Mostrando entradas con la etiqueta Falta de erección. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Falta de erección. Mostrar todas las entradas

martes, 18 de agosto de 2015

¿Qué es el morbo sexual?


Claro que hoy se le llama sexo morboso a las prácticas sexuales fuera del juego previo, del coito, de la masturbación o del sexo oral. Y también se consideran morbosas las parafilias como el fetichismo, y el sexo anal heterosexual que hoy día es una práctica más habitual de lo que creemos.

Parece que no pero ¿es muy común la práctica del sexo morboso? En las parejas estables entre el 10 y el 30% han practicado alguna vez el sexo morboso y los expertos aseguran que el sexo ha empezado a ser más morboso en los úlltimos 20 años. Esto se debe a varios factores como el deseo de la pareja monógama por añadir algo de pimienta a sus relaciones sexuales, practicando juegos sexuales  tomados de los medios de comunicación como el esclavismo sexual, el bondaje o la ropa de cuero  ...

Si quieres añadir variedad a tu vida sexual podrías practicar el morbo suave para añadir variantes a tu vida sexual, aunque algunas personas tienen mayor necesidad de variar que otras, y las hay que necesitan vivir sensaciones sexuales fuertes, que asocian con el bondage o con los juegos sadomasoquistas ... También puedes incorporar prácticas sexuales más exóticas como son los juegos sexuales tiernos y emotivos.

Si las prácticas sexuales te producen dolor o humillación, o se vuelven obsesivas y se convierten en una condición indispensable para la excitación o para llegar al orgasmo, entonces deben ser un motivo de preocupación. Y entender que nadie tiene por qué sufrir coacción por parte de su pareja o hacer cosas que no desea hacer ... Y si esto ocurre tendrás que acudir a un terapéuta sexual para aprender que estos juegos deben constituir una fuente de placer no un problema constante con el que tienes que convivir ...

Foto: clarooscuro

martes, 20 de enero de 2015

¿Eres tú el que rehúye el sexo?


Lo mejor es sacar el tema ya, en una conversación y quizá en más de una. Procura definir el problema y las posibles soluciones, y que tu pareja esté al tanto de

martes, 3 de septiembre de 2013

La abstinencia sexual













Actualmente muchos se refugian en la abstinencia sexual por falta de deseo sexual, problemas con la pareja o por experiencias sexuales intranscendentes. Vuelcan toda su energía en su trabajo y se mueven en una vida deserotizada ... Luego aparecen los problemas somáticos : sufren de migrañas, engordan excesivamente, no consiguen concentrarse ... En la vida cotidiana les cuesta cumplir con sus obligaciones, con los horarios de trabajo, con su familia, mantener limpia su casa ... 

Como carecen de vida erótica están privados de amor y utilizan el alimento como el bebé ... Es un sustituto y el vehículo del afecto ... como no pueden nutrirse de sensaciones eróticas comen y beben en abundancia. A pesar de la inhibición no existen personas que no acaben por despertar su placer erótico. Claro pueden ocultárselo satisfaciéndose con una masturbación y tener sentimientos de culpa, aunque el deseo sexual termina por salir a la luz ... 

A menudo en consulta, vemos mujeres que no experimentan ningún deseo sexual hacia su compañero habitual incluso más, ante cada encuentro se sienten incómodas, angustiadas es decir con pánico o aversión. Desconocen por qué alguna vez el deseo puede surgir en alguna situación ...  y en ocasiones sienten una oleada de excitación con un desconocido ... que les toca el cuerpo entre la gente del metro.

Si la inhibición del deseo es selectiva, con un compañero específico y se libera en situaciones especiales, la causa es psicosexual. Hay mujeres y también hombres que tienen inhibido el deseo en cualquier situación, es decir desgana erótica. Mujeres que buscan sólo los contactos tiernos que excluyen el componente sexual. Piden a su compañero caricias, abrazos, besos pero le niegan el acceso a sus genitales.

También hoy en día hay hombres que pueden fantasear con el recuerdo o la imagen de una mujer pero ante su proximidad no se sienten capaces, el miedo y la inseguridad les invade ... Y cuando se acerca el momento de la intimidad el escenario les prepara para la huida

Para muchos hoy el deseo es instintivo, se siente o no se siente nada, el objetivo prioritario es la búsqueda del hedonismo según D. Bell y la mujer desea realizarse también sexualmente. A partir de esto el hombre no puede imponer su deseo debe negociarlo con su compañera y conducirla al éxtasis. La incita al placer ... porque su orgasmo es como un carnet de virilidad, y si fracasa se siente rechazado, baja su autoestima. Se refugia estando día y noche en su trabajo pero no olvida que hay una herida abierta en su orgullo. Muchas veces el hombre es reacio a reconocer su ignorancia en las técnicas sexuales y acude a un Sexólogo.

Otra solución son las drogas y el alcohol que utiliza como recurso pero que por desgracia precipitan el fracaso. El Terapéuta Sexual es consciente, ellos buscan un nuevo equilibrio. Y en el terreno del deseo es donde se aprecian mejor las desilusiones y las experiencias conyugales de la difícil convivencia de la pareja.

Foto : caminando por la ciudad

sábado, 9 de febrero de 2013

El ciclo de la respuesta sexual

 

















Para Masters y Jhonson hay un modelo de respuesta que tiene cuatro fases : excitación, meseta, orgasmo y resolución, midiendo y anotando los cambios que se producen en el cuerpo en cada una de ellas. Como ejemplo : en la fase de excitación se produce la lubricación vaginal en la mujer, y la erección del pene en el hombre, además de otros cambios fisiológicos, en ambos. En la fase de meseta lubrican más los dos, se acelera el ritmo cardiaco y la respiración ...

En la fase de orgasmo se produce la eyaculación y las contracciones del esfinter anal, en el hombre. En la mujer las contracciones del útero, del cuello vaginal y del esfinter anal. En la última fase la de resolución, el hombre vive el periodo refractario, y en la mujer disminuye con lentitud la congestión pélvica y enseguida puede recuperarse y volver a la fase orgásmica.

Este modelo lo modificó Helen Kaplan (1979) que creó el concepto de deseo en la fase previa a la excitación, y suprimió la fase de meseta. Y es que la Dra. Kaplan se dió cuenta de que a sus pacientes les costaba sentir el deseo para alcanzar otras fases de la respuesta sexual, y estudiando con detalle esta primera fase consiguió descubrir el origen del problema.
Antes de estimular física o psicológicamente a la pareja aparece la fase del deseo, que se llama también libido.

Y fué  Kaplan la que dijo que las primeras sensaciones sexuales las provocan elementos químicos que el cuerpo posee como la testosterona, que es la hormona sexual masculina y que también está presente en el cuerpo de la mujer. Es aquí cuando aparece la excitación sexual. El ciclo de la respuesta sexual humana consta de cuatro fases : deseo, excitación, orgasmo y resolución.

Sabemos que la fase del deseo es un elemento inicial en el ciclo de la respuesta sexual, aunque a veces el deseo es posterior a la excitación sexual, pero si hay una estimulación adecuada aparecerá el deseo, que conducirá hacia las siguientes fases y terminará con el placer en la relación sexual.

Establecidas estas fases observaron las dificultades que tenían las parejas que luego trataban en terapia, como falta de orgasmo, problemas con la penetración o la erección, eyaculación rápida ...


Hoy en día además de centrarnos en el deseo, la excitación, y la falta o no de orgasmo, nos interesa la historia sexual de la persona, su biografía erótica y cómo vive como hombre o mujer. ¿Está satisfecho con su vida sexual? ¿Experimenta una sensación de bienestar que se suele producir después de vivir el sexo, con orgasmo o no, con penetración o no?

Para orientar e informar y para vivir la Sexualidad con un grado de satisfacción, estamos los sexólogos : para educar en una Sexualidad sana y para que los encuentros sexuales no sean obligados sino elegidos y deseados.

Foto : Mujer morena, de Julio Romero de Torres 

domingo, 30 de diciembre de 2012

Coito doloroso en el varón

Este trastorno se llama dispareunia y afecta con frecuencia a la mujer y en ocasiones también al varón.

Si el dolor es al eyacular lo perciben en el glande, el falo o la base del pene o alrededor, en el perineo, la ingle o en los testículos. A veces las molestias se presentan en varias zonas a la vez pero en general el paciente se queja de dolor al eyacular cuya duración es variable.

Las causas físicas pueden ser inflamación de la próstata o de la uretra, aunque muchas veces no se conocen los problemas físicos. Y si las causas físicas no están claras hay que considerar la posiblidad de que este síntoma tenga una causa psicosexual como apuntan Kaplan en 1979 y Melman 1982.

Cuando afecta a la erección lo más corriente son las erecciones dolorosas producidas por la fimosis o afecciones relacionadas con ella, en las que se inflama el prepucio o el prepucio y el glande. En la fimosis hay estrechez en la abertura del prepucio lo que hace difícil descubrir el glande, y puede ser congénito o accidental. También se puede desgarrar el frenillo o tener una herida en él, aunque las lesiones traumáticas y las infecciones suelen ser más a menudo las causas principales.

Y la enfermedad de Peyronie que produce la curvatura del pene y puede dificultar o impedir la penetración.

También los anillos que se sujetan en la base del pene para facilitar o prolongar la erección, pueden ocasionar erecciones dolorosas. O lesiones inflamatorias de la uretra, entonces el dolor lo experimentan en la última fase del acto sexual.

Si el dolor se produce al introducir el pene o se relaciona con el frotamiento de la estimulación mecánica del pene erecto, tiene que ver con las mismas causas que provocan las erecciones dolorosas, como son la fimosis, la curvatura del pene erecto y cicatrices en la piel del pene. La irritación puede producirse por un herpes genital o una uretritis.

La uretritis puede ser por dermatosis químicas, razón por la que el coito resulta doloroso. También las alergias por lubricantes o preservativos de latex, jabones ... que podrían afectar a la uretra, en algunos hombres. Y alergia a las secreciones vaginales.

Para tratar este trastorno que puede ser psicosexual, el terapéuta tiene que hacer una historia detallada para obtener todos los datos, y puede existir una disfunción sexual a la vez. Además el terapéuta preguntará si hay trastornos en sus parejas ...

Foto : angustia

lunes, 17 de diciembre de 2012

Problemas con la diferencia

Hay algunos que se enervan cuando se enfrentan a cosas o a personas diferentes, y tienen ideas confusas sobre la igualdad. Es una igualdad doméstica que les produce rabia si el vecino, como dicen los americanos ... tiene un jardín más verde o estrena un coche nuevo. Y es que se trata de la irritación que despierta eso, que es diferente

Los blancos que no aguantan a los negros, los altos que desprecian a los bajos o los ricos que humillan a los pobres ... Y esta es una cuestión que se inserta en la vida erótica. Estas afirmaciones pueden resultar extrañas e incluso forzadas, pero si las observamos desde la gran creatividad humana, veremos una manifestación de lo más curiosa ... 

Desde luego los genitales masculinos y femeninos son diferentes, aunque esta diferencia se hace evidente durante la práctica del sexo : el pene duplica su medida y en la mujer la vulva se hincha y la vagina se dilata. Aquí podríamos observar, cómo se acentúa la diferencia, las reacciones inesperadas de hombres y mujeres, sus gemidos o sus palabras exageradas, que expresan que su excitación crece por momentos ...

Eso sí cuando hay problemas podrían reaccionar con llanto, gritos o peleas sin más, aunque algunos lo hacen con más discrección. El método inconsciente más utilizado por ellas, para demostrar su hostilidad hacia el pene, el más simple, es no gozar de él. Y el caso de la mujer que no alcanza el orgasmo, es el equivalente femenino al del hombre con disfunción eréctil.

Esta es una forma eficaz que tienen ambos, para rechazar la diferencia sexual. El hombre con problemas de erección no quiere admitir la diferencia, así que su pene flácido hace la relación más simétrica. Es un acto sexual frustrado inconscientemente, él no ejerce como hombre sino de manera femenina, de la misma forma que la mujer anorgásmica, que no llega al orgasmo, y no actúa plenamente como mujer.

Así se logra la igualdad sexual, mientras hombres y mujeres luchan en el anonimato de sus habitaciones, para anular sus diferencias. Es una guerra absurda, como todas, en la que necesitáis la ayuda de un profesional, para que tengáis el infinito placer de la paz, que llega sólo cuando siendo distintos, se ofrecen generosamente para que el otro goce.

Foto : pensando

martes, 27 de noviembre de 2012

La destreza del hombre en el sexo



















Hay hombres que son buenos amantes, hacen sexo intensamente, de forma prolongada y con plenitud cada vez que lo deciden, o siempre que lo hacen. Han aprendido a tener esa destreza y disfrutan y hacen disfrutar a las mujeres del sexo. Sí, estos hombres existen, pero por desgracia no son muchos los que, si aman y desean a su compañera, funcionan así.

Claro cuando un hombre eyacula rápido o tiene episodios de disfunción eréctil está preocupado porque no satisface a su mujer. Ella puede interpretarlo como egoísmo o falta de interés por ella, ya que no quiere compartir el placer, no quiere colaborar... Él ve cómo su autoestima se derrumba de una forma reiterada.

Hay parejas que padecen de falta de placer durante años. Lo sienten como una amenaza, evitan hablarlo entre ellos y además lo ocultan a terceros. Y claro si los dos esperan con ilusión un gran desempeño, el fracaso les humilla. Y cada vez que se produce un encuentro eyaculan a toda velocidad, de una forma muy parecida al adolescente en su primera experiencia.

Aquí no hay entendimiento entre la pareja ... las mujeres creen que para ellos, es fácil el control de la eyaculación, piensan que simplemente no tienen interés y les es más fácil dejarse ir ... Los hombres suelen afirmar que si estuvieran en el lugar de ellas durante el acto sexual, nunca fallarían. Y añaden que como carecen de pene no necesitan tener erecciones, pero lo que no contemplan es que a las mujeres también se les nota : tienen que lubricar para dar acceso al pene, igual que el varón necesita estar erecto y preparado para el coito. 

Además añaden que, un lubricante artificial facilita que la mujer participe en el acto sexual ... Y cuando se enfadan dicen, que para ella también es posible simular el placer y el gozo, lo que es mucho más difícil para el sexo masculino ... 

Pero ¿qué es esto, qué están diciendo?... Las mujeres no tenemos por qué fingir el orgasmo. No padecemos de eyaculación precoz, ni de disfunción eréctil, pero tenemos otros problemas tan importantes como esos. Como es ... no poder alcanzar al orgasmo, o fobia a la penetración o dolores en el coito ... Eso sí ambos coincidimos en la inapetencia sexual, esa falta de apetito, muy común en esta década, que nos nubla la existencia y que es la causa de muchas rupturas, porque no desear es como estar muerto.

