Mostrando entradas con la etiqueta Ignorancia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ignorancia. Mostrar todas las entradas

viernes, 4 de octubre de 2013

El matrimonio, cómo aderezarlo
























A menudo cuando existe un compromiso muchas personas viven con una mayor satisfacción sexual y emocional sus relaciones sexuales. Puede haber enamoramiento que puede ser

martes, 15 de enero de 2013

Como en los Baños Romanos


















Desde que nacemos lo natural es ser amante de las personas que nos cuidan aunque no haya consentimiento por ninguna de las dos partes. Han circulado dos amores diferentes, el intenso amor de la madre que es un amor asexuado y la respuesta intensa del bebé que es sexual. Claro la erótica del niño no está focalizada en los genitales, irá ocurriendo más tarde cuando llegue a los cinco años, así su erotismo difuso adquiere su caracter genital.

Lo normal es que la madre desoiga los mensajes más o menos explícitos del niño porque su labor es educarlo, es decir reprimirlo. Entoces el niño entenderá al instante la sexualidad como algo privado, íntimo y aprenderá a disimularlo. Antes la madre le ofrecía su pecho y le alimentaba, después se lo niega cuando quiere verlo y tocarlo a la menor cosa. De más pequeño se bañaban juntos, más tarde está prohibido que el pequeño entre en el baño cuando su madre está duchándose.

Llega la hora de ajustar ese contacto entre ambos y si los padres son excesivamente liberales y continúan ofreciéndose para darse gusto mutuo, perturbarán la evolución del niño. Pude observarlo hace mucho tiempo en el comportamiento de una madre, muy amorosa pero un poco perturbada, que solía entrar en la bañera con sus hijos. Esta actividad la prolongó hasta después de la pubertad de los "pequeños" Hoy día estos niños, que ya son hombres, son visiblemente afeminados.


El padre, su marido, era un hombre débil que asistía a esa erotización absurda de sus hijos ... indiferente.  Y cuando llegaron a la pubertad no pudieron evitar el incesto dada la excesiva liberalidad. Aunque el incesto es por estructura imposible porque si uno de los padres se ofrece como amante, los hijos le pierden inmediatamente. Se quedan huérfanos, porque los padres no pueden ser amantes, hay que elegir entre amantes o padres, y uno de los dos desaparece. 

Además si es la madre la que se ofrece como amante, el hijo ocupa el lugar del padre que desaparece en su función. Por eso para no ser huérfanos los niños de los que hablaba fueron homosexuales ... Así perdieron su virilidad pero se pusieron a salvo del incesto. Si hubieran sido mujeres como la madre habrían podido compartir el baño familiar.

Hay que aclarar que bañarse con el pequeño no es grave, utilizarlo como compañero sexual, porque eso no libera la sexualidad, sino que frena su desarrollo. Sabemos que el amor y las caricias de los padres son básicos para el desarrollo afectivo del niño. Aunque la salud del niño depende de que sus  padres le amen sin erotizarle demasiado, más allá de lo que el niño necesita. Si se le da demasiado deja de ser amor para ser estupro, lo que no es saludable.

Y para que la función social de los padres no se pervierta, la sexualidad del pequeño no puede ser correspondida. Es lógico que la madre sienta placer abrazando o besando a su hijo, lo que es indispensable para la evolución del bebé, ahora bien el adulto se da cuenta cuando ese amor se erotiza y su deber es evitarlo. El niño va a ir sexualizando mientras que el adulto necesita ese amor pero sin que llegue a ser erótico.

Por eso si los progenitores desean que sus hijos sean libres sexualmente, se lo permitirán cuando éstos lleguen a la adolescencia, porque la libertad sexual en la primera infancia bloquea el desarrollo del pequeño, es decir produce el efecto contrario.

Las personas que han sufrido este comportamiento sexual por parte de sus progenitores necesitan la ayuda de un terapéuta sexual para poder superar el incesto y disfrutar de una sexualidad libre, sin sentimientos de culpa.

