Mostrando entradas con la etiqueta Prescinden del sexo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Prescinden del sexo. Mostrar todas las entradas

domingo, 10 de septiembre de 2017

La actividad del hombre durante el acto sexual

                                                                                                                                    
En lo que se refiere al sexo los hombres tienen miedo todos lo tienen. La afirmación es

domingo, 22 de noviembre de 2015

Van de oca en oca






















Después de tantas separaciones y divorcios muchos están a la búsqueda de pareja de una forma continuada, y la paradoja es que...

martes, 18 de marzo de 2014

Los hijos unen y separan









Hay que ser claros y los hijos aunque parece una contradición, nos unen pero también nos separan. Sabemos que los hijos materializan el amor de la pareja y son el fruto de su unión. Son un examen que prueba la inteligencia emocional de los padres y también sus relaciones de pareja.

Durante los primeros tres años del niño

miércoles, 5 de febrero de 2014

La mujer violenta
































Si una relación amorosa empieza con exceso de júbilo, con euforia, muchas veces la pasión coloca una cortina de humo que tapa las dificultades reales de la situación. Sin embargo cuando la relación comienza con más calma, dándose el tiempo suficiente para conocerse y reflexionar entonces cualquier problema se hace patente ... Lo que permite construir defensas.

Si ella es sonriente y solícita la conquista...

jueves, 19 de septiembre de 2013

La educación sexual
























Muchas de las personas que acuden a consulta ante todo piden más o menos directamente : educación sexual. Adolescentes, jóvenes de todas las edades, adultos mayores y parejas recientes carecen aún de la información elemental en el ámbito de la sexualidad o manejan falsas informaciones, que los llevan a hacer falsas demandas sexuales. 

Intentan mejorar el rendimiento sexual después de asistir a una conferencia, de mantener una conversación o de ver una película, pero consideran que la información que reciben es insuficiente. Y a veces es uno de los dos es el que solicita información precisa sobre las exigencias sexuales de su compañero o sobre la normalidad de sus prácticas, sobre el ritmo o la frecuencia de las relaciones sexuales, sobre las técnicas sexuales o los rituales fetichistas.

Y a pocos  les gustan ciertas prácticas porque no siguen la norma general de la sexualidad, lo que no es una excusa para que integremos otros modelos de sexualidad. Y es que tu eliges si es algo perverso para ti y así lo consideras ... Y si no lo es sigue adelante. Nadie te lo puede resolver es responsabilidad tuya, porque otras conductas son maneras diferentes de vivir la sexualidad. 

Son otras manifestaciones que puedes considerar o no. Según la opinión de los investigadores que estudian otras alternativas de vivir la sexualidad, son sobre todo hombres más que mujeres los que por su libertad cultural empiezan a desarrollar estos comportamientos en la adolescencia.

A mi acuden también esposas que me hablan sobre la exigencia de sus maridos de libertad sexual, de imponerles prácticas de intercambio o de sexualidad en grupo. A menudo es un comportamiento tolerado por un medio social, y otro grupo de edad lo puede considerar degenerado. 

El caso más frecuente es el de la persona que pide tratamiento para una disfunción específica : disfunción eréctil, eyaculación precoz y el problema se presenta si tiene pareja. ¿Cómo es la relación con su compañera? La demanda es ambigua porque uno puede pedir relaciones más que el otro, o le puede hacer responsable de su problema, o declararse como único culpable ... Habrá que calibrar los problemas de relación.

Lo más recomendable es aprender a disfrutar de lo lúdico que te ofrece el sexo virtual o con juguetes, como son consoladores, anillas, vibradores, bolas chinas ... Empezar a crear situaciones nuevas ... excitantes, y a distancia hablar de los deseos sexuales, si queréis darle nueva vida a vuestra relación sexual cuando la rutina arrecia. 