Aquí aparecen la responsabilidad y la culpa, y la pareja está viviendo una relación incestuosa. Veremos si hay otros intereses que puedan, aún así, mantener unida a la pareja ... 

¿Cómo se recupera el deseo? El deseo que cada uno siente por el otro, su capacidad para seducir y ser seducido, para utilizar la fantasía, para imaginarte unido al otro en la cama, es la estación en la que termina un viaje que tú y yo podemos recorrer juntos si te pones en contacto conmigo para hacer Terapia Sexual. Lo vamos a recorrer desde el principio, para poder descubrir las razones por las que hombres y mujeres no encuentran atractivo el cuerpo del otro, ni el pene, ni la vagina, ni los pechos de la mujer ...

Foto : tu boca

lunes, 19 de noviembre de 2012

La nueva erótica masculina


Actualmente en la erótica masculina se acepta que tanto él como ella se sientan egoístas y solidarios. Saben que la forma de funcionar sexualmente es cosa suya, depende de sus actitudes, de estar a gusto y de darse cuenta del placer que nace de sus propias sensaciones. También de cultivar sus fantasías, pedir al otro lo que deseas, sin vergüenza, y aceptar lo que te pide para vivir su propio placer.

Visto así pierde valor si los orgasmos coinciden o si uno llega antes que el otro, y sus cuerpos fluyen con libertad y a su ritmo. Cambian sus sensaciones y colaboran en el placer del otro desde el suyo propio. Y si la actitud es relajada, graciosa y lúdica, la actividad sexual se prolonga y los ritmos se van acoplando ... Así no hay competición, no hay nada que demostrar, no hay que demostrar la potencia, ni la virilidad sólo hay que divertirse y jugar.

La sexualidad del nuevo varón está a la altura de la mujer, se consideran de igual a igual asumen roles activos o pasivos, según la situación, sin sentir vergüenza ni culpa, o si se equivoca y recibe un "no" que no esperaba ... Claro partimos de la base de que en las relaciones sexuales tiene que haber una actitud de abandono, sin intención de quedar bien y centrándose en las propias sensaciones eróticas.

Así las caricias, los besos y la entrega mutua ponen en marcha los mecanismos de la erección y la lubricación vaginal. El pene aumenta su tamaño y la mujer se siente dispuesta, y los dos sienten seguridad. Los pensamientos que sabotean han desaparecido, también el análisis ... Mucha felicidad y un continuo intercambio.

Los labios se unen en besos con deseo, que se prolongan en manos que acarician por todo el cuerpo, y en su movimiento los dos se rozan, se abrazan y el pene se sigue estimulando. La mujer excitada se entrega lo que produce seguridad al varón. Los dos disfrutan de la ternura, los besos, las caricias, los olores ... El deseo sexual aumenta y los estímulos son muy intensos, se acelera el pulso, la respiración es más superficial ...

Ahora ella desea que él la toque los genitales, que los estimule y separe los labios. La vagina está lubricada y ella excitada, lo que produce un aumento de la erección y una dureza final. Penetra, se mueve lentamente y se frota ritmicamente con suavidad, y va creciendo la estimulación genital. Todo esto es la consecuencia de un proceso de entrega. Él no piensa que todo está bajo su responsabilidad, sino que ella ha compartido con él la tarea de amar y satisfacerse mutuamente.

Desde este prisma muchos miedos han desaparecido para dar paso a una sexualidad placentera donde reina la comunicación emocional y física.

Estos son los pasos, pero si tu no sabes cómo mantenerte erecto, cómo superar tus preocupaciones para disfrutar del sexo, ni puedes deshacerte  de tu miedo a fracasar, pide cita a un sexólo@ para recibir información sobre lo que te está pasando, para que puedas recuperar tu erección y gozar de los beneficios de sentirte libre y poder practicar una sexualidad sana. 

Foto : hasta luego

martes, 3 de julio de 2012

Experta en Terapia de Pareja












Lo primero en Terapia de Pareja es escucharles y atender sus demandas ya desde la primera entrevista.

El terapéuta les enseña el conocimiento correcto del ciclo de respuesta sexual e informa sobre las diferentes técnicas sexuales como son las caricias, los preliminares tanto manuales como bucales ... los besos y las posturas sexuales. Estas informaciones son muy necesarias.

Que el terapéuta conozca hasta qué punto son negativas las actitudes sociales y las de los padres hacia la expresión de la sexualidad, además de las experiencias traumáticas que se vivieron antes. Es por esto que el terapéuta induce a un cambio de actitud, porque la sexualidad se debe aceptar como moral, decente y provechosa.

Es paradójico pero la primera de estas prescripciones, es prohibir los intentos de relación sexual, y su objetivo es que desaparezcan la angustia y la anticipación del fracaso, ya en la segunda se recomiendan ejercicios de concentración sensorial, se decir que exploren sus sensaciones ... que empiecen a sentir. Esto se hace a través de las caricias, estando todavía vestidos, porque más tarde se trata de explorar el cuerpo desnudo.

En otra etapa se explora el cuerpo por el contacto, y aquí aparece la caricia, y los demás sentidos : el olfato, el gusto y la sinestesia o sentir por el contacto. En estos ejercicios cada uno de los dos da y recibe, alternando las funciones sensoriales y corporales.