Foto : todos juntos

martes, 8 de enero de 2013

¿Qué puede impedir el coito?















Las relaciones sexuales con penetración vaginal son habituales entre las personas que practican el sexo, aunque a veces existen dificultades que impiden el desarrollo normal de una relación.

Hay que observar si ella siente dolor cuando intentan realizar el coito, si utiliza tampones y puede introducir cualquier objeto ... Si se ha dejado explorar por un ginecólogo y si ella se contrae cuando él intenta penetrarla. Cuando hablamos de la evitación del coito nos referimos a una fobia sexual que hay que tratar, con medicamentos como ansiolíticos o antidepresivos, si es que responde a ellos, y haciendo terapia psicosexual.

Los trastornos psicosexuales que pueden impedir el coito son muy variados y van desde el vaginismo, el deseo sexual inhibido o falta de apetito sexual hasta el dolor en el coito o la fobia al coito por trastornos de angustia. También puede haber un conflicto inconsciente hacia la sexualidad, hacia el compromiso, el embarazo o miedo a daños durante el coito o en el parto ... o rechazo al compañero.

En el varón puede existir dolor en el coito de origen psicosexual, deseo sexual inhibido o inapetencia sexual. Ansiedad ante la ejecución del acto sexual, disfunción eréctil o eyaculación ante portas, es decir antes de penetrar. También fobia a la penetración por trastornos de angustia o que exista un conflicto inconsciente hacia la sexualidad, miedo al compromiso o a causar lesiones en la vagina.

A veces nos encontramos en consulta con hombres que tienen una pasividad patológica que puede impedirles la penetración profunda o delirios psicosexuales sobre la penetración : vagina dentada. O evitación intencionada tanto en el varón como en la mujer, retraso mental o rechazo hacia la compañera.

Otros problemas tienen que ver con la convivencia y las relaciones de pareja, como técnicas sexuales deficientes, falta de información, problemas de comunicación o falta de armonía grave. También dificultades de acoplamiento como son las luchas de poder, frustraciones por no cumplir con lo acordado o seguir el modelo parental. Además tener fantasías sexuales incompatibles o un matrimonio incompatible, así como abusar del alcohol o de sustancias ...

Y trastornos orgánicos como las infecciones del pene ... el herpes, el Virus del papiloma humano, alergias o irritaciones en la piel, tumores o infecciones de los testículos o hernias. Y anomalías graves en el cuerpo, como las deformidades en el esqueleto o en la pelvis, y si el tamaño de los genitales de la pareja es incompatible.

Por eso si padeces cualquiera de estos problemas hazte un exámen médico,  y empieza una terapia sexual, reserva hora con el sexólogo. Analizar esos nudos y las características de personalidad te ayuda a superar las sensaciones de culpa. Y ... ¿sabes que conocer el significado que oculta el síntoma, alivia el problema?

Foto : trepando

jueves, 6 de diciembre de 2012

¿Qué es la Sexualidad?














La Sexualidad es la relación entre dos personas que expresan emociones, sentimientos y también afectos. Cuando esta comunicación se vulgariza y es exclusivamente genital, se pierden los matices en la comunicación de pareja.

Y es que los seres humanos hemos sido dotados para el contacto piel a piel porque carecemos de vello y estamos orientados de frente. Además tenemos las manos libres y con sensibilidad, y se puede acceder fácilmente a la superficie de la piel, que tiene una temperatura cálida. La piel tiene muchas terminaciones nerviosas, y zonas erógenas muy sensibles al contacto entre las personas. Es una vía de comunicación con posibilidades infinitas y puede expresar emociones como la sorpresa, el miedo, la tristeza, la ternura, el afecto ... 

