Mostrando entradas con la etiqueta Orgasmo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Orgasmo. Mostrar todas las entradas

miércoles, 13 de mayo de 2015

miércoles, 31 de julio de 2013

Estrategias de seducción


























El deseo sexual es idéntico en la mujer y en el hombre en cuanto a intensidad pero se presenta de manera diferente. La mujer suele esconder más el deseo que el varón que lo manifiesta  de forma externa y con más facilidad. Si la mujer ha elegido, espera que él se decida a cortejarla. Mientras tanto ella da señales sutiles, muchas veces no conscientemente pero que él detecta. Lo que a veces provoca mucha confusión, porque a la mujer a menudo se le considera pasiva y al hombre activo. Esto es un error porque en nuestra cultura se nos enseña que es él quien se acerca a la mujer y cuando se aproxima, ella ya ha elegido.

Autores como Alberoni en 1988, nos dicen con acierto que “Las mujeres desean al hombre aún antes de que éste piense en tomar la iniciativa” Esta elección femenina permanece guardada. Si él lo descubre se sorprende porque pensaba que la conquista había sido suya. Y es que las mujeres poseemos una pasividad aparente y el hombre suele ser activo en la seducción pero no siempre, claro … Estos comportamientos están dictados por las normas internas de cada uno.

En este asunto algo importante es quién toma la iniciativa en el sexo, y en la mayoría de las sociedades es el hombre quien debe tomarla. Actualmente está actitud está cambiando y la mujer muchas veces utiliza la seducción para mantener el deseo del hombre. Intenta mantener el deseo de su compañero tanto como pueda y no satisfacerlo continuamente.

Ya en la relación sexual ambos se acarician, se besan y se hablan a la vez, esta sincronía garantiza una satisfacción plena en los dos, y demuestra que están en una fase de excitación parecida. Ya que muchos trastornos sexuales tienen que ver con esta falta de sincronización, y cuando llega el orgasmo experimentan un sentimiento corporal agradable que se acompaña de sentimientos psíquicos.

El orgasmo es un reflejo que se acompaña de una experiencia placentera que se considera la culminación de la relación sexual. Ellos lo viven desde una sensación intensa de placer que ha ido ascendiendo durante la excitación hasta llegar a su punto álgido. La intensidad del orgasmo es tal que se considera el placer más grande que se puede experimentar, muy superior a la satisfacción que proporcionan otras necesidades, como la saciedad en la alimentación, en la sed o a través de un sueño reparador …

Según sean las actitudes de cada uno hacia la sexualidad pueden aparecer sensaciones de vacío, si la relación sexual se produce de un modo mecánico, sin que haya contacto afectivo con el compañero que lo utiliza sólo para satisfacerse por sistema. Lo recomendable y posible es conseguir la satisfacción orgásmica en cada relación sexual y que ninguno de los dos se quede sin ella. Si tienes problemas para lograr el orgasmo cada vez que lo hagáis pide la ayuda y la orientación de un sexólogo que te enseñará cómo actuar durante el coito.


Foto : en brazos

viernes, 24 de mayo de 2013

Cómo usar el vibrador










Últimamente has descubierto que si aprendes a relajarte, a leer historias eróticas y se te ocurren ciertas fantasías te preparas  para estar disponible sexualmente. Si además utilizas un lubricante tu experiencia es más placentera cuando te tocas ... El vibrador te abre un camino nuevo para explorar lo que es adecuado y natural para ti. Intenta usarlo.

Algunas mujeres tienen reservas si utilizan un vibrador para conseguir el orgasmo. Aunque excitarse y provocarse el orgasmo utilizando el vibrador es tan natural como el que se obtiene por otros medios. Además detrás de la máquina hay una persona! Tu lo controlas, y tienes que ensayar hasta saber cómo te gusta más  variando la presión y el punto donde lo aplicas, igual que esos toques y caricias manuales. 

Propónselo a él si estás en pareja, para que podáis compartir ambos vuestros sentimientos positivos y negativos, si es que los hay ... Y a algunos hombres les gusta estimularse los genitales con el vibrador. Al principio tratar de encontrar juntos no los placeres sexuales, sino los sensuales, los relajantes, a través de este recurso. Empezar por el cuello, la espalda, los músculos de los brazos y de las piernas -no incluyendo los genitales- porque el vibrador es excelente para probar cosas diferentes y para obtener un placer o una relajación extra.

Por ahora estate relajada y date la oportunidad de probarlo y cuando hayas conseguido tu objetivo aprende otras maneras de conseguir el orgasmo. Después verás otras formas de enriquecer tu respuesta ante el orgasmo, cuando lo hayas obtenido unas cuantas veces. Por el momento date la ocasión  de descubrir que es una forma de estimularte grata y que te da buenos resultados.

Para empezar a usarlo aplica una loción o un aceite en el cuerpo. Nunca utilices el vibrador con la piel mojada, ni en el agua, a no ser que la máquina esté preparada para ello. Recorre el cuerpo con él desde la cabeza, el cuero cabelludo y explora la cara, el cuello, los hombros y baja por los brazos, manos, llega a los pechos y accede al resto del cuerpo. Al principio excluye los genitales.

Pasados unos días de práctica aplícalo sobre los genitales, quizá te sorprenda las vibraciones y la proximidad del clítoris, tal y como lo hacías antes con los dedos. Varía la presión, los movimientos y el lugar del vibrador. Si tiene varios accesorios, pruébalos. Si alguno se sujeta con la mano y la hace vibrar introduce uno o dos dedos en la vagina y pásalo alrededor de los genitales. Ve despacio, con tiempo y no busques la excitación, sólo relájate y observa la reacción de tu cuerpo ante la nueva estimulación. Hazlo durante quince minutos y observa qué diferencias has encontrado entre estimularte con los dedos o con el vibrador. 

El motivo por el que animo a las mujeres a que experimenten con otro método es para que sean más flexibles y tengan más libertad en la excitación sexual. Y si tienes problemas, el orgasmo es tu mayor deseo y no te haces con el vibrador consúltame quizá tienes otros problemas que podemos resolver en Terapia Sexual.

Foto : desnuda  

sábado, 9 de febrero de 2013

El ciclo de la respuesta sexual

 

















Para Masters y Jhonson hay un modelo de respuesta que tiene cuatro fases : excitación, meseta, orgasmo y resolución, midiendo y anotando los cambios que se producen en el cuerpo en cada una de ellas. Como ejemplo : en la fase de excitación se produce la lubricación vaginal en la mujer, y la erección del pene en el hombre, además de otros cambios fisiológicos, en ambos. En la fase de meseta lubrican más los dos, se acelera el ritmo cardiaco y la respiración ...

En la fase de orgasmo se produce la eyaculación y las contracciones del esfinter anal, en el hombre. En la mujer las contracciones del útero, del cuello vaginal y del esfinter anal. En la última fase la de resolución, el hombre vive el periodo refractario, y en la mujer disminuye con lentitud la congestión pélvica y enseguida puede recuperarse y volver a la fase orgásmica.

Este modelo lo modificó Helen Kaplan (1979) que creó el concepto de deseo en la fase previa a la excitación, y suprimió la fase de meseta. Y es que la Dra. Kaplan se dió cuenta de que a sus pacientes les costaba sentir el deseo para alcanzar otras fases de la respuesta sexual, y estudiando con detalle esta primera fase consiguió descubrir el origen del problema.
Antes de estimular física o psicológicamente a la pareja aparece la fase del deseo, que se llama también libido.

Y fué  Kaplan la que dijo que las primeras sensaciones sexuales las provocan elementos químicos que el cuerpo posee como la testosterona, que es la hormona sexual masculina y que también está presente en el cuerpo de la mujer. Es aquí cuando aparece la excitación sexual. El ciclo de la respuesta sexual humana consta de cuatro fases : deseo, excitación, orgasmo y resolución.

Sabemos que la fase del deseo es un elemento inicial en el ciclo de la respuesta sexual, aunque a veces el deseo es posterior a la excitación sexual, pero si hay una estimulación adecuada aparecerá el deseo, que conducirá hacia las siguientes fases y terminará con el placer en la relación sexual.

Establecidas estas fases observaron las dificultades que tenían las parejas que luego trataban en terapia, como falta de orgasmo, problemas con la penetración o la erección, eyaculación rápida ...


Hoy en día además de centrarnos en el deseo, la excitación, y la falta o no de orgasmo, nos interesa la historia sexual de la persona, su biografía erótica y cómo vive como hombre o mujer. ¿Está satisfecho con su vida sexual? ¿Experimenta una sensación de bienestar que se suele producir después de vivir el sexo, con orgasmo o no, con penetración o no?

Para orientar e informar y para vivir la Sexualidad con un grado de satisfacción, estamos los sexólogos : para educar en una Sexualidad sana y para que los encuentros sexuales no sean obligados sino elegidos y deseados.

Foto : Mujer morena, de Julio Romero de Torres 

viernes, 10 de agosto de 2012

Amores de verano


Sabemos que la luz es un estimulante biológico del organismo y en la estación del verano la luz aumenta considerablemente y la segregación hormonal es mayor.

En la Universidad de California se hizo un estudio con pacientes con depresión mayor. Les sometieron a una serie de sesiones durante horas, que se desarrollaban en una sala con potentes lámparas fluorescentes. Al cabo de un tiempo observaron cómo los niveles de depresión habían descendido espectacularmente

La información luminosa la captamos por la retina, el impulso la transmite hasta la glándula pineal, que responde a la percepción de la luz, en contraste con la melatonina que sólo segregamos en las horas de oscuridad ...

Segregamos más testosterona, la hormona masculina, presente también en el organismo de la mujer, en la época veraniega y como es la responsable del deseo sexual, nos apetece más el sexo ...

Biológicamente como la luz es un gran estimulante de la naturaleza ... es por eso que en veranolas plantas florecen. En los animales, los machos están sexualmente más activos y los ovarios de las hembras se estimulan con el aumento de luz.

Cuando se alargan los días salimos más, nos relacionamos mejor, estamos más relajados y en vacaciones, es entonces cuando surgen los amores de verano. Queremos divertirnos, hacemos ejercicio al aire libre, nos desnudamos más y se perciben las feromonas que desprende nuestra piel.

Además la luz y el calor disparan también la serotonina y la oxitocina que nos proporcionan bienestar y felicidad. Y se dice ... será un amor de verano, algo pasajero ... Puede ser o no, porque hay muchas parejas que se han conocido  en verano. 