Más tarde se introducen ejercicios específicamente sexuales, como la exploración de los genitales, que hará cada uno, respetando la alternancia, en el que uno es observador y el otro es observado, o en el que uno da y el otro recibe. Aquí se trata de obtener respuestas sexuales como la erección en el hombre y la lubricación en la mujer, mediante ejercicios graduales como la caricia, el masaje, la felación o el cunnilingus.

Así poco a poco hasta obtener reacciones sexuales suficientes para intentar la penetración sexual, y si el hombre no padece una disfunción sexual toma la iniciativa y dirige las actividades, y después de estos ejercicios de contacto sexual, hay ejercicios específicos para cada problema de la función sexual.

Los principios básicos de la Terapia de Pareja tienen que ver con la responsabilidad de cada miembro de la pareja en los futuros cambios y en la solución de los problemas. Claro el problema sexual de cada uno puede ser grave y antiguo, aunque si la respuesta del compañero hubiera sido distinta quizá no hubieran necesitado una terapia sexual ...

Otro tema importante en la mayor parte de los personas que tienen disfunciones sexuales es la información y la educación sexual, porque ignoran la anatomía básica y las técnicas sexuales, que son el resultado más que de una falta de conocimiento, de resistencias al aprendizaje. Un ejemplo : en el vaginismo el responsable aunque no siempre, suele ser el hombre con sus intentos de penetrar a la fuerza, desconociendo la situación exacta de la vagina ...

La pareja que padece una disfunción sexual no sabe comunicar tanto sus deseos como sus desacuerdos sexuales. Están inhibidos en lo sexual y no pueden hablar de sexualidad, se sensibilizan frente a las críticas de la pareja, se bloquean al intentar nuevas técnicas, y no saben que una actividad que ha sido placentera, siempre resulta agradable.

En Terapia Sexual, el sexólogo anima a los pacientes a que hablen de sus fantasías sexuales, a leer libros eróticos, así como a ver películas eróticas, y a comunicarse durante las relación sexual ... Se les estimula para que cada uno comunique al compañero su propia forma de masturbarse y darse una retroalimentación durante la relación sexual.

Foto : recostados

lunes, 25 de junio de 2012

Si pierdes el interés enseguida por la pareja ...



Cuando pierdes enseguida el interés por tu pareja, planteas una situación de alerta. ¿Te ocurre en todas las relaciones? Si es así te es difícil mantener una relación afectiva y duradera ... Quizá pones excusas para no comprometerte y tienes miedo a que la pareja se estabilice. Te puedes apoyar inconscientemente en un malentendido, para no superar esa etapa y rechazar esos encuentros, por miedo a perder la libertad ... la independencia. Entonces cada malentendido se convierte en un aliciente para salir corriendo.

Esto no les pasa sólo a los hombres también las mujeres tienen miedo al compromiso, y se da en todos los ámbitos sociales. Está relacionado con la falta de cariño y con la inestabilidad emocional que se vivió durante la infancia. También influyen las relaciones difíciles que se vivieron antes, lo que les condiciona, y empiezan a establecer relaciones superficiales. 

La falta de deseo puede condicionar también y mucho, las relaciones con la pareja. Y a pesar de ser muy frecuente son pocas las personas que acuden a la consulta de un profesional para buscar solución. Muchas personas piensan que esta disfunción sexual no tiene solución, sin embargo la experiencia clínica nos dice que este problema tiene solución si se ponen en manos de un profesional, de un sexólogo. Y si lo dejan pasar o se ocultan pueden crear costumbres que en la convivencia diaria, lleven a la desaparición total de las relaciones sexuales.

Piensan "ya pasará" y más adelante volverá el deseo, y así pasan días, semanas y meses y el problema no se resuelve, al contrario va a más hasta conseguir el distanciamiento o la ruptura con la pareja.

En la mayoría de los casos la inhibición del deseo sexual es de origen psicosocial, y han influido trastornos de la excitación, dolor en las relaciones sexuales o al alcanzar el orgasmo, lo que suele acabar con la falta de deseo sexual. Y si tienes dolor y sufres durante la penetración, o si te frustras porque no puedes llegar al orgasmo, acabas por no desear las relaciones ... y  pierdes las ganas. También si sufres de estrés los problemas sexuales son comunes y también la falta de deseo sexual.

Cuando hay discusiones o peleas, o poco interés de uno hacia el otro, o malos tratos o el resentimiento diario hacia el otro no se crea el ambiente erótico necesario. Claro si la relación cotidiana es mala el sexo se contamina, por eso es necesario encontrar los problemas de fondo y volver a establecer la comunicación con el compañer@.

Y si llega la monotonía puede acabar con vuestro deseo sexual, si no os dáis cuenta de que ahí está la rutina, y la falta de deseo sexual lo está indicando

Y cuando el sexo no satisface y la mujer no llega al orgasmo o el hombre eyacula rápido, aparece la falta de deseo para encubrir el verdadero problema. O si hay fallos en la penetración se van distanciando los encuentros, se enfría el deseo y se asocia desde entonces a ese momento.

La terapia psicosexual con un sexólogo es una gran ayuda para cambiar los conceptos negativos que se tienen de sí mismo y elevar la autoestima, para obtener mejoras no sólo a nivel sexual, y para mirar hacia adelante y mejorar todos los aspectos de la vida.

Foto : mirándose

jueves, 22 de marzo de 2012

Si quieres recuperar el deseo sexual ... puedes






Yo estoy especializada en el tratamiento de la falta de deseo sexual y son muchas las personas que he tratado y han resuelto este problema conmigo. Solo o en pareja puedes acudir a la consulta para poner fin a un problema acuciante como es la inhibición del deseo sexual.

Hay que ser abierto de miras y estar dispuesto a encontrar salidas a esos problemas, y si aún no habéis encontrado la solución utilizar otras prácticas ... Hacer el propósito y utilizarlo como puesta en marcha cuando falla el deseo hacia la pareja. ¿Estás decidido a superar el bache? Supongo que sí por eso me estás leyendo, aunque hay veces que esa intención no existe y quiero que penséis si estáis dispuestos a trabajar en ello.

Sabes ... tu eres el protagonista y tienes que tener claras tus razones y darte la oportunidad de querer desear. Lo primero por ti y por todos los beneficios que te puede aportar el buen sexo, y porque contando contigo podrás enderezar tu historia. Y volver a sentir la intimidad emocional entre vosotros, que reafirma vuestra relación y os une ...

Tenéis que ser realistas en cuanto al deseo, puede que tu libido sea distinta a la de tu pareja ... a la tuya del principio. También el hombre y la mujer son distintos, ellos actúan impulsados por el deseo carnal, nosotras también, pero a veces lo que nos mueve es el componente emocional ...

¿Os habéis sentido identificados por lo que acabáis de leer? Entonces ya sabéis lo que os pasa y tendréis que decidir hacer algo con esto y qué hacer ... ¿no? Y malo es que no le desees, pero desearle y que te rehúya ... Actualmente hay muchos hombres con bajo o nulo deseo sexual y parec
e que la cantidad va aumentando y no sólo en los hombres que tienen más edad.

Muchos hombres acuden a terapia empujados por sus mujeres, que no quieren convivir con la inapetencia sexual de ellos, ni que no acepten que también el hombre puede no desear. Los hombres basan su autoestima en su desarrollo laboral y en sus relaciones sexuales, es decir está repartida entre el tamaño de la cartera y el bulto de la entrepierna y si alguno de éstos falla, se les podría hundir el mundo.

Como desear tiene que ver con decidir y responsabilizarse de este aspecto tan importante de vuestra vida, no hay que pensar más, sólo que reencontrarte con tus ganas supone que eliges desear. Y volver a desear supone una liberación.

.
Como sois adultos, formáis un equipo y si estáis solos, podéis acudír a un sexólogo, que es indispensable en este caso ... Y si sois valientes para hacer terapia, sólo tenéis que descolgar el teléfono y pedir hora, como iríais al cardiólogo, si tuviérais un problema de corazón o al dentista si os duele una muela. Es una decisión inteligente y eficaz por eso es lo que tenéis que hacer ... y sin vacilar. Y que desear al otro y desearte, se convierta en un propósito posible.

Foto : mientras hay vida ...

sábado, 3 de diciembre de 2011

Los intercambios de pareja y sus consecuencias


























Los efectos pueden ser positivos y desarrollar una complicidad en la pareja. Entonces la pareja tiene la sensación de apartarse de la norma, y es cierto son cómplices ... Esto podría mejorar el acuerdo de la pareja, reducir ciertos sentimientos como los celos y el adulterio, ya que se habla y no se oculta.

La frecuencia es muy limitada en el tiempo, por eso las parejas casadas lo practican de una forma espaciada, no más de una vez al mes porque tiene que haber una organización ... reservar la noche y suele ser muy caro.

También puede haber consecuencias negativas y la más importante es enamorarse de otro hombre o mujer, porque en estas situaciones es posible el amor a primera vista. Conozco el caso de una paciente que se encontró al hombre de su vida en un grupo sexual, se casaron enseguida y no volvieron a frecuentar estos grupos. Y es que en estas reuniones todo puede pasar ... también el amor y el matrimonio.

Claro a menudo, estas parejas que se lanzan a los grupos sexuales suelen tener problemas bastante importantes y estos problemas se podrían agravar allí. Cuando el hombre no ama a su mujer le es indifente que ella pueda tener relaciones sexuales con otros hombres y la utiliza como una compañera permisiva con la que puede participar en el grupo sexual.

Recientemente se ha realizado una estadística sobre cuarenta parejas "abiertas" -que así se llaman las que permiten las relaciones extrapareja y las conocen- y en resumen dijo, que hay más o menos los mismos divorcios o separaciones en los matrimonios "abiertos" que en los matrimonios tradicionales.