Con la Sexualidad se experimenta el placer, es creativa y lúdica y nos permite experimentar con nosotros mismos y con la pareja, de formas muy variadas. Y la procreación se ha utilizado para justificar las relaciones sexuales o para culpabilizarnos, y para que seamos conscientes de que si no la utilizamos de forma responsable, no podremos elegir tener o no tener hijos.

Cuando se forma la pareja se puede elegir una persona del mismo o de distinto sexo, y si llegan al encuentro la diferencia hace que se sientan poderosamente atraídos ... Por eso el sexo es el instinto que, la mayor parte de las veces, nos conduce a buscar al otro género. La Sexualidad es la expresión del sexo, la manera en que nos expresamos como hombres o mujeres, y la afinidad que sentimos hacia uno u otro sexo nos hace distingir si nuestra conducta es homo, bi o heterosexual.

Y si tenemos una relación sexual es como si estuvieramos conversando. Si es con nosotros mismos ya es placentera y podemos mantener un diálogo interno mientras dura la autoestimulación sexual, con fantasías placenteras y agradables. Como a conversar no se puede obligar a otra persona, puede estar callado o seguir el ritmo de la conversación y disfrutar de ella. Lo mismo sucede cuando mantenemos una relación sexual, se establece un intercambio divertido, alegre y estimulante.

Igual que cuando conversamos podemos expresarnos sexualmente de forma apasionada o provocativa, también puede sugir el afecto hacia la otra persona. No se sabe ... y sabemos cómo empieza pero no cómo va a terminar. La buena comunicación sexual es casi imprescindible. Claro la comunicación está limitada en el tiempo, aunque podemos repetir si queremos con el permiso del otro, y si obtenemos placer volveremos a repetirla, a gozar de esos premios sensuales, emocionales, afectivos ... que nos ofrecen disfrute, agrado y momentos de felicidad. 

Wilhelm Reich nos explica el significado de dos actitudes una activa y otra pasiva, y afirma que "una suave caricia en una zona erógena puede provocar una sensación placentera en un individuo, y nada en otro que percibe únicamente un tocar o un frotar" 

El sexólogo ayudará a entender esta diferencia que causa angustia en la convivencia en pareja, para que se pueda sentir la necesidad de repetir el placer ...

Foto : mimosa

viernes, 2 de noviembre de 2012

La importancia del sexo en la sociedad
















Voy a hablaros de la visión de la Sexualidad hoy en día. La experiencia clínica en consulta nos pone en contacto con mujeres y hombres que están muy apartados de la realidad cotidiana, que en grupos de amigos relatan experiencias sexuales maravillosas con hombres y mujeres excepcionales, que jadean y gritan en cada orgasmo. Hombres que nos hablan de tener tres orgasmos en una noche o encuentros con mujeres que se insinúan y que se meten en su cama casi por sorpresa ... Y así hasta el infinito.

Los relatos así contados movilizan a los amigos porque creen exactamente lo que oyen. Se angustian por estas hazañas, que en parte pueden ser ciertas, y que comparan con la pobreza de sus relaciones cotidianas. Desde luego estas maravillosas relaciones pueden ser ciertas lo que implica esfuerzo y voluntad para lograrlo. Claro sus protagonistas no son superhombres que emergen de las revistas de aventuras, son hombres que han aprendido a vivir el sexo con calidad, igual que se pueden comer un buen asado o un riquísimo plato de Paella.

Han aprendido a utilizar el sexo no sólo para procrear, sino para gozar de él, controlando la eyaculación para alargar la relación sexual, para tener orgasmos más intensos y a veces para introducir la ternura. Esto que parece un mito : no lo es, es posible, y los que lo viven pueden atestiguarlo. Cuando la Sexualidad se disfruta los deseos se cumplen y se da paso a las ilusiones en la vida cotidiana, y la calidad de vida aumenta.

