Mostrando entradas con la etiqueta queremos disfrazar la realidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta queremos disfrazar la realidad. Mostrar todas las entradas

miércoles, 19 de agosto de 2009

El auto-engaño






El que se autