Mostrando entradas con la etiqueta Soledad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Soledad. Mostrar todas las entradas

miércoles, 27 de agosto de 2014

¿Nos ponemos barreras defensivas?




En nuestra vida puede haber un tiempo para experimentar cada tendencia, soledad aceptada o pareja, y a menudo suele presentarse en diferentes ciclos de la vida. Quizá haya un tiempo en el que se desee vivir en

viernes, 7 de septiembre de 2012

La pareja y el divorcio ...

Durante una convivencia bien pensada, antes de llevarla a la práctica, debe haber paz entre la pareja, pero ... puede pasar de todo. Y a veces son problemas de adaptación los que llevan a frecuentes discusiones hasta que la nueva pareja por fin, se adapta. O si no es así, en el horizonte aparece la posibilidad de una separación, y si no se resuelve : el divorcio

Recientemente se publicó un libro en Estados Unidos sobre las personas que se divorcian y su autor Josep Epstein apoya "el sueño de la familia propia", es decir está a favor de esa familia que se funda, nos dice que es una institución única en la que se vive para algo más grande que nosotros mismos, se enmarca en relaciones que no tienen que ver con las transaciones comerciales. Se hacen cosas para los otros porque son nuestra familia. Epstein nos dice que sólo los que han tenido una vida familiar saben las ventajas que puede tener esto, en un mundo donde predomina la indiferencia hacia los otros.

El índice de divorcios está creciendo, es un fenómeno social, y es sobre todo por el aumento de expectativas, demandas de autonomía y el deseo de vivir nuevas experiencias. En terapia contemplar la posibilidad de un divorcio puede ser una forma de exaltar y mejorar el compromiso en un matrimonio estancado. Y cuando la pareja habla seriamente del divorcio con el terapéuta no suelen divorciarse.

A menudo las personas afectadas por un matrimonio con problemas mantienen un exceso de apego con su pareja. Algunos pasan de esa conducta a una aislada, en la que les cuesta intimar, habiendo pasado antes por adultos independientes ... Otros no logran cambiar, no ven en el divorcio una solución, y si llegan al divorcio se involucran rápidamente en otra relación de apego excesivo. Si no la encuentran caen en depresión. Los que logran el cambio, optan por divorciarse o pasar por una etapa de independencia en la que recuperen su propia identidad. Más adelante si establecen una nueva relación ya será diferente, y será entre dos personas independientes.

Mel Krantzler habla en "El divorcio creativo" de un proceso que abarca desde la muerte de la relación hasta el renacer del individuo, después de pasar el periodo de duelo. Este autor subraya con satisfacción, cómo las mujeres desarrollan recursos internos que estaban sepultados durante sus matrimonios y que les crean una vida feliz y gratificante, incluso sin llegar a casarse. Y añade Krantzler que su propio divorcio fué para él la experiencia que más le enriqueció en su vida.

En resumen, la terapia de personas que buscan divorciarse para darle solución a su matrimonio perturbado, incluye el apoyo del terapéuta de pareja en la orientación de los problemas de separación, aprender a ser independiente y maduro, y contemplar la necesidad como virtud. También utilizar esta infortunada situación - el divorcio- para descubrir y desarrollar el potencial de un individuo único e independiente. 

Foto : el afecto

martes, 12 de junio de 2012

Si aparece un tercero ...












Todos conocemos la infidelidad esporádica, pero algo muy distinto es la infidelidad duradera, que acaba formando parte de la vida del "infiel" y además, de la relación de pareja. Y cuando el nuevo miembro, que suele ser una persona aparece en escena -porque a veces es un hobby, una ocupación o sus amigos- bloquea o interfiere la relación con la pareja.

Se establece entonces una relación con terceros en la que uno de ellos participa de dos relaciones paralelas sin que el otro esté al corriente ... Cuando se forma la nueva pareja dentro de la pareja, no es con intención de que dure, suele ser una diversión en un momento concreto, en horas bajas ... 