Hoy día la Sexualidad Humana se ha hecho social y está con pleno derecho en las conversaciones entre compañeros y amigos, en los medios de comunicación, prensa, radio y televisión, penetra en los seres humanos, se cuela en los libros de autoayuda, en las revistas del corazón, y en las páginas de Internet.

En las grandes ciudades la participación social de las personas se ha reducido mucho, y la Sexualidad es su último refugio. Se utiliza el sexo en propagandas y en promociones y muchas veces el sexo es un ansiolítico o un antidepresivo natural. También para escapar hacia la felicidad anhelada frenta a los problemas económicos, sociales o políticos, el paro y la lucha por conseguir lo básico para subsistir.

Los que aún no han podido o actualmente no pueden vivir una Sexualidad moderna y satisfactoria responden a deseos incumplidos y son insatisfechos crónicos de la Sexualidad común y corriente. Se frustran porque no pueden llevar a cabo sus ilusiones en su Sexualidad del día a día. En consulta nos plantean problemas con la pareja porque no hay un acoplamiento, lo que es fundamental y moviliza todas las energías del universo.

Si te identificas con los problemas que te da el sexo y tu vida sexual continúa sin demasiadas variantes, la solución te conduce a una ansiedad sexual que elude las relaciones sexuales, con temores hacia el próximo encuentro y desconfianza en resolver la disfunción sexual. Acude a un sexólogo que escuchará con atención tu queja, te informará y te orientará adecuadamente sobre los problemas que le has planteado. Eso sí las quejas que se remontan a meses responderán mucho mejor que las que tienen un desarrollo de años.

Foto : desnudos

domingo, 21 de octubre de 2012

Para tener hijos ...
















 Lo que influye sobre el psiquismo de la mujer es el deseo de gestar y la necesidad de estar atenta a la prole, pero el hombre al no vivir el embarazo, el parto y la lactancia de una forma vivencial, sino al intelectualizarlo no siente esta necesidad como la mujer. Por eso muchas veces vemos cómo la mujer pide al hombre que se implique tanto como ella con los hijos, y él muchas veces no es capaz de hacerlo.

Claro muchas de estas tareas pueden repartirse, sin abusar del hombre tampoco, porque sabemos que esta tarea para ellos requiere un mayor esfuerzo, porque el hombre se sentiría mejor en otro tipo de tareas aunque requieran más gasto energético. A veces se mal interpreta, pensando que él prefiere vivir cómodamente, que es ella la que tiene que cargar con todo, que ella es la esclava del hombre ... No hablo por hablar, pero he visto como hombres con cultura se ven cargados con las tareas del hogar todos los días al llegar a casa al final de la jornada, y también los fines de semana ... mientras la mujer está sentada con los niños ... Claro lo ideal es llegar a pactos para que estas tareas sean compartidas.

Y para tener hijos la mujer necesita cierta estabilidad en la relación, por eso busca algunas garantías en sus relaciones sentimentales, está claro que siente que los hijos sólo pueden desarrollarse en un medio estable.

  La lectura de esto sería que la mujer es capaz de sacrificar muchas cosas en su vida con tal de hacer real su deseo maternal, es capaz de limitar su libertad individual si llega a ser madre, en esto influye la identificación con su propia madre. La renuncia a muchos aspectos de sí misma no es equiparable en el hombre. Y tener hijos significa seguridad y un medio estable, esto exige mantener unas normas materiales y morales.

Este aspecto no es tan acusado en el varón que no lo vive tan intensamente como ella y puede que para él no sea tan importante mantener la estabilidad, por eso muchos hombres sienten horror ante una relación estable y duradera, aunque la mujer se siente "en su medio" y no le importa lo que sacrifica. Entonces la estabilidad en la relación con la mujer proporciona estabilidad sentimental y da estabilidad y seguridad a la especie.

Son elementos propios de su sexo biológico y también un anclaje fundamental de la mujer con la naturaleza de la que el hombre puede salirse. Decía Bachofen que la mujer "fija la vida", ella le devuelve a la naturaleza, le hace retornar al mundo. Por eso la mujer tiene aversión a la guerra ...