Conoces el nuevo libro de Ana de Calle : "El sexo, magia para tucuerpo"
Aquí tienes el enlace 

http://www.amazon.es/dp/B00GT4HOA0

A veces el hombre encuentra en estos grupos sexuales un entrenamiento para la vida sexual mediante el conocimiento de otras compañeras y la repetición de los coitos, que favorecen el conocimiento de la sexualidad. Aunque el riesgo de adquirir enfermedades de trasmisión sexual (ETS) es grande, y si tienen más de tres parejas sexuales en un año, el riesgo se multiplicaría por diez. Quizá por eso algunos clubes han visto reducida su actividad.

Algunos hombres encuentran alivio en estos amores de grupo ... ¿Por qué? Porque en esta actividad no existe el miedo al fracaso, ni la vergüenza de no poder satisfacer a la pareja ... que si no queda satisfecha con el marido, se satisfará con algún otro. Hay hombres que podrían mejorar, sin embargo otros, pueden tener problemas de erección en un grupo sexual.

En resumen si uno se interesa por la salud sexual y trata con el sexólogo sus disfunciones sexuales, hace terapia para reducir la ansiedad y la insatisfacción sexual, entonces mejorará su salud global. Porque la función sexual es el barómetro del estado físico y psíquico individual y de la situación de la pareja.

Y si la actividad sexual es de calidad necesitará incluir en su vida el deporte, y apartar las intoxicaciones del mundo civilizado : el alcohol, el tabaco, los somníferos y los tranquilizantes. Además esta disciplina es un factor de longevidad, no es igual a aburrimiento. Y si se respeta, se vive la sexualidad que da placer, juego, amor, relaciones excitantes e intensas, e incluso violentas, proporciona alegría de vivir y da todo su sentido a la vida.

Foto : nadie en casa

lunes, 19 de septiembre de 2011

¿Cuándo acudir a un especialista?




Si presumes diciendo ... de este agua no beberé probablemente más o menos pronto tengas que decidirte ... A lo mejor tu vida sexual es ahora satisfactoria lo que no significa que dure para siempre ...

Reflexiona ... ¿es que siempre lo ha sido? Y es que más o menos pronto puede surgir una duda o un problema ... Quizá un escollo difícil de solucionar para vosotros. Y si tu deseo o el suyo se ve afectado por causa del estrés en el trabajo o por conflictos en vuestra relación. Si el coito es difícil por problemas de erección o por dolor vaginal, por vaginismo o es que vuestros orgasmos no son como los de antes ...

Y es que sea por ti o por el que comparte tu cama no es extraño que en algún momento dejéis atrás el orgullo mal entendido, las vergüenzas sin sentido y pidáis ayuda a un espescialista. Te lo digo porque aunque afecten a uno en muchas ocasiones se necesita trabajar en equipo. Si el otro quiere, claro está ... Si no, ve solo. Porque ... ¿cuándo hay que acudir a la consulta de un especialista? A veces hay poco que pensar porque hay motivos que se imponen claramente y son fáciles de ver, como ... si no se llega al orgasmo o es difícil llegar, falta de deseo o disfunción eréctil. Problemas para controlar la eyaculación o es imposible practicar el coito, dolor al realizarlo o problemas motivados por una enfermedad o intervención quirúrgica ...

En ocasiones los motivos no aparecen tan claros o tan concretos, eso sí existen desde el momento en que uno o quizá los dos miembros de la pareja son infelices o están insatisfechos, y la causa es su vida sexual. Y si hay diferencia de apetitos sexuales que provoca discusiones, culpabilidades, recriminaciones ... O si uno de ellos se siente presionado y empujado a prácticas que no le convencen. Claramente cualquier problema que no logremos solucionar, que siempre lo hemos tenido o porque ahora llevamos tiempo con él, es razón suficiente para consultar a un sexólogo.

Pero a veces nos cuesta dar el paso y hay veces que pasa mucho tiempo hasta que reconocemos que nos pasa algo y pedimos ayuda. Ese tiempo magastado que pasa factura porque cuanto más se tarda, más cuesta resolver el conflicto porque se acumula frustración, ansiedad e incluso culpa. Y en ocasiones es un peligro para la salud, porque los problemas de erección pueden indicar diabetes o riesgo cardiovascular.

Se recomienda ponerse las pilas y hacer frente a la situación lo antes posible. Hacer terapia cuánto antes mejor! Por ejemplo si nos fijamos en los británicos, ellos sólo tardan entre cuatro meses y un año en pedir cita al especialista. Quizá de ellos tenemos que aprender algo más, que su lengua : el inglés.

Foto : enrejado

martes, 3 de mayo de 2011

Cáncer de próstata 2. Tratamiento









En el tratamiento del cáncer de próstata no se deben emplear hormonas. No es recomendable el uso de la testosterona sin análisis y controles previos porque se conoce su relación con la patología de la próstata.

Desde hace poco se dispone de medicamentos que interfieren el ciclo hormonal y que a menudo pueden detener el agrandamiento de la próstata y evitan la cirugía. Éstos pueden emplearse al comprobar que otros tratamientos no han sido eficaces, porque ha habido un efecto de bloqueo en las hormonas sexuales con muchos de estos medicamentos.