Esta es una de las consultas más frecuentes que atiendo en la consulta. Son personas que acuden a terapia sexual porque necesitan orientación, se sienten sin rumbo, desorientadas y no saben cómo salir ... Me hablan de que su vida está acoplada a dos personas con amor, y dicen : qué haría yo sin alguna de ellas. No me sentiría complet@

Las causas son varias desde la soledad a la evolución divergente de gustos, aficiones e intereses de cada uno, amén de la rutina, la necesidad de un afecto que no tienen, y que puede conducir a un cambio de objetivos diferente al que se estableció al principio de la relación, por eso buscan una solución al problema. En esta situación buscan una persona que tenga esas caracerísticas, que llene ese vacío, que ya no cubre la pareja.

Uno de los factores más frecuentes que provoca esta búsqueda es la soledad : se necesita un tercero, porque aunque parezca absurdo uno de los dos se siente solo, aunque esté en compañía y no está a gusto, por eso busca o a otro para cubrir ese vacío. Y si llega la rutina y hacer siempre lo mismo, sin novedades, ni sorpresas, los cansa ... la relación se agota y provoca que uno de los dos o a veces, los dos, salga de ese circuito cerrado y  se lance a buscar alicientes o nuevos atractivos

El nuevo amante puede aparecer en sitios de lo más comunes como en el trabajo, entre los amigos, el gimnasio, el super o cualquier tienda del barrio. La necesidad de afecto se pierde con el tiempo y como es necesaria para mantenerse y sobrevivir ... Si se pierde el hábito de dar y de mostrar el cariño al otro, y las manifestaciones de afecto suponen un esfuerzo ... ya no se da el beso, ni el abrazo íntimo, que incluso puede llegar a desaparecer.

La cotidianidad y el sentimiento de posesión bloquean la necesidad de mostrar el afecto al compañero y la relación se vuelve raquítica, fría, rígida y carente de cariño. Así las cosas, no es raro que uno de los dos salga a buscar el afecto que perdió ... En esta situación la actividad sexual suele ser insuficiente e insatisfactoria, y tiende a reflejar la salud de la relación. Y si la sexualidad es pobre en cantidad y en calidad, ya no da sorpresas ... Además se alarga en el tiempo, y suele ser uno factores desencadenantes de la búsqueda consciente o inconsciente, de nuevos alicientes sexuales para sentirse más vivo y más motivado.

Otro factor a tener en cuenta es la evolución divergente, que se da más que nada en parejas que se conocen desde muy temprana edad y la relación se hace muy antigua. Aquí la evolución de cada uno a su manera y a veces de forma independiente, va agrandando la incomunicación y las diferencias, y se encuentran de pronto sin nada que decirse, sus intereses y sus inquietudes no coinciden. Ya ni se ven, no se escuchan, ni se oyen. Entonces aparece en escena un tercero, ese que sirve como complemento.

Foto : abrazo

martes, 15 de noviembre de 2011

Cuando el deseo se acaba ... ¿Se acaba la pareja?







¿Te haces esta pregunta a menudo? Pues ... podría ser. Y para analizar esta situación lo mejor será desvincular el sexo de la pareja ¿no?

Hay veces que cuando se acaba el deseo sexual muchos sienten que se acaba la pareja. Otras personas cuando se acaba el deseo sexual sienten que empieza la pareja.

Aunque hay personas que si se apaga el deseo siguen manteniendo la pareja ... También hay personas que nunca tuvieron sexo y siempre tuvieron pareja ... Y las hay que siguen con sus relaciones sexuales después de dejar de ser pareja ... Y existen otras alternativas de las que no os he hablado ...

Y a nosotras es probable que nos cueste separar el deseo sexual de los otros deseos y claro, según el estereotipo sexista, para un hombre es más explícita esta separación. Y lo que me interesa destacar es si el deseo sexual tiene un fin ... porque tuvo un principio, y si este fin implica desdibujar o no en la mente el vínculo de pareja ... lo que les mantenía unidos.