El motivo de consulta más común es la infidelidad de la pareja, la amenaza de separación y el divorcio, que con más o menos razón está causado por una deficiencia sexual o una falta de información, lo que provoca equivocarse pero refleja la realidad. Y es que en Sexología los problemas que traen la personas son muy importantes para la Terapia Sexual. Cuando el sexólogo los conoce puede establecer la Terapia adecuada, la más adaptada a la persona o a la pareja. 

Foto : en la puerta                                                         

martes, 3 de septiembre de 2013

La abstinencia sexual













Actualmente muchos se refugian en la abstinencia sexual por falta de deseo sexual, problemas con la pareja o por experiencias sexuales intranscendentes. Vuelcan toda su energía en su trabajo y se mueven en una vida deserotizada ... Luego aparecen los problemas somáticos : sufren de migrañas, engordan excesivamente, no consiguen concentrarse ... En la vida cotidiana les cuesta cumplir con sus obligaciones, con los horarios de trabajo, con su familia, mantener limpia su casa ... 

Como carecen de vida erótica están privados de amor y utilizan el alimento como el bebé ... Es un sustituto y el vehículo del afecto ... como no pueden nutrirse de sensaciones eróticas comen y beben en abundancia. A pesar de la inhibición no existen personas que no acaben por despertar su placer erótico. Claro pueden ocultárselo satisfaciéndose con una masturbación y tener sentimientos de culpa, aunque el deseo sexual termina por salir a la luz ... 

A menudo en consulta, vemos mujeres que no experimentan ningún deseo sexual hacia su compañero habitual incluso más, ante cada encuentro se sienten incómodas, angustiadas es decir con pánico o aversión. Desconocen por qué alguna vez el deseo puede surgir en alguna situación ...  y en ocasiones sienten una oleada de excitación con un desconocido ... que les toca el cuerpo entre la gente del metro.

Si la inhibición del deseo es selectiva, con un compañero específico y se libera en situaciones especiales, la causa es psicosexual. Hay mujeres y también hombres que tienen inhibido el deseo en cualquier situación, es decir desgana erótica. Mujeres que buscan sólo los contactos tiernos que excluyen el componente sexual. Piden a su compañero caricias, abrazos, besos pero le niegan el acceso a sus genitales.

También hoy en día hay hombres que pueden fantasear con el recuerdo o la imagen de una mujer pero ante su proximidad no se sienten capaces, el miedo y la inseguridad les invade ... Y cuando se acerca el momento de la intimidad el escenario les prepara para la huida

Para muchos hoy el deseo es instintivo, se siente o no se siente nada, el objetivo prioritario es la búsqueda del hedonismo según D. Bell y la mujer desea realizarse también sexualmente. A partir de esto el hombre no puede imponer su deseo debe negociarlo con su compañera y conducirla al éxtasis. La incita al placer ... porque su orgasmo es como un carnet de virilidad, y si fracasa se siente rechazado, baja su autoestima. Se refugia estando día y noche en su trabajo pero no olvida que hay una herida abierta en su orgullo. Muchas veces el hombre es reacio a reconocer su ignorancia en las técnicas sexuales y acude a un Sexólogo.

Otra solución son las drogas y el alcohol que utiliza como recurso pero que por desgracia precipitan el fracaso. El Terapéuta Sexual es consciente, ellos buscan un nuevo equilibrio. Y en el terreno del deseo es donde se aprecian mejor las desilusiones y las experiencias conyugales de la difícil convivencia de la pareja.

Foto : caminando por la ciudad

martes, 15 de noviembre de 2011

Cuando el deseo se acaba ... ¿Se acaba la pareja?







¿Te haces esta pregunta a menudo? Pues ... podría ser. Y para analizar esta situación lo mejor será desvincular el sexo de la pareja ¿no?

Hay veces que cuando se acaba el deseo sexual muchos sienten que se acaba la pareja. Otras personas cuando se acaba el deseo sexual sienten que empieza la pareja.