También mejoran las personas con dolores en el cuerpo, artrosis, reumatismos, así como las personas mayores, que en el verano ven cómo sus dolores se calman, y ha mejorado su estado de ánimo, como apunta el Dr. de la Fuente, jefe de Rehabilitación del Hospital de la Cruz Roja de Madrid.

Sin embargo con la llegada del otoño bajan las horas de luz y se experimenta un estádo de ánimo más bajo, muchos lo viven como una pérdida ... Es por eso, que durante los meses de Agosto y en el Otoño, el número de pacientes que solicitan consulta aumenta, sí por la estación que se avecina, y movidos también por el periodo vacacional que ha puesto de relieve la difícil convivencia con la pareja. 

Para poneros en contacto conmigo podéis llamar al +34 639555994.

Foto : la luz del verano 

domingo, 22 de abril de 2012

El orgasmo simultáneo








El orgasmo simultáneo no es un mito, aunque no se debe tener como único objetivo ... Y hay parejas que consideran que es llegar a lo más ... el objetivo último de la felicidad, para ellos es como alcanzar la normalidad sexual. Y es que en muchas parejas este orgasmo mutuo es más la excepción que la regla.

Hay que reconocer que alcanzar ese momento del climax es experimentar algo extraordinario, y si ella no ha llegado al orgasmo, él no necesita estimularla después de vivir el orgasmo simultáneo. Lo que ocurre es que el orgasmo simultáneo es más fácil de conseguir cuando la mujer llega con facilidad al orgasmo ...

Son mujeres que desde el principio de la relación sexual pueden sentir otros muchos orgasmos, por eso cuando el varón alcanza el orgasmo durante el acto sexual, las contracciones del pene pueden desencadenar de nuevo el orgasmo en ella, con lo que los dos vivirán el orgasmo simultáneo.


Pero frente a esto, hay muchas mujeres normales que no tienen tanta facilidad para llegar al climax, es entonces cuando puede aparecer el deseo compulsivo de alcanzar el orgasmo, lo que puede tener un efecto muy negativo en la vida de la pareja. Pueden llegar a sentirse frustrados o culpables ...

En terapia el sexólogo liberará a la pareja de esa responsabilidad, porque sin esa simultaneidad, la sexualidad también puede ser algo maravilloso, y el orgasmo simultáneo puede ser siempre una alternativa que, sin perseguirlo ... a veces pueden alcanzar. Les enseñará a dar y recibir placer alternándose ... a explorar la capacidad de placer, variando las experiencias sexuales para acoplarse a las necesidades del otro. Con el sexólogo aprenderán modos de estimulación diferentes según cada caso.

El sexólogo con su orientación puede ser útil para propiciar ese ajuste sexual de muchísimas parejas que no coinciden al llegar al orgasmo, que lo viven en momentos distintos ... También informar, porque la falta de conocimientos puede ejercer un mal efecto sobre el hombre o sobre la mujer ... así como la preocupación de la mujer, por la lentitud de su respuesta sexual que ejerce una fuerza muy destructiva, y puede impedir la relajación, y llevarla a la simulación del orgasmo muy a menudo ...

La terapia los ayuda en momentos difíciles en los que la edad o las exigencias cotidianas pueden diminuir la libido y la capacidad sexual de un hombre, que fracasa en la erección y reacciona con una alarma que puede crear síndromes sexológicos graves. El terapéuta sexual enseña a la pareja a moverse dentro del ámbito normal de la sexualidad y la instruye para que explore técnicas más eficaces, libres del complejo de culpa, para que puedan gozar del acto sexual.

Foto : el mundo en sus manos

domingo, 23 de octubre de 2011

Y si las mujeres no conocen su cuerpo ...











Y es que cuando las mujeres no conocen su cuerpo es más difícil que lleguen a tener orgasmos. Es recomendable tocarse y experimentar con esas maravillosas sensaciones que son el primer paso hacia la cima.

te provocas tus propias reacciones sexuales y aprendes cada vez más sobre ti misma, y así se puede descubrir el placer de la masturbación y trasmitir a tu pareja tus conocimientos y los secretos eróticos de tu propio cuerpo. Estos son la clave para alcanzar "altos niveles de excitación" en el sexo en pareja. Claro porque si tienes miedo al embarazo sin quererlo o existe en ti una obsesión por tenerlo, tienes dos grandes inconvenientes  para percibir el placer ...

Porque si el sexo va acompañado de miedo o de continuas frustraciones porque no se cumple tu objetivo, puedes dejar de reaccionar con la excitación y si no llega la tensión sexual, no hay orgasmo. Eso sí las mujeres tienen que seguir siendo niñas buenas ... entonces tienen que renunciar ante sus propias necesidades y se ven obligadas a renunciar a un sexo satisfactorio y al orgasmo.

Porque la mujer puede mostrar su deseo hacia el hombre y saber cuáles son los caminos para atraerle y si la situación lo permite puede recurrir a algo un poco fuerte. Y actualmente los hombres desean que la mujer tome más a menudo la iniciativa, lo que no significa perseguirles. Aunque las reglas del juego han cambiado y requieren un entrenamiento ... Así los hombres aprenderán a disfrutar tomando la iniciativa.