En mi experiencia clínica desde la psicoterapia sexual he observado que existe generalmente un fin del deseo sexual y que las reacciones ante esta situación son muy variadas ... Sabemos que hay personas que dicen que el fin del deseo sexual existe y que es muy difícil mantener la chispa del deseo sexual muchos años ... Y muchas personas mantienen la relación a lo largo de los años no por el sexo sino que influyen otros factores como la admiración, el cariño, el amor, la costumbre ... ¿Creéis que para perdurar se necesita amor?

También hay personas que no lo reconocen, pero sienten que los deseos en general hacia su pareja se acabaron hace tiempo, y no sólo el sexual, pero mantienen a su pareja por necesidad económica, por miedo al cambio o por los hijos ... eso dicen. O por el qué dirán, la presión social, el miedo a la soledad o por la inseguridad psicológica ¿quizá?

Y también hay personas que aunque sigan teniendo un fuerte deseo sexual por sus parejas no desean continuar su relación con esa persona porque llevan mucho tiempo con ella y quieren experimentar otras relaciones o no les compensa la pareja por otros motivos ... Y como hay variedad hay personas cuyo deseo sexual por alguien se apaga porque han conocido a otra persona a la que desean más.

Y las hay, que después de un tiempo, sintieron que su deseo sexual era el reflejo de otros deseos hacia su pareja como la inteligencia, el empuje, la audacia o el afán de superación, y una vez acabadas esas categorías han dejado de percibirlas en su pareja y aquí se acabó el deseo. Y es que en este caso el deseo sexual es el espejo de las expectativas de la pareja. Y finalizadas estas expectativas ponen fin a la relación.

¿Por qué ....? ¿Crees que tiene edad el deseo sexual? Y ... ¿cuánto tiempo te ha durado ... una hora, un día, un mes ... un año o quizá un lustro? ¿Una década o una vida? ¿En tu caso de qué depende? Si quieres poner fin a esta situación acude a un sexólogo. Seguro que es una decisión adecuada.

Foto : Juana de Arco

jueves, 28 de julio de 2011

El nacimiento de un niño ...











Sí, porque la aparición de un hijo puede modificar las actividades sexuales de los padres y en muchos casos provoca discusiones entre la pareja y hasta rupturas. Cuando discuten se centran en lo que llaman falta de tiempo o falta de atención al hombre.

Esto caracteriza los primeros meses después del nacimiento del niño, que es el que requiere más atención y cuidados. Y es que la madre como mujer, biológicamente tiende a focalizar toda su atención y su energía en el bebé por eso se puede sentir cansada y con poco tiempo para descansar lo que muchas veces provoca una disminución del deseo sexual y hay madres que dicen que la maternidad las vuelve asexuadas, entonces ponen en un segundo plano su actividad sexual.

Y como el hombre sabe que tiene que seguir colaborando en las tareas de la casa y cuidando a veces al bebé : biberones, pañales ... lo hace, pero se queja con frecuencia de que la presencia del niño ha disminuido significativamente sus actividades íntimas con su mujer. Entonces empieza a darse cuenta de que esta situación le supone un problema.

Y es que el comportamiento sexual durante los primeros meses de la vida del bebé es diferente en el padre y en la madre, porque muchas veces él no sufre ningún bloqueo sexual, tampoco se modifica su estado físico ni psíquico, lo que no ocurre con la madre que ha vivido un parto y está amamantando al bebé. Así que de un día a otro el hombre se ve privado de su actividad sexual y de su protagonismo, es decir privado de caricias y de atenciones por parte de su pareja ...

Si ha habido otro hijo antes ... y si éste es su segundo hijo ya conoce la situación lo que no evita que se sienta desplazado y, en comparación con ella, sigue teniendo las mismas necesidades afectivas y sexuales que sólo se pueden satisfacer en pequeños momentos y no con mucha frecuencia. El hombre tiene toda su energía y espera que la mujer responda de la misma manera que lo hacía antes del embarazo.

Y es que en unos días cambia la vida de la pareja, y los roles y el papel protector que por tradición ejerce el hombre sobre su pareja pasa a desarrollarlo la mujer con respecto al niño. Es ahora cuando él tiene que proteger a los dos y está esperando algo de ella que de momento no obtiene. Es en este momento cuando la mujer, en general, se vuelve más independiente porque tiene un objetivo social definido que es cuidar de las crías y satisfacer sus necesidades.