En 1948 Kinsey decía "Las mujeres se casan porque quieren una relación afectiva larga y estable con una sola persona, porque quieren una casa, quieren hijos, quieren bienestar material y seguridad. También a los hombres les interesan estas cosas, pero son muy pocos los que estarían dispuestos a casarse si no estuvieran seguros de poder hacer el amor. Para el hombre la relación sexual "el sexo" en el matrimonio es una necesidad cotidiana"

Lo que influye notablemente es la comprensión de las diferencias, y aceptarlas contribuye a la armonía de la pareja y la enriquece de modo extraordinario. Así en la relación se crea "el verdadero erotismo, como nos dice Alberoni en 1988, y éste es posible cuando cada sexo trata de comprender al otro, logra ponerse en su lugar" 

Y a veces ... las posibilidades de conflicto están servidas, aparece la apatía sexual y la experiencia clínica en consulta nos demuestra que las Disfunciones Sexuales y de Pareja tienen su base en la falta de comprensión y en las dificultades para ponerse en el lugar del otro. Eso sí en determinadas circunstancias las diferencias entre los sexos se suavizan extraordinariamente, y ocurre muy claramente si se dan sentimientos amorosos entre el hombre y la mujer.

Foto : la silueta de la mujer preñada

jueves, 12 de julio de 2012

La importancia del clítoris








Muchas veces lo que más nos llama la atención como centro erótico de las sensaciones, es el punto G, pero es el clítoris el que más destaca durante la relación sexual. Es el área más sensible de la zona genital femenina, donde hay muchas terminaciones nerviosas ... más que en otras zonas erógenas del cuerpo.

¿Dónde se sitúa? Sabemos que la cabeza del clítoris es un órgano pequeño que se sitúa justo debajo de donde se unen los labios menores (labios internos), y está en parte cubierto por el prepucio del clítoris, que es un pliege de carne mucoso. El resto del clítorís está recubierto por los labios mayores (labios externos). Este es un órgano especialmente sensible a la estimulación, es por eso que cuando la mujer se excita por la estimulación del clítoris o por otros medios, el clítoris aumenta su tamaño y los labios se hinchan. Esto le convierte en eréctil, de ahí su comparación con el pene ...

Dado su pequeño tamaño y que está escondido entre los labios vaginales, ha estado rodeado de misterio, y de hecho son muchos los hombres que tienen dificultades para localizarlo y dudan sobre cómo y cuándo hay que estimularlo. Y a pesar de que sólo alrededor del 30% de las mujeres llegan al orgasmo directamente con la penetración, sin la estimulación del clítoris, muchas de ellas no se atraven a pedirselo a él, y temen molestarle u ofenderle si se tocan ellas mismas durante la relación sexual.

Este es un problema muy antiguo, y conocemos el esfuerzo que muchos hombres han hecho para provocar el orgasmo femenino, por eso es raro que el varón le pregunte a su compañera ... ¿Qué prefieres que te haga? A lo largo de los tiempos las distintas corrientes de pensamiento han formulado teorías sobre cómo debería ser el orgasmo femenino, dando gran importancia al orgasmo vaginal frente al clítoridiano. La difusión de estas ideas ha perjudicado enormemente a hombres y mujeres, y los ha inducido a confusión.

Uno de estos autores era Freud que defendía como único orgasmo : el vaginal, afirmando que el clítoris no era un órgano sensible, y que el orgasmo vaginal nos hablaba ya de una sexualidad adulta. Claro hay que tener en cuenta que Freud vivió en la época victoriana ...

No hay que despreciar la importancia del orgasmo vaginal, aunque conviene saber que en muchas mujeres el clítoris es la llave para alcanzar el orgasmo, y supone una fuente de placer que conviene destacar. Siempre es una gran ayuda estimularlo para llegar al climax, porque son pocas las mujeres que llegan al orgasmo sólo con la penetración.