Está claro que durante el juego erótico la cabeza debe estar vacía de pensamientos de todo tipo ... desde la valoración del propio cuerpo : ¿estaré guapa? ... hasta las tareas pendientes : oh se me olvidó aquello en el trabajo! Estos no son pensamientos que se deben tener en esos momentos. También si piensan que quizá sea este el hombre de mi vida, así que tendré que hacer lo posible por satisfacerle al máximo para que se quede conmigo ... 


Y si no es el hombre de su vida no tienen ganas de sexo ... porque casi ninguna mujer sabe separar el amor y el sexo o el compañerismo del sexo. Lo que se refleja en la capacidad orgásmica. La terapia psicosexual les enseñará a alcanzar el orgasmo con la ayuda del terapéuta sexual, que les indicará cómo concentrarse en su propio placer ella sola y más tarde con un compañero comprensivo.

Foto : Laberinto

lunes, 17 de enero de 2011

La masturbación ¿Importa?











Se sabe que la masturbación en el hombre y en la mujer es un primer nivel sobre el que se irá desarrollando la sexualidad. Es una práctica natural y necesaria en la evolución sexual de las personas. Disfrutar ... te hace conocer tu propio cuerpo y sus reacciones lo que es básico para descubrir el placer de la autosatisfacción.

Es más sencillo y te preparará, al principio ... para disfrutar más tarde del placer compartido, sabiendo que no has tenido obstáculos, ni miedo de lograrlo y de disfrutarlo a solas. Porque la masturbación es la mejor manera de descubrir tus estímulos físicos y psíquicos que harán que se te despierte el deseo y tus respuestas sexuales.

No sólo no perjudica tu salud física, ni tu salud mental sino que puede ser una válvula de escape para liberar tensiones sexuales y emocionales por conflictos de tu entorno o porque actúa como un sedante que libera endorfinas durante el orgasmo. También a veces la desilusión por el sexo podría venir por la incapacidad de llegar al orgasmo durante el coito.
Además te sirve para aprender a dirigir tus fantasías, para conseguir un nivel de erotismo mental del que carecen sobre todo muchas mujeres.


Y es que con la masturbación podrían investigar las mejores formas de llegar al orgasmo y de conseguir orgasmos múltiples, que la mayor parte de las mujeres alcanzan con facilidad con la autoestimulación. Es una manera de liberar y desviar la agresividad para liberarte de las tensiones del entorno, por eso de las endorfinas, de esas morfinas naturales y biológicas que libera tu cerebro con cada orgasmo.

Todo y aún más porque puede funcionar como un analgésico para aliviar los dolores menstruales y algunas lumbalgias, y es un inocuo y excelente somnífero cuando necesitas dormir. Es un gran fármaco natural, sano, barato, eficaz y divertido. Es un recurso natural que aunque el sexo y el amor compartidos son el ideal
con el que sueñas, a veces no es posible acceder a esa pareja con la que puedas encontarte íntimamente.

También tu pareja podría sufrir una enfermedad, rarezas del embarazo o no estar dispuesta, y no se adapta a tu frecuencia sexual. Entonces ¿por qué privarte de disfrutar de tu cuerpo si tu tienes otras apetencias? A nadie ofendes, ni a tu pareja le perjudicas, sólo es un diálogo privado de tú a tú con tu cuerpo y ejercitar tu libertad.

Y tanto para ellos como para ellas, si aprendeis a conocer qué desencadena esta explosión será más fácil que lo podais transmitir a vuestra pareja y así conseguireis volver a vivir el gusto y el deseo por vuestras relaciones sexuales.

Eso sí cuando la masturbación se hace compulsiva es preocupante. Cuando se vive una obsesión que esclaviza nos habla de un síntoma que sale a la luz a través de esa conducta.En terapia con el sexólogo lo primero será decirle que la masturbación compulsiva está ligada a un trastorno de ansiedad. Además para frenar sus comportamientos compulsivos aprenderá a relajarse y recibirá educación sexual para cambiar su actitud hacia la sexualidad. Para reducir la vergüenza y la culpa se le tratará con sistemas de relajación y técnicas de sensibilización corporal para que desarrolle un satisfactorio modelo sexual y erótico.
Foto : la diosa Tara

miércoles, 1 de diciembre de 2010

La mejor postura en el sexo










¿Dominas alguna de estas posiciones: la de flor de loto, o la de plegarse paracomo la mariposa o formar un nudo con el amado ... ? ¿En qué posición te encuentras más cómodo? ¿Crees que para ser un buen amante es fundamental dominar cuantas más posturas mejor ...? Y si son exóticas ...

Pues estás equivocado porque hay que tener muy buena forma física para experimentar con tantísimas posturas como las que nos proponen en Oriente, vease el Tao del amor o el Kamasutra. Y probar con exóticas posturas muy a menudo puede presionar las relaciones sexuales y olvidar el placer de lo espontáneo, de lo sencillo. No te desconciertes con esas ofertas, piensa que la mayoría son ligeras variantes de las posturas básicas que eso sí, tendrías que dominar.