En esta situación el hombre se convierte en colaborador y reduce la actividad sexual en esos momentos a corto plazo y si el tiempo pasa ... quizá busque algún contacto fuera para aliviar su sexualidad insatisfecha. También el niño en el domitorio de los padres facilita el deterioro del amor entre ellos, porque desplaza al padre de la relación única con su pareja.

Por eso el nacimiento de un niño a veces ha sido un intento de unir a una pareja que se tambalea. Eso sí une a las parejas unidas y para los que tienen problemas de pareja puede ser el detonante de la separación.

La terapia sexual se fomentarán las relaciones afectivo-sexuales que son las que sujetan firmemente a la pareja para que la relación no se desmorone. Aprenderán a dedicar unos minutos al día a escuchar al otro sin reproches, lo que genera un estado de ánimo cercano a las manifestaciones de cariño y al mantenimiento de la relación de pareja.

Foto : con el bebé

viernes, 29 de octubre de 2010

La violación















Es un acto de violencia tanto física como psíquica, y hasta los delincuentes en las cárceles no tratan con los violadores, les aislan. Y si la mujer se ve forzada a colaborar para evitar daños mayores soporta la agresión sexual viviendo una situación de pánico.

Actualmente la violación es más frecuente de lo que creemos y muchas mujeres violadas no se atreven a denunciarla por vergüenza ante los demás, por la incomprensión de su pareja o de su familia o por temor a la incomprensión de la policía que no siempre mantiene la actitud adecuada ante la víctima.

La mujer que acaba de ser violada no sabe qué hacer, y muchas veces no denuncia porque le parece que no dispone de pruebas para dar con el violador. Vive momentos muy traumáticos y lo único que desea es salir corriendo a su casa, lavarse una y otra vez porque se siente sucia, contaminada, aunque eso es lo que no debe hacer. Lo primero sería acudir a un hospital, al servicio de urgencias para que curen sus lesiones, le tomen muestras del semen, si ha habido penetración y eyaculación sea vaginal o anal, y con esta documentación acudir a la policia para denunciar el hecho.

La personalidad del violador no suele ser como se creía la de un obseso sexual que busca el sexo para satisfacerse porque la mayoría de los violadores no busca el sexo para disfrutar lo que quieren es humillarla, ofenderla, maltratarla en lo más íntimo, donde más le duele. El violador es alguien que odia a la mujer y lo hace por vía sexual para expresar su rabia, para descargar su cólera contra las mujeres. Es un sádico que sufre trastornos de erección, lo que le hace enfurecerse contra la mujer porque piensa que es la culpable de su fracaso.

Las consecuencias derivadas de la violación son muchas y al principio vive con mucha ansiedad, con vergüenza y con rabia, y experimenta sentimientos de culpa. Son momentos de malas noches, pesadillas y malos sueños, que sólo conoce quien lo ha sufrido. Y después de varios meses la mujer puede aparecer más tranquila y los que la rodean piensan que la experiencia sufrida ha sido superada y que está dispuesta a abrirse a su vida cotidiana.

Esto sólo es una reacción postraumática en la que ella aparece como si estuviera en una situación normal pero escondidos hay muchos miedos, como el miedo a salir de casa, a la soledad, a ir por la calle cruzándose con desconocidos, a desarrollar cualquier conducta cotidiana ... Y lo vive como una injusticia que no comprende cómo ha sucedido. Pueden aparecer sobresaltos, miedo a estar sola, a estar en situación de alerta constante, desconfianza hacia personas o continuas sospechas sin ningún fundamento.

En las relaciones sexuales podría perderse el deseo sexual, sentir asco y pánico ante la sola idea de la penetración. Pero pasado un tiempo llega el momento de la recuperación que son los resultados de esa "terapia imprescindible", en la que hay que utilizar la palabra con generosidad. Es muy importante hablar y que hable mucho, lo que sirve para comparar este momento con la situación anterior. También la colaboración de la pareja si la tiene, o de la familia, su actitud, su cariño, y su apoyo en el trato, van a ayudar a la evolución del problema.

