujeres, aún no han alcanzado la deshinibición suficiente para expresarse sexualmente, y acceder al cuerpo a cuerpo con la pareja. Y cuando el tiempo pasa, las relaciones se deterioran cada vez más, y como resultado muchas veces la falta de deseo se añade a la inhibición del deseo sexual...

El interés que me impulsa a continuar escribiendo, sí es averiguar qué os excita, aunque mi mayor deseo es alentar a mis lector@s para que puedan descubrir qué les excita de ellos mismos, porque cada uno es responsable de su propia sexualidad, y de cómo disfruta ... o no, de ella. También quiero animar al lector a comtemplar el sexo como algo básico en la comunicación con la pareja y con la sociedad, y como una vía de crecimiento personal. Para que vivan la Terapia sexual relajados y dispuestos a aliviar sus tensiones y el aburrimiento, o a explorar su sexualidad.

Foto : Adán y Eva