Y piensa, ¿qué consigues con esas acrobacias si no llegais al clímax? Son cuatro las posturas básicas y siempre habrá alguna que escojais como favorita. Muchas veces después de mucho probar escogen la del misionero y si después deciden investigar en el Kamasutra ... y establecer otras posturas para conectar entre ellos, o prolongar el orgasmo o alguna que ellos prefieran. Porque lo importante es la calidad. Hay muchas mujeres que si no han sido convenientemente estimuladas, y como la entrada de la vagina no es tan sensible, sólo con el movimiento del pene no se estimulan. Eso sí cuando la mujer siente               presión en la vagina o en el clítoris se desencadena el orgasmo.

Aquí las posturas dependen del gusto, del estilo o de la profundidad de la penetración. A ella le gusta cómo el hombre golpea mientras penetra con movimientos rítmicos, cortos ... o lentos y profundos ... sus caderas rozando con las de él ... Para conocer qué te gusta y qué no te gusta en las relaciones sexuales es necesario la práctica. Descubrir qué os sienta bien y estar de acuerdo con la pareja. Cada uno tendrá sus preferencias sexuales que no tienen por qué coincidir y el placer de la mujer es lo primero, después él podrá eyacular. Las espectativas más conocidas en el sexo con penetración son, el orgasmo simultáneo, la lubricación natural que puede ser escasa o dolor en el coito.

Para que el deseo sexual aumente prueba posturas diferentes y no te quedes quieta en la misma postura como diciendo "haz lo que quieras" o a ver qué pasa porque si no estás activa no pasará nada. Cualquier cambio en la posición de las piernas o de la pelvis podría resultar excitante, además de utilizar estímulos manuales en el pecho o en el clítoris y ... ¡si lo necesitas pídelo!

Y si no podeis llegar al orgasmo teneis que hacerle sitio a los juegos amorosos, y poco antes del orgasmo adoptar la postura mejor y ella le dirá a su compañero que no introduzca más cambios. En la fase de excitación y cuando se aproxima el orgasmo las mujeres prefieren no cambiar el ritmo ni la postura. Si es una postura emocionalmente agradable, mejor. Si preferís adoptar roles o fantasías como dominio o sumisión habría que adoptar las posturas correspondientes.

Foto : dulces

lunes, 1 de noviembre de 2010

El coito












¿Qué es? Es el desenlace del juego erótico cuando el pene en estado de erección penetra en la vagina. En ocasiones no ocurre así y la pareja llega al orgasmo por otros medios como puede ser con la masturbación, el sexo oral o el sexo anal ... Quedan satisfechos y se complacen utilizando cualquier postura durante el coito y si están dispuestos a experimentar con las posturas, la vida sexual es más agradable.

En el coito la base es sentirse bien y trasmitirle ese bienestar al otro para que la experiencia sexual sea placentera. Aunque si el sexo es extrapareja, es decir con alguien no habitual en las relaciones, el hombre podría ocuparse de sí mismo y no estar al tanto de lo que siente su compañera. Quizá a ella le gusta besarle, tocarle, excitarle, pero no hasta el punto de olvidarse de sí misma. Tiene disfrutar sin prisa y procurarse la excitación y el orgasmo.

Los dos tendrán que desarrollar la curiosidad para encontrar nuevas formas de hacerse el amor, nuevas posturas ... Parece que la primera forma de coito vaginal que utilizaban los humanos era la penetración del pene en la vagina cuando la mujer está de espaldas al hombre, y una variante sería apoyándose sobre sus piernas y sus brazos o acostada apoyando su espalda en el compañero.

Los humanos no siempre han hecho el amor de la misma manera y menos de la misma forma. A pesar de esto la forma más conocida de coito es la posición frontal, llamada comunmente la posición del misionero porque se atribuye a la forma en que utilizaban el coito los misioneros en Oceanía. Otra sería la mujer sentada sobre el hombre acostado que permite mayor movilidad a ambos y usar las manos para acariciar otras partes del cuerpo.

Sí son importantes las posturas pero los placeres del coito para los dos sexos nos hablan de la estimulación física intensa, de la confianza y de un sentido de intimidad que son difíciles de alcanzar de otra forma. Y hasta las mujeres que no llegan al orgasmo durante el coito gozan con la sensación de sentir a su amante dentro de ellas. La práctica del coito obliga a utilizar métodos anticonceptivos a menos que se desee el embarazo, y cuando hay otras relaciones, a utilizar el preservativo para prevenir las ETS. Tanto ella como él pueden disfrutar mucho más del coito si eluden las presiones y aprenden a gozar de esta forma de hacer el amor.

Y si desean enriquecer sus relaciones, los hombres que cuando están dentro de la vagina se mueven con rápidez, con violencia e incluso a golpes, y aumentan el ritmo cuando están cerca de la eyaculación, tendrían que variar las pautas. Así el coito dura más si las penetraciones profundas se alternan con las superficiales y los dos vivirían un placer más intenso sin perseguir el orgasmo, porque si él "para" un rato y hace el amor de otras formas podrá seguir con el coito más tarde y el climax, si se ha retrasado, será más intenso.

Foto : coito_ergo_sum

viernes, 10 de septiembre de 2010

La comunicación sexual






Para que funcione bien la sexualidad lo primero es tener una relación sexual más satisfactoria, y poder acceder a ella sin plantearse metas a alcanzar. Es decir uniciar la relación sexual para disfrutar de las caricias, la excitación o momentos más relajados, llegar al orgasmo, o simplemente jugar.