Foto : sentimiento_soledad

viernes, 5 de marzo de 2010

El miedo al compromiso








Las personas necesitamos amar y sentirnos amados, pero ... ¿Qué es lo que más deseamos el sexo o el afecto? Podemos encontrar una relación sexual, pero una relación de pareja no se improvisa, y nos marcará una etapa por lo menos a medio plazo.

Si es una relación sexual, la satisfacción podría ser casi inmediata, y una persona puede privarse de vivir grandes emociones si a menudo vive estas relaciones esporádicas. Quizá porque no quiere profundizar ni vivir las relaciones con más intensidad, de una forma más profunda, por eso intenta apaciguar sus temores con una gratificación inmediata.

Las relaciones esporádicas puedes llevarlas a cabo, claro está, pero si son las únicas prácticas que realizas, te cuidas de no vivir emociones, te proteges excesivamente por comodidad o para no sufrir desengaños amorosos. Tienes anestesiadas tus emociones, no sufres mal de amores, pero tampoco vives las emociones amorosas.

¿Prefieres el sexo esporádico o el compromiso con alguien? ¿Le das importancia al amor en tu vida? Para ti cuáles son las claves para establecerse con una pareja? ¿Cuáles son las claves de los solteros de hoy? Sabemos que hoy día existe un gran miedo al compromiso tanto en hombres como en mujeres, a entregarse a otra persona, a atarse. Todo este ruido les lleva a entrar y salir, con múltiples relaciones sexuales, para divertirse, para explorar, y si aparece alguna relación que parezca estable huyen por miedo a perder la libertad.

En la sociedad hay un índice muy alto de divorcios lo que produce miedo al fracaso y los pone en huida aunque a pesar del miedo al compromiso son muchos los que se plantean encontrar el verdadero amor. En las relaciones esporádicas los hombres y las mujeres tienen una actitud diferente, el hombre muchas veces finge el amor para tener sexo, sin embargo la mujer a través del sexo busca el amor.

Foto : paisaje

miércoles, 6 de enero de 2010

Desapego por la pareja




Vemos que cuando se produce un trauma en los primeros años de la vida afecta al patrón de apego del niño. Ya John Bowlby en 1950 estudió los trastornos psicológicos que viven los niños cuando pierden

domingo, 20 de diciembre de 2009

La sexualidad en las etapas de la vida. La vejez













La vejez o cómo hacerse viejo sería la cuestión!
Y hasta hace unos años era la experiencia de unos pocos, pero ahora el crecimiento del número de personas mayores, nos habla del éxito de esta sociedad y del desarrollo de la vida humana.

Hace años ser mayor era igual a estar enfermo, impedido o padecer demencia senil, pero ahora si se vive con calidad, la vida podría ser muy variada, y los hay que viven con vitalidad, optimismo ... y lo mantienen hasta el final de sus vidas.

Otros sufren la dependencia, la enfermedad, la soledad, y cuando pasan los años viven modificaciones físicas y psíquicas, que podrían incapacitar para ciertas actividades, como sentir emociones y poder seguir la vida después de los 65 años. Con los años el cuerpo del hombre y de la mujer cambia, la cantidad de agua disminuye en el organismo, la piel se hace más fina, más frágil y los músculos tienden a atrofiarse.

La libido o deseo sexual puede disminuir o estar atenuado, y la erección del pene puede no ser tan rígida como se precisa. Todo ello puede dificultar las relaciones sexuales de los mayores, y casi el 25% de ellos sufren disfunción eréctil por causa de los medicamentos. Casi todos los prescritos para la hipertensión se los ha relacionado con la impotencia. En lo afectivo, estará influenciado por el entorno, los familiares o la experiencia vivida, aunque la persona mayor es capaz de experimentar placer erótico durante toda su vida.