Si a pesar de esto, piensas que no eres capaz de alcanzar el orgasmo, consulta con un experto, con un sexólogo, que podrá orientarte para que la sexualidad no sea un problema, sino una forma de estrechar tus relaciones de pareja.

Foto : aparato genital femenino

miércoles, 20 de junio de 2012

Experiencias sexuales tempranas















Son muchos los profesionales que coinciden en que una experiencia sexual negativa en la infancia, se hace notar en las disfunciones sexuales, lo que está apoyado por la experiencia clínica. 

Sólo a veces, las historias clínicas no apuntan a un trauma sexual concreto en los primeros años de la vida. Aunque sí vemos a un gran número de pacientes que padecen disfunción eréctil, eyaculación precoz o una disfunción orgásmica, que nos cuentan experiencias sexuales desagradables. O una experiencia sexual temprana les traumatizó, porque emocionalmente no sabían cómo manejarla, o sus primeros contactos sexuales con otra persona fueron frustrantes, les aterraron o se sintieron humillados.

Algunos traumas brutales, como si una niña sufre una violación, es víctima de la pederastia o de una seducción incestuosa, tienen un potencial destructor que es evidente. Por eso el joven adulto en sus primeros fracasos sexuales, no tan dramáticos, parece que inicia un proceso de ansiedad y fracasos, y se desespera porque su funcionamiento sexual está bloqueado y puede seguir así durante toda su vida.

Masters y Johnson nos dicen que una iniciación sexual cargada de tensión o de fracaso produce más tarde disfunciones sexuales en muchas personas, y añaden que la eyaculación precoz puede estar provocada por los primeros intentos de coito en los que había que apresurarse y se vivían con tensión. Situación que muchos vivieron en un coche, y terminar lo antes posible era su motivación, por lo que se acostumbran a funcionar de esta manera.

También el joven que al intentar su primer contacto eyacula con rapidez, incluso antes de penetrar, vivirá un gran humillación y vergüenza. Cuando la chica le acepta, y hace el amor con él, porque valora la relación con su novio, y no quiere negarse ... y cuando no es estimulada de forma adecuada, puede sentirse alarmada y confusa, si durante la relación sexual obtiene tan poco placer.

Cuando el chico fracasa en su erección intentando hacer el amor en casa de la chica, mientras los padres están fuera ... puede sentir el fracaso y el dolor de esa pérdida. Estos fracasos en sus relaciones, pueden remover emociones muy intensas, y que no vea el problema como una reacción pasajera ante una situación de estrés, sino que esté movido por un exceso de emoción y por una falta de información.

Por eso el fracaso inicial puede condicionarle, y que experimente ansiedad anticipatoria, que promueve el fracaso en su próximo intento. O a partir de ese momento escapar de toda relación sexual para evitar la ansiedad, en próximos encuentros durante un tiempo.

Por eso si no quiere vivir ese desajuste sexual permanente y evitar opurtunidades posteriores, tiene que ponerse en contacto con un profesional, con un sexólogo, para analizar la fuente de su problema. Eliminar los efectos de esos fracasos con experiencias sexuales gratificantes, que reducirán la ansiedad anticipatoria utilizando factores de refuerzo. Si el joven adulto es incapaz de contrarrestar sus experiencias negativas, puede desembocar en una disfunción sexual grave.

Foto : massive

viernes, 1 de junio de 2012

La ignorancia sexual




Es común que las parejas sepan muy poco de sexualidad, se sientan culpables y teman explorar y experimentar ... Y no me refiero sólo a los jóvenes, que claro en esa edad las mujeres piden más estimulación a sus compañeros, para que su potencial sexual crezca plenamente ... Por lo que ellas son con fácilidad las víctimas en esa situación.