Aunque hay personas que si se apaga el deseo siguen manteniendo la pareja ... También hay personas que nunca tuvieron sexo y siempre tuvieron pareja ... Y las hay que siguen con sus relaciones sexuales después de dejar de ser pareja ... Y existen otras alternativas de las que no os he hablado ...

Y a nosotras es probable que nos cueste separar el deseo sexual de los otros deseos y claro, según el estereotipo sexista, para un hombre es más explícita esta separación. Y lo que me interesa destacar es si el deseo sexual tiene un fin ... porque tuvo un principio, y si este fin implica desdibujar o no en la mente el vínculo de pareja ... lo que les mantenía unidos.

En mi experiencia clínica desde la psicoterapia sexual he observado que existe generalmente un fin del deseo sexual y que las reacciones ante esta situación son muy variadas ... Sabemos que hay personas que dicen que el fin del deseo sexual existe y que es muy difícil mantener la chispa del deseo sexual muchos años ... Y muchas personas mantienen la relación a lo largo de los años no por el sexo sino que influyen otros factores como la admiración, el cariño, el amor, la costumbre ... ¿Creéis que para perdurar se necesita amor?

También hay personas que no lo reconocen, pero sienten que los deseos en general hacia su pareja se acabaron hace tiempo, y no sólo el sexual, pero mantienen a su pareja por necesidad económica, por miedo al cambio o por los hijos ... eso dicen. O por el qué dirán, la presión social, el miedo a la soledad o por la inseguridad psicológica ¿quizá?

Y también hay personas que aunque sigan teniendo un fuerte deseo sexual por sus parejas no desean continuar su relación con esa persona porque llevan mucho tiempo con ella y quieren experimentar otras relaciones o no les compensa la pareja por otros motivos ... Y como hay variedad hay personas cuyo deseo sexual por alguien se apaga porque han conocido a otra persona a la que desean más.

Y las hay, que después de un tiempo, sintieron que su deseo sexual era el reflejo de otros deseos hacia su pareja como la inteligencia, el empuje, la audacia o el afán de superación, y una vez acabadas esas categorías han dejado de percibirlas en su pareja y aquí se acabó el deseo. Y es que en este caso el deseo sexual es el espejo de las expectativas de la pareja. Y finalizadas estas expectativas ponen fin a la relación.

¿Por qué ....? ¿Crees que tiene edad el deseo sexual? Y ... ¿cuánto tiempo te ha durado ... una hora, un día, un mes ... un año o quizá un lustro? ¿Una década o una vida? ¿En tu caso de qué depende? Si quieres poner fin a esta situación acude a un sexólogo. Seguro que es una decisión adecuada.

Foto : Juana de Arco

domingo, 5 de diciembre de 2010

Terapia para el miedo al fracaso





Cuando sienten miedo al fracaso sexual es que han observado que tienen problemas para tener una erección o para mantenerla, o no controlan la eyaculación, que se produce con rapidez. Estas son las disfunciones sexuales que se dan con más frecuencia en las relaciones de pareja.

Se asocian al hombre aunque las mujeres también las sufren por eso no quieren practicar la felación por el miedo a no saber hacerlo, aunque disfruten y gocen con la práctica. El hombre se siente presionado por el rendimiento sobre todo durante el coito. A la mujer se le recomienda usar un lubricante, apto para el preservativo, si no ha conseguido estar muy excitada.

Pero el hombre ... ¿qué puede hacer si no ha llegado a la erección? El miedo a no conseguir la erección se puede convertir en una obsesión en determinadas etapas de su vida, y mucho más después de haber sufrido impotencia. Es una experiencia tan traumática, tan humillante que intenta evitar el fracaso, utiliza un mecanismo de defensa y decide inconscientemente no volver a pasar por esa situación.