En mi artículo "la cincuentena" he tratado el tema de la menopausia, la edad crítica de la mujer, pero si hablamos del varón no hay un descenso hormonal tan brusco, se produce poco a poco al final de los cincuenta. Llegados los 65 años se vive la edad de las pérdidas, como dice Volcher, a veces parece como si se juntasen en un determinado momento y se viven muchas pérdidas, familiares, del cónyuge ... Ya el psicoanálisis habló de que la pérdida es el núcleo funfamental de la depresión.

En esta etapa la persona anciana tiene menos posibilidades de elaborar las pérdidas, no se plantea el futuro, no puede cambiar su modelo de vida, tiene pocos apoyos sociales, la vida no le ofrece estímulos gratificantes, ha disminuido la vitalidad ... Aunque si el anciano está sano se pone a la altura de los grandes hombres, artistas, escritores, filósofos como Miguel Angel, Goethe, Platón, Goya, Picasso, Freud y otros muchos autores que contemplaron la transformación en esta edad y no la valoraron como desestructuración.

Eso sí, la vejez requiere cuidados, medidas preventivas, dieta, ejercicio diario pero con moderación. Sustitución hormonal si es necesaria (la testosterora si son varones), dormir ocho horas, practicar el sexo porque genera endorfinas, actividades sociales que le hagan feliz, actividad intelectual continua, eliminar los tóxicos como el tabaco ... y tener a mano una asistencia sanitaria eficaz.

Foto : la sexualidad en la vejez

martes, 8 de diciembre de 2009

¿Cómo se soluciona la eyaculación precoz?












Afecta a los varones que tienen un alto grado de ansiedad y de inseguridad en sí mismos. Es un trastorno psico-sexual.

El hombre que no controla la eyaculación muchas veces tiene una pareja que vive las relaciones a la sombra de él.

Se contenta con que él las disfrute, con lo que él no se siente incómodo, no lo vive como problema, no busca ayuda. Sólo si tiene una pareja informada será consciente de que tiene un problema porque ella le tachará de egoista, de buscar satisfacerse él sin pensar en ella. Entonces se sentirá culpable, incompetente sexualmente y temerá el abandono de su pareja o que ella se busque otro compañero sexual.

¿Cómo se soluciona la eyaculación precoz? Algunos hombres intentan solucionarlo teniendo pensamientos ajenos al sexo en esos momentos y piensan en el deporte, en su trabajo, y sobre todo ... cuando están moviéndose dentro de la vagina de su amante. Beben alcohol, se ponen dos preservativos, se frotan el pene con una pomada anestésica o intentan eyacular dos veces.

Aunque la segunda vez es tan rápida como la primera, y cuando el hombre ya no es tan joven, no puede eyacular dos veces consecutivas, y si se obliga aparecerá la ansiedad de ejecución y podría acabar en "disfunción eréctil" Todos estos son errores que reducen el deseo sexual"

En las sesiones de terapia combinadas con el masaje sensorial el hombre empieza a ser consciente de las sensaciones anteriores al orgasmo. Aprende a relajarse durante la relación sexual, dejando atrás el miedo y su estado de ansiedad que le afectan a su falta de control. Empieza a gozar del encuentro, a reconocer las sensaciones premonitorias al orgasmo, a identificar el punto de "no retorno" y a controlar voluntariamente la eyaculación.

Con estas técnicas se consigue desarrollar la sensualidad y la erótica en las relaciones y se amplia la comunicación entre la pareja. Poco a poco disfrutan tranquilamente y se eliminan los temores, hay menos inhibiciones, menos ansiedad y más seguridad.

Para esto además de la ayuda de un sexólogo, el hombre necesitará la colaboración de la mujer que le acariciará el pene estando relajado y atento a sus sensaciones para provocar la erección, mantenerla y frenar la eyaculación. Otra técnica será la penetración sin exigencias en la que ella estará encima de él pero quieta. Puede que el hombre pierda la erección o que sienta el punto de no retorno, avise a la mujer y ella se retirará sacando el pene de la vagina para que baje la erección.