Y a menudo me sorprende el hecho de que muchas parejas acuden a mi porque la mujer no se responsabiliza, o porque la frecuencia de los encuentros está disminuyendo, y en esta situación uno de los problemas es una gran ignorancia ... En estos casos el compañero desconoce dónde está el clítoris y no conozce su potencial ... Así no puede trasmitir placer erótico.

Van directos al acto sexual en cuanto se produce la erección, él eyacula con rápidez sin considerar en qué momento del encuentro está su compañera, y no parece creíble que estas parejas no se pregunten aún, por qué la mujer ha sido incapaz de llegar el orgasmo ... Claro los dos contribuyen a esta relación sexual restringida e ineficaz. La mujer no es consciente de sus necesidades y no pide la estimulación que necesita.

Teme el abandono de su compañero y el rechazo, y piensa que sus necesidades no son normales o son egoistas. Él se resiste a considerarse un amante poco satisfactorio para ella ... Y los dos se entregan, en silencio, a prácticas sexualmente decepcionantes ... Esto suelen hacerlo los jóvenes, pero a otras edades llegados los cincuenta años, los hombres acostumbrados en su juventud a tener una erección rápida en los primeros contactos con una mujer, no son conscientes de que ahora necesitan ser estimulados intensamente para poder funcionar.

Aparece la ansiedad y la incapacidad para adaptarse a otra etapa de la vida que en muchos hombres no implica decadencia fisiológica en su respuesta sexual, sino la necesidad de comunicar estos cambios a su compañera, lo que suele ser responsable de la disfunción eréctil secundaria, que puede ocurrir en el otoño de la vida. Y si la disfunción es fruto de la ignorancia sexual, el hombre se pondrá a trabajar en ello con el sexólogo, y el resultado suele ser excelente.

A su pareja hay que enseñarla cuál es el ámbito normal de la sexualidad y qué técnicas son eficaces, entonces se liberan del complejo de culpa y empiezan a disfrutar del acto sexual. A lo largo de la terapia sexual el terapéuta anima a la pareja para que comuniquen dónde y cómo desean ser acariciados y qué tipo de estimulación desean de común acuerdo ...

Sabemos que nuestra cultura es castradora en el ámbito sexual y es la responsable de mucha información errónea e incluso destructiva, a descartar si queremos ayudar a nuestra pareja sexualmente.

Foto : aquí colgando

sábado, 8 de octubre de 2011

El sexo por obligación









Cuando enamoras, seduces ... pero si tomas la iniciativa dentro de la pareja sin que el otro esté dispuesto sexual, exiges el sexo y la otra parte "no está preparada" para aceptar la relación sexual. Y muchas veces alguno se queja de que en la pareja siempre empieza él, entonces ... tendría que pararse a reflexionar... porque su comportamiento puede ser vivido por la pareja como una exigencia.

Y es que la exigencia se vive mal tanto para el que lo emite como para el que lo recibe ... Y ese que siempre toma la iniciativa se cansa y empieza a poner en duda si verdaderamente es deseado. El otro, el receptor que siempre lo recibe se siente agobiado y piensa que esa demanda es una exigencia que coarta su libertad.

Claro no hay que confundir la exigencia con la iniciativa sexual adaptada a las necesidades de la pareja que así lo haya establecido, y por si hay dudas no estaría de más que de vez en cuando el pasivo cambie el rol y ejerza su reciprocidad. Una de las características de las parejas bien acopladas es que cualquiera de ellos es capaz de aceptar, rechazar o tomar la iniciativa sexual. Pienso que lo que da valor y es creible al sí, a la aceptación, es que de vez en cuando, aparezca el no

Y un comportamiento es voluntario cuando se puede decir no en situaciones parecidas, en las que en otros momentos habéis dicho sí. En cuanto al principio de libertad y rechazo se da acceso a los comportamientos de tarea y exigencia porque con frecuencia si uno insiste el otro pueda aceptar por compromiso, y mantener relaciones sin deseo lo que va en contra de la libido y crea las condiciones para que aparezca otro error : la exigencia.