Y mira por dónde ella que no solía pedirlo ahora le insinúa sus deseos, le acaricia, coquetea con él. Él siempre había soñado con que esto sucediera y... ahora se alegra, juguetean ... todo marcha y tiene erección. Y se acerca el momento que siempre desea ... pero ahora le teme, y ella pide que la penetre. Siempre soñó con que ella se lo pidiera, que ella le propusiese hacer el amor y él rápidamente se calentaba cuando ella se quitaba la ropa. Se le aceleraba el corazón cuando la veía desnuda a su lado y enseguida sus manos la acariciaban.

A él, que se pone encima de ella y con disimulo echa un vistazo a su pene y piensa funcionaré o no. ¿Estoy bien colocado? ¿Podré penetrar en la vagina? ¿ Me pasará lo mismo que el otro día? Es su pene quién contesta, se queda blando y lleno de miedo, se esconde. Y es que el hombre se convierte en espectador en lugar de ser el actor de su experiencia.

En la terapia para resolver el miedo al fracaso sexual es importante aprender a relajarse durante la relación sexual para alejar las tensiones porque el miedo y el nerviosismo provocan el descontrol. Aprender a disfrutar y a gozar del encuentro eliminando los temores, dando y recibiendo caricias y masajes suaves a la pareja, para que el hombre estando relajado se estimule, consiga una erección segura y la pueda mantener. Que puedan llegar al coito con la eyaculación de él y el orgasmo de la mujer si se puede, pero practicando "el coito sin exigencias"

Foto : pensando

sábado, 5 de septiembre de 2009

Vivir sin sexo












Es el sexo un problema para ti? Te sientes vivo? Cuando asocias el sexo con sentimientos de culpa o de vergüenza vives la sexualidad como un peligro, como algo pecaminoso o sucio.

Para los discípulos del Tao, el amor sin sexo es frustrante, enfermizo, carece de la armonía entre el Ying y el Yang, que nos da paz y serenidad para vivir, nos aporta seguridad y desaparece el miedo y la angustia. Los que viven sin sexo no sienten el deseo ni por el sexo opuesto ni por el propio o podrían tenerlo inhibido.

El sexo es necesario para el bienestar emocional, es tan necesario como dormir, comer o hablar. Aunque los asexuales gustan de las relaciones sociales, pero son pasivos sexualmente. Son personas solitarias que buscan en la amistad el apoyo y la comprensión que no viven en la intimidad. Minimizan su inhibición y la sustituyen por una amistad ...

Algunos viven en pareja porque tienen necesidad de amor, y de cariño, aunque prescinden del sexo. Esta situación les genera problemas y permiten que su pareja tenga sexo con otras personas o buscan personas que renuncian al sexo o pueden optar por la soledad.

A veces una conducta asexuada puede ser el resultado de no encontrar placer en las relaciones sexuales y sus encuentros son eróticos pero no sexuales. También puede ocurrir que no haya candidatos ... En un estudio hecho sobre la población mundial el 3 o el 5% de los entrevistados no encontraban ningún placer en el sexo.

También factores biológicos, culturales o sociales que están vinculados, como haber sido violada, que puede causar una fobia, experimentar dolor en las relaciones, aversión al sexo, pero para los asexuales podría ser natural. Muchas mujeres renuncian al sexo por pereza, porque quieren o porque han perdido a su pareja.

¿Pero se puede vivir y disfrutar de la vida sin sexo? Y cuando vivimos sin sexo a menudo entendemos que es sin relaciones coitales, pero la sexualidad no es sólo eso, como si se padece alguna enfermedad que afecte a la salud sexual. Y hay parejas en desacuerdo en cuanto al coito, la mujer no lo desea, el hombre tiene que ser más tierno o pedir ayuda a un sexólogo para mejorar la comunicación con la pareja y la relación sexual.

En terapia y con la ayuda del "masaje sensorial" los dos tienen que aprender a estimular el deseo, para que sea ardiente y apasionado.

Foto : VIVIR SIN SEXO