Mostrando entradas con la etiqueta Voyer. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Voyer. Mostrar todas las entradas

jueves, 5 de noviembre de 2015

martes, 29 de septiembre de 2009

El voyeur. ¿Te complaces mirando?











 ¿Utilizas algún instrumento para poder observar detenidamente y durante mucho tiempo, una imagen de alguien que te excita?


El voyeur se excita sexualmente ante la visión de una persona que se desnuda o que está desnuda o en plena actividad sexual. Es una necesidad intensa acompañada de fantasías sexuales, y tienen una actitud que les perturba porque no tienen control sobre ella. La salud se resiente. Es una parafilia como el fetichismo.


Es un comportamiento que no pueden evitar y es una necesidad que les provoca excitación. Son actos no habituales, extraños en los que insisten a veces involuntariamente. Los hombres lo sufren más que las mujeres.


El voyeur no se relaciona con la persona que observa, no le interesa, sólo es un medio para excitarse. Los voyeristas tienen problemas en las relaciones y les faltan habilidades sociales para enfrentar estas dificultades. No hay que confundir con el que le gusta ver películas eróticas para motivarse. El voyeurista prefiere verlas en vivo, y utiliza para mirar, objetos, como el agujero de una cerradura, gemelos o anteojos ... o también cámaras fotográficas para obtener fotos con las que luego se masturba.


El psicoanálisis considera el voyeurismo como la parafilia opuesta al exhibicionismo. El voyeurismo no se considera delito a no ser que perturbe la vida de una empresa, por ejemplo si el voyeur observa clandestinamente a mujeres que trabajan en ella.


Las causas estarían en el aprendizaje, las experiencias, y con qué lo asocien en la niñez y en la adolescencia, y en el 80% de las personas puede ser un defecto del cerebro en el control de los impulsos, o un trastorrno de la personalidad o una educación sexual negativa o con sentimientos de culpa.


Foto : el voyerismo