Cuando en sucesivos encuentros se vaya logrando el control de la eyaculación, la mujer introducirá algunos movimientos durante el coito, parándose cuando él perciba que se aproxima la eyaculación o retirándose si no se frena dejando de moverse. Al cabo de 20 minutos de ejercicio el hombre puede eyacular en la vagina, luego procurará atender a su pareja para que consiga el orgasmo oral o manualmente.

Cuando el coito se normaliza ella seguirá estando encima de él y poco a poco empezará a moverse hasta llegar a dominar la técnica, después podrá adoptar otras posturas, la última será el hombre encima. En la práctica se acostumbrarán a frenar la erección y la eyaculación cuando sea necesario, para reconducir la estimulación urgente que prive a los amantes de momentos relajantes, largos y deliciosos para vivirlos en la intimidad.

Y como dice Neruda ...

"Dos amantes dichosos no tienen fin ni muerte,
nacen y mueren muchas veces mientras viven,
tienen la eternidad de la naturaleza"

De su libro, Cien sonetos de amor

Foto : dieux45_jpg

domingo, 29 de noviembre de 2009

Cuando se vive el desamor




¿Recuerdas esa ceguera que te embargaba en los primeros pasos de tu relación? Después desaparecieron aquellos espejismos que nos presentaban perfecto al ser amado, empezamos a ver sus defectos pero aún así nos gustaba, nos interesaba, sentíamos el amor-pasión.

Y es que desde que vivimos con él nuestra vida ha cambiado nos hemos convertido en amigos, en admiradores ... le deseamos. Y la pareja bien avenida serían dos amigos íntimos con derecho a sexo. ¿No?

Pero un día sentimos que entre nosotros existe una distancia, nuestra pareja nos evita, no está cómoda, salta a la menor cosa, discute, y nos preguntamos cómo hemos llegado hasta aquí. Buscamos las razones, los malentendidos, los roces de la convivencia ... Quizá haya también otras razones. Y sentimos un fuerte dolor emocional cuando vivimos el desamor, el alma se nos desgarra pero no podemos evitarlo.

Nos preguntamos dónde están esos pensamientos apasionados que no nos volverán a encender. Su acercamiento nos produce rechazo, parece que seguimos caminos opuestos, silencios sin respuesta y la cotidianeidad se hace costumbre. La rutina diaria ha evaporado todo con lo que adornamos al ser amado, y ya conoce cómo somos, no es tan fácil fingir y cuando nos cruzamos ya no nos vemos ... Vivimos con la amargura del desengaño, no hacemos nada para mantener la afectividad que nos unía.

Llega la pereza, y el amor y la admiración que sentíamos ya no es lo primero, hay otras prioridades como el trabajo, los hijos, las ocupaciones de cada uno. Ya no hay tiempo para estimular el amor. Nuestros sentimientos están anestesiados, estamos llenos de dudas ...?? Y podemos optar por aguantar la situación, pensando que ya vivimos un amor sosegado, y vaciarnos de sentimientos afectivos.

Nos vienen frases al uso ... Se empieza con la pasión y se suele terminar así. Se acabó la amistad y vivimos en una sociedad que naufraga, que se va a pique. Lo vivido son sólo recuerdos de aquella intimidad sexual que era ardiente, y en la que había demostraciones de amor. Ya no nos planteamos habilidades sexuales, sólo sentimos decepción, sentimientos de amor y desamor, soledad, desprecio, todo menos sexo.

Para que una pareja pueda llegar a superar el desamor tiene que reforzar la comunicación, cuidar y nutrir el amor para reavivarlo. Utilizar conductas en las que se aproximen entre ellos y sepan gratificarse. Y tener una convivencia gratificante, positiva, saber escuchar, respetar los deseos del otro, utilizar el sentido del humor, que es una actitud ante la vida, y saber que la vida es una evolución constante, estamos siempre haciéndonos.

Se recomienda la terapia de pareja para que sean conscientes de que es más fácil tener un amor que mantenerlo. Para que aprendan a utilizar conductas de refuerzo, y cuando surja un problema tener otras alternativas y saber hablar cuando es el momento, con calma y con seguridad en sí mismo.

Foto : EL DESAMOR

jueves, 1 de octubre de 2009

¿Te sientes sol@?