En terapia se hacen conscientes de que la iniciativa se puede negociar, se puede armonizar la frecuencia y los rituales se pueden ajustar con un cierto margen ... Aunque si la relación no culmina en el orgasmo se vive con tanta frustración que produce un alejamiento emocional y un fuerte resentimiento. Por eso es necesario analizar con el sexólogo la última fase del acoplamiento, intentando favorecer su buen funcionamiento sexual.

Foto : la relatividad del tiempo

lunes, 8 de agosto de 2011

El miedo al contagio














Una mayoría de enfermedades de trasmisión sexual (ETS) pasan inadvertidas, no se detectan a tiempo porque aunque haya síntomas, no nos movemos, no nos informamos, porque nos avergonzamos, tenemos sentimientos de culpa y no queremos afrontar la realidad.

Existen frenos para la salud sexual como la vergüenza, no protegernos ante los demás por miedo a que nos rechacen y hay personas que aceptan el sexo sin protección incluso ante situaciones de riesgo. A mí me decía una paciente de 22 años, guapa ella y que tenía facilidad para ligarse a chicos en muchas ocasiones ... "Es que cómo le voy a decir que se ponga el preservativo, si decide acostarse conmigo ... Qué corte ¿no? Encima que me elige a mí (ella tenía problemas para llegar al orgasmo) No puedo" Desde luego ella nunca lo hace con protección y después la atenazan los sentimientos de culpa.

Hay veces que ... como es un encuentro esporádico, no existen posibilidades de contagio. Esto es apoyarse en una falsa creencia. Otras veces nos dejamos llevar por los deseos de otros en contra de los nuestros y de nuestra seguridad, y en ocasiones creemos que amar a alguien es una razón de peso, y aceptamos incluso la posibilidad de contagio, y no somos conscientes que no sólo es un problema el contagiarnos, sino que si más tarde nos separamos, podemos contagiar a otro.

Creemos que las ETS se curan con facilidad con medicaciones ... aunque hay algunas ETS que se pueden tratar pero son incurables, como el herpes y otras como la uretritis o la clamidia que producen infertilidad. No nos hacemos responsables si no le damos importancia a comunicar que tenemos una ETS a las personas con las que estamos, como la gonorrea o la vaginitis porque a veces no dan síntomas, es decir no se notan. Y si me curo y no se lo he dicho al que me contagió puedo volverme a contagiar.

Creemos en las palabras dichas en esos momentos por nuestra pareja sexual, que nos asegura que no va a contagiarnos, con buenas palabras ... sólo la puntita ... haré la marcha atrás ... No te preocupes no voy a eyacular dentro ... Y la frase tan repetida ... no pasa nada ... ya verás. Así las cosas creemos que la responsabilidad no es nuestra, otra falsa creencia, porque el otro es responsable de él pero tú lo eres de ti mismo.

Y como en otros aspectos de la vida las ETS son también un medio de comunicación y hay que darle importancia y reflexionar sobre el uso que hacemos de ellas porque tiene que ver con ese estilo de hacer en la vida ... no decir la verdad, justificarnos, encubrir y evitar ser responsables. Y la empatía está en primer plano, ponernos en el lugar del otro, y quizá cuando intentes ponerte en el lugar del otro no te sientas correspondido.

Y en terapia darnos cuenta de que la irresponsabilidad es la madre de los contagios y es una constante en las relaciones humanas y así vemos las dificultades de comunicación, la falta de claridad, las dudas no manifestadas, los deseos no comunicados ... y si lo llevamos al terreno sexual : existe el riesgo real de involucrar a otros y sus consecuencias pueden afectar a la salud y a la calidad de la vida propia y de otros. Sabéis ... los investigadores dicen que el 5% de las ETS no se curan, son para toda la vida.


Foto : hola ................ !