También como efecto colateral pueden notar una disminución de la libido o tener episodios de disfunción eréctil.Además se utilizan otros medicamentos alfabloqueantes como la terazosina o la doxazosina que son efectivos en la hiperplasia benigna de próstata -HPB- y logran reducir su tamaño. Si se producen infecciones se pueden utilizar antibióticos o sulfamidas, así como descongestivos pero no automedicarse, ni olvidar los análisis previos.

Desde luego son importantes los controles periódicos, el par dianóstico: el tacto prostático y el PSA, que se podrían comparar con el Papanicolau y la colonoscopia en las mujeres. Y suministrar suplementos o medicamentos específicos bajo supervisión médica y no por consejo de un amigo o de la familia.

Si se comprueba que el crecimiento del adenoma es desmedido y obstruye el conducto urinario después de que hayan fracasado las terapias con medicamentos y la higiene adecuada o porque el paciente acudió en un estado avanzado sería necesario plantearse el abordaje quirúrgico.

En lo referente al cáncer de próstata, recurrir a la cirugía y reducir la producción de andrógenos que afectan intensamente. Es curioso observar lo paradójico que es, que la hormona que les permite ser viriles y aumentar su musculatura, tener relaciones sexuales y gozar de ellas es la misma que agrava la hipertrofia maligna de próstata.

Esto es también una llamada de atención para los deportistas que consumen anabolizantes derivados de los andrógenos que ellos utilizan para mejorar su rendimiento.

Continuaremos con el "cáncer de próstata 3"

Foto : Bora Bora

viernes, 27 de agosto de 2010

Eludes tus relaciones sexuales





Si no tienes fantasías sexuales, si no estás receptivo y te falta interés por iniciar una actividad sexual es que tienes falta de deseo sexual. No buscas relaciones porque hay poca motivación con tu pareja o con otras personas, porque te ha disminuido el deseo sexual ante cualquier manifestación sexual o se limita a tu compañera o a la forma de relacionarte sexualmente.

Quizá esperas a que ella te lo pida, que ella sienta esa necesidad sexual. En esta situación muchas mujeres temen el acercamiento, y que una caricia o una demostración de cariño o un roce, parezca una invitación al sexo. Es un trastorno que era más frecuente hace años en mujeres pero ahora afecta también a los hombres.

Hace años el 40% de las mujeres que acudían a un sexólogo manifestaban tener este trastorno, y se demostró entonces que era la primera causa de disfunción sexual femenina. Suele aparecer en un momento específico de la vida adulta por problemas personales o de la pareja, malestar psicológico o acontecimientos estresantes. En algunas mujeres se convierte en una forma de afrontar la intimidad y los compromisos cuando hay dificultades sexuales.

Las causas son muy variadas y no olvidamos la falta de tiempo para tener acceso a la intimidad, a la oportunidad para poder tenerlas con el ritmo de vida actual, el cansancio o la falta de ganas. Esta es un causa frecuente de consulta y en este caso se trabaja el estrés y cuando se haya resuelto, la falta de deseo sexual. El paciente necesitará modificar su estilo de vida para que deje de ser una carga. Si no saben comunicarse bien sexualmente sentirán el aburrimiento y la rutina que provocan la falta de deseo sexual.

Es importante hablar de sexo fuera de las relaciones sexuales para poder apreciar la respuesta sexual de cada uno de ellos. Muchas parejas creen que la comunicación no es necesaria en una buena relación sexual, cuando es el primer paso para la satisfacción sexual. Otras veces por falta de comunicación verbal se acumula ira y resentimiento, y sin ser consciente de ello se da pie al enfado contenido y se pierde el deseo.

También trastornos depresivos donde no se permiten ser felices, fobia sexual asociada a la ansiedad o al miedo al intentar una relación sexual. A si mismo la eyaculación precoz que ocurre antes de que el varón lo desee, y sobre todo si es un trastorno frecuente que ocasiona malestar, se hace crónico e influye en la insatisfacción sexual personal o de la pareja. Si aparece la eyaculación precoz hay miedo al fracaso, se evitan las relaciones sexuales o viven el rol del espectador.

Además todo este comportamiento influye en la disfunción eréctil o en los problemas para mantener la erección, también en la anorgasmia en la que se viven dificultades para conseguir el orgasmo de una forma recurrente, por miedo, ansiedad o inseguridad. Por eso en terapia se trabaja con los miedos que tienen que ver con problemas de auto-estima, miedo a perder el control, inseguridad o antiguas experiencias traumáticas. Si ella sufre anorgasmia necesitará permiso para el placer.

En el vaginismo que es una repuesta condicionada de la vagina ante la penetración es importante detectar los miedos, como el miedo al embarazo, a la primera relación sexual, a la sexualidad, y trabajar situaciones donde la mujer sienta control y descontrol. En terapia se trabajarán las dificultades de acoplamiento de la pareja, aprenderán entre otras, técnicas de relajación, y su pareja tendrá que ir perdiendo el miedo a la penetración.

Foto : el cuerpo