La soledad es una experiencia muy conocida por casi todos los seres humanos, y puedes vivir en soledad, sufrirla, disfrutarla o como muchos temerla.

Es una experiencia de la que muchos huyen o se desesperan, en la que no encuentran salida, es un abandono. Miguel Hernández nos habla de la soledad en sus versos : "Troncos de soledad, barrancos de tristeza donde rompo a llorar ...", y es que los seres humanos se relacionan para no sentirse solos, y puede haber una carencia de relaciones personales, que alguien no tenga con quién relacionarse o que se sienta solo o crea estar solo. Es un índice de cómo vivimos nuestras relaciones afectivas.

Y es que una persona puede estar entre mucha gente y sentirse sola o estar lejos y sentirse en compañía. Las personas que viven en soledad pueden tener sentimientos negativos ... Es como si no interesaran a nadie ... están tristes, y puede que la vida imponga la soledad o puede ser elegida.

Cuando llega la soledad impuesta es como una losa que cae sobre nosotros, puede provocar sufrimiento o angustia, y puede cambiar nuestra forma de sentir o de interesarnos por otras personas.

Si es momentánea o situacional, provocada por un acontecimiento no grato entonces nuestra red social nos dará soluciones, y si es una soledad impuesta se mantendrá y acabará en soledad. Hay personas que podrían verse afectadas al final de sus vidas, y podría suceder si el apoyo de los demás no llega.

Si en ocasiones buscamos la soledad es porque sabemos salir de ella, pero cuando no es elegida, por ejemplo, después de una ruptura sentimental, pensamos que haremos amigos en cuanto queramos. Así es menor la soledad, pero si no se puede salir de ella, llega a ser como una condena, nos hiere, nos hace sufrir ...

El mejor recurso es desarrollar habilidades sociales, como aprender a escuchar, mostrar aspectos de uno mismo o facetas de la propia vida, saber hacer preguntas, conocer los sentimientos de otras personas, darles su espacio, intercambiar ideas, opiniones, pensamientos, utilizar el teléfono para hablar ...

Y pedirles ayuda para darles la oportunidad de comunicarse con nosotros, y hacer amigos para luchar contra la soledad, para tener una red de acompañamiento en la vida que nos dé placer y con la que podamos disfrutar. Y cuidar la salud haciendo terapia para poder eliminar la angustia que va asociada a la soledad impuesta.

Foto : CLARO DE LUNA

jueves, 2 de julio de 2009

El eterno adolescente : Peter Pan


¿Eludes responsabilidades?
¿Continuas con un comportamiento infantil?
Los hombres que viven este transtorno no están preparados para el compromiso y son personas que nunca crecen.

Este es un conflicto que vive la sociedad moderna y los hombres que lo padecen manifiestan una inmadurez social y problemas sexuales. Tiene que ver con un bloqueo emocional en los primeros años de la vida.

Siendo adultos les cuesta mantener un proyecto afectivo porque parecen niños, se comportan como adolescentes, y no pueden renunciar a su libertad ni a sus placeres de juventud. Los Peter Pan son rebeldes, egocéntricos, dependientes, manipuladores y se niegan a envejecer, quieren permanecer en un mundo maravilloso y alejados de los problemas como Peter Pan.

Es un trauma que se origina en la infancia cuando se construye el mundo afectivo, aunque se manifiesta en la edad adulta, al intentar mantener el amor de los padres, y cuando experimentan una carencia afectiva podrían empezar con este problema. Cuando son adultos buscan desesperadamente que su pareja adopte el rol de madre y les devuelva ese amor maternal. A veces afecta al mayor de los hijos cuyo padre no está presente, y la madre se apoya en ellos.

En su vida laboral o social pueden haber obtenido logros, pero la soledad es el precio de tantas relaciones afectivas malogradas, aunque podrían disfrutar de su sexualidad si se sienten seguros y queridos. Ya Freud nos habló de la fijación y del estancamiento en la evolución de la personalidad, que puede observarse en los que tienen estos síntomas.

Foto : 2de26c28mj_01pMICHAELJAKSON