Sin una meta previa que oblige a alcanzar un objetivo concreto que puede suponer una preocupación y una actitud de observación de uno mismo, que impide entregarse y abandonarse a las sensaciones. Porque a menudo las parejas siguen una secuencia rígida en sus encuentros con las mismas caricias, besos y con un recorrido parecido, llegan a la penetración y puede que los dos alcancen el orgasmo. Esta secuencia puede satisfacer al principio pero con el tiempo tiende a ser rutinaria porque no hay variación, ni se deja espacio a la improvisación, ni a la fantasía.

Es más recomendable empezar por cualquier parte como besar en los genitales, y si la mujer está dispuesta, la penetración, y después ... besos y caricias o al revés. Que no haya un camino a seguir, se puede empezar por otra parte del cuerpo y continuar haciendo un recorrido diferente. La pareja suele relacionar el coito con el final de la relación sexual, otras que viven la penetración como algo gratificante interrumpen el coito después de un rato y continúan con las caricias, y dejan pasar un tiempo para reiniciar la penetración. Así amplian ese recorrido que conocen sin que haya una meta previa.

El sexólogo enseñará a tener una sexualidad más satisfactoria se centrará en deshacer los bloqueos, desarrollar la espontaneidad, y las demostraciones de afecto para enriquecer la intimidad. Aprender a comunicarse abiertamente, saber mostrarse vulnerable, tocarse, expresar sentimientos con caricias y disfrutarlas, compartir el contacto con el cuerpo y el afectivo, incluso durante el coito.

Foto : sexo-200709

miércoles, 19 de mayo de 2010

Cuándo acudir a hacer terapia

















Cuando hay malestar, sufrimiento, se producen desencuentros y hay problemas sexuales. Cuando se tiene la necesidad de un afecto que no llega, y para compensar hay regalos. Cuando hay una gran insatisfacción y no hay entendimiento en la pareja. Cuando se detectan problemas de comunicación.

Los dos pueden tomar la decisión aunque muchas veces es el hombre quién la busca, se ocupa de pedir hora y se interesa por la situación. Una vez iniciada el contaco con el sexólogo la mujer suele ser una buena colaboradora y se compromente al cambio. Está dispuesta a escuchar al terapéuta y a tomar decisiones para dar la vuelta a la relación.

El hombre actual que es más femenino y le cuesta menos expresar los sentimientos, puede hablar también de sus emociones, reconocer sus errores, y si se crea un ambiente de confianza la relación se enriquece y se abre a nuevas expectativas. Los más reticentes se abren cuando se dan cuenta de que se pueden comunicar mejor, que no es como ellos pensaban o como vieron en su casa. La sociedad se está adaptando a nuevos modelos y está aprendiendo que los hombres pueden llorar, reir, cansarse, ocuparse del bebé ...

En terapia sexual hay un índice elevado de éxito. El tratamiento es muy gratificante sea individual o en pareja. Se soluciona sin sufrimiento y abre nuevas perspectivas, más atractivas en las relaciones íntimas. La motivación y los avances son verdaderos motores que permiten resolver los problemas y dar solución en general, en un plazo corto. Deja entrever nuevos senderos por donde puede transitar la vida íntima y excitante de la pareja.

Últimamente ha aumentado el número de parejas que piden ayuda profesional, porque acudir a terapia no es denigrante sino que dignifica reconocer que no podemos resolver algo que es humano y es el primer paso para encontrar la solución. Hacer terapia sexual cuanto antes, no esperar a tocar fondo, porque se puede reconstruir la relación llegar a pactos juntos o por separado, y no acabar por destruirla.

Foto : una pareja

jueves, 11 de marzo de 2010

El sexo y el afecto. Así lo viven ellos



¿Qué es mejor el sexo con afecto o el afecto sin sexo? ¿Vivir las relaciones sexuales sin afecto o que exista un gran afecto pero sin sexo? ¿Eres de los que buscan el sexo de una sola noche o prefieres irla conociendo, tener confianza para que haya un vínculo afectivo y una amistad?

Y a veces puedes necesitar más afecto o sólo sexo, aunque según ellos, el sexo y el afecto van ligados y así el placer es mucho mayor. Por eso hay hombres que hablan de que sus orgasmos han sido mejores y más intensos cuando se mantuvieron un tiempo unidos a una mujer.

Además cuando aparecen los sentimientos en las prácticas sexuales, se adquiere más experiencia y se pueden descubrir cosas nuevas. Descubrir que, cuándo se produce esa complicidad, esa atracción, el sexo y el afecto se hacen uno : están pendientes de sus movimientos, centran toda la atención en ella, se dejan llevar por su atractivo y hasta se preocupan de cómo se siente.

Y que cuando se gustan la cosa se lía enseguida, dicen ellos, y surgen los sentimientos que, a veces son mayores que los deseos. Quizá los problemas llegan cuando en las relaciones de amistad se incluye el sexo, entonces la amistad desaparece para dejar paso al sexo, que puede reaparecer o no. Está claro que la amistad ya no es igual, aunque puede ser mejor y prueba de ello son las ex con las que algunos hombres mantienen una buena amistad.

Y es que el sexo tiene una curva con más picos que la amistad, que suele tener una base más sólida, aunque en la amistad hay menos emociones pero es más segura. Lo que es seguro es que el sexo es un estímulo mucho más intenso que la amistad, y en teoría el sexo y el afecto no tienen por qué ir juntos, pero en la práctica cuando se repite sexo con la misma persona suele haber afecto, y a veces no es claramente amor ...

**Animo a mis lectores a opinar, a proponer temas y a plantear dudas.

Foto : viviendo el sexo

martes, 19 de enero de 2010

Cómo nos beneficiamos de la sexualidad










¿Qué sentimos después de una noche ... de una buena noche de sexo? Lo natural es amanecer con más alegría, con confianza en nosostros mismos, porque cuando sabemos vivir y disfrutar de la sexualidad, gozamos del sexo y nos gusta practicarlo. Aunque lo que a veces no se conoce son los grandes beneficios que aporta a nuestro organismo, a nuestra vida en pareja y a nuestra cotidianidad, vivir la sexualidad plena.

Y es que, cuando las relaciones sexuales son frecuentes nuestro cuerpo está más esbelto, más delgado, más bello y nuestro estado de ánimo es exultante. Todos los músculos de nuestro cuerpo están activos y desprendemos feromonas que afectan al comportamiento sexual y a la atracción por el sexo opuesto.

Un grupo de investigadores de California ha comprobado que la química hormonal que se activa durante la actividad sexual segrega sustancias que fortalecen las defensas. Así estamos más protegidos frente a las infecciones, y en épocas de frío ante la gripe y los catarros.

Vivir una sexualidad plena activa la circulación de la sangre, nos protege del infarto, podríamos quemar hasta 190 calorías, y es un buen antidepresivo. La sexualidad satisfactoria nos hace más cercanos, porque el contacto amoroso, la seducción, la confianza y la compañía son los mejores ingredientes para disfrutar de una salud integral.

Tenemos que saber que, por ejemplo, el dolor de cabeza es tensional, es nervioso y cuando lo padecemos, si mantenemos relaciones sexuales, los vasos sanguíneos cerebrales se relajan y el dolor podría desparecer. Eso sí para practicar bien el sexo hay que estar en forma porque el sexo nos obliga a mantenernos, a cuidarnos ... nos rejuvenece.

Y como la sexualidad es una actividad que nos debe durar toda la vida hay que vivir el placer sexual y la autosatisfacción ... Y si hay problemas en vuestras relaciones acudir a un sexólogo que os oriente hacia una vida sexual en la que podáis expresar emociones como el deseo, el afecto, la ternura, la intimidad, el placer, y en definitiva aprendais a manifestar el amor.

Foto : thenglytruthtailer

jueves, 3 de diciembre de 2009

Los juguetes eróticos


Son pequeños objetos mecánicos diseñados para provocar la excitación sexual, que prolongan el placer del encuentro y pueden considerarse juguetes eróticos.

Lo interesante es intensificar el placer durante los juegos sexuales que se viven antes del coito, para que sean más largos, más divertidos, más gratificantes. Ya desde hace bastantes años hay muchas tiendas que venden directamente o por catálogo, estos juguetes cuyo uso se ha disparado en los últimos años.

El que más se conoce es el vibrador, es el más utilizado y el que cuenta con más variedad. Hay penes de tamaños diferentes, que vibran con distintas velocidades, aparatos de masaje. Vibradores que tienen un pequeño cabezal para estimular el clítoris mientras se produce la penetración para intentar la maniobra puente.

Los más rudimentarios se empezaron a vender en EEUU a principios del pasado siglo, apoyados por los médicos y por mujeres que decían necesitarlos. Se recomendaban como tratamiento contra la histeria femenina. Hoy día en terapia sexual se prescriben como aprendizaje con la pareja o para mujeres que tienen dificultades para alcanzar el orgasmo o nunca lo han vivido (anorgasmia).

Todo lo que pueda estimular o excitar se convierte en un juguete erótico, y puede ser rememorar situaciones antiguas o momentos especiales haciendo el amor. Las mujeres podrían utilizarlos con cierta frecuencia, y las mujeres anorgásmicas, si no existen problemas psico-sexuales que puedan bloquear el juego, pueden estimularse hasta llegar al orgasmo. Cuando ellas aprenden a ser orgásmicas podrían pasar a la estimulación directa y más tarde con su pareja.

A veces el vibrador se convierte en un buen aliado de la mujer como complemento de las relaciones sexuales para prologar el juego erótico, también puede ayudar al varón a relajarse, sabiendo que practica el sexo sin exigencias. Le libera de un alto rendimiento sexual, y el encuentro es más variado.

Los hombres también se estimulan los genitales con el vibrador, aunque para utilizar los juguetes eróticos hay que estar excitado, teniendo el control. Echar mano de ellos estando relajado, tomar contacto con las fantasías y dejarse llevar por el deseo. Los más conocidos son los vibradores, también llamados consoladores, las bolas chinas "ben wa", el anillo vibrador, el lubricante, la lencería erótica ...

El vibrador con pilas, con varias velocidades para controlar el placer, se utiliza con un lubricante. Probar también distintos juguetes para experimentar nuevas sensaciones. Aplicar el vibrador sobre la piel y con suaves roces recorrer todo el cuerpo, rozar el área genital, sustituyendo a las manos. Aplicarlo mientras se introduce suavemente el pene.

El anillo vibrador se coloca en la base del pene, estimula el clítoris, y proporciona una erección firme y duradera. Se puede usar con condón y hay que tirarlo después de usarlo.

El lubricante se convierte también en un juguete sexual que proporciona placer a traves de un líquido espeso y aceitoso. Se compone sobre todo de agua y se aplica a la entrada de la vagina o el ano, como los consoladores. Lo que persigue es humectar, resbalar. También se utiliza para controlar la sequedad vaginal cuando no hay lubricación natural.

La lencería erótica se fabrica también comestible, por ejemplo de caramelo, de chocolate, es decir, se puede comer.

Nota : Los juguetes eróticos no deben convertir la sexualidad de la pareja en algo mecánico. Hay que continuar mirándose a los ojos, dándose besos, haciéndose caricias ... y no olvidarse de compartir los abrazos.

Foto : VIBRADOR ECOLÓGICO

jueves, 27 de agosto de 2009

¿Es miedo o angustia?



Cuando la ansiedad resulta una amenaza, y se advierte un peligro externo que está en el ambiente, nos encontramos con el miedo y como es conocido sería un peligro que se puede dominar.

En la angustia la amenaza es distinta a la del miedo, porque el miedo se fija en un objeto determinado, y la angustia se vive como algo indefinido.
La angustia también, es un sentimiento que experimentamos sin motivo porque tememos que nos ocurra algo sobre lo que no tenemos control, y de ocurrir sería algo terrible. Puede acompañarse de malestar psicológico, palpitaciones, temblores, sudoración excesiva, y por ser un trastorno afectivo tan particular ha sido estudiado por el Psicoanálisis que lo considera uno de sus conceptos fundamentales.

Los animales dan signos fisiológicos del miedo, en situaciones de peligro. El hombre anticipa esa amenaza futura, y con la anticipación desarrolla la angustia. Otro componente dificílmente diferenciable es la ansiedad, y son matices de la misma expresión y la ansiedad se vivencia con temor, con sobresalto, con inquietud, es más psíquica. Es un estado de alerta.

En muchos aspectos es similar al miedo, es una defensa ante estímulos que desorganizan el equilibrio fisiológico. Cuando no es muy intensa, es una forma de adaptación a exigencias concretas de la vida, y cuando se activa la ansiedad o el estrés persiguen un objetivo : preparan para la acción.

Sheehan (1982) distinguió la angustia endógena y la exógena. La endógena tiene un carácter inexplicable, no se relaciona con el que la sufre, ni con el medio en que vive y se asocia a diferentes fobias, que aumentan su frecuencia y agravan los síntomas.

La angustia exógena está relacionada con el estrés y responde bien a tratamiento psicológico. Cuando se padece angustia al varón le cuesta mantener la erección, la mujer siente dolor en el acto sexual o tiene duficultades para llegar al orgasmo.

El miedo nubla la visión optimista, aunque es indispensable para sobrevivir, porque nos permite detectar el peligro y protegernos. Cuando surge el peligro lo vivimos con inquietud, nuestros órganos se paralizan, y el cerebro moviliza el cuerpo para luchar o para huir.

David Myers, en "La búsqueda de la felicidad", 1992, nos dice que, "con independencia de la edad, hombres o mujeres, ricos o pobres, de Oriente o de Occidente, cuándo se les pregunta : ¿Qué es lo que más les hace felices? Cuatro de cada cinco responden que sus relaciones con las personas que aman"
Fotografía de LA ANGUSTIA

miércoles, 21 de enero de 2009

Fantasías sexuales II

Las fantasías nos permiten ponernos en situaciones nuevas, liberar tensiones y obtener placer sin tener que contar con otras personas. Son una buena opción tanto para el individuo como para su pareja porque ayudan a alejar la rutina y el aburrimiento cuando la relación está estancada.

Pueden ser útiles cuando se utilizan como estímulo en las relaciones sexuales o si tu quieres realizar un deseo que tu pareja no colma. Desde el punto de vista terapeútico, si se utilizan las fantasías, se pueden evitar infidelidades hablándolas con el compañero en los momentos íntimos, si no molesta al otro miembro de la pareja.

Así el acercamiento es mayor y podría dar lugar a juegos eróticos que aumenten la tensión sexual y la diversión entre ellos. Pero ¿cuáles son las fantasías preferidas de cada sexo? Las mujeres fantaseamos tanto como los hombres, pero nuestras imágenes son mucho más románticas. Creamos una película entera donde las secuencias se suceden poco a poco, a medida que nos llegan los estímulos. Las fantasías masculinas van a toda velocidad, por eso el hombre está sexualmente más activo, casi siempre, desde el principio de la relación, y según la habilidad que tenga para estimular a su compañera, ella le podrá seguir por la ruta de la excitación. 

Parece que se dan dos tipos de fantasías preferidos por las mujeres, la de ser violada o ejercer de prostituta. Estos no son deseos reales solamente están dentro de nuestros juegos sexuales. Todas valen porque están destinadas a darnos placer, a considerar que el cuerpo es algo natural, y a alejarnos de los sentimientos de culpa, que a veces pueden aguar las relaciones sexuales.

Foto publicada en el blog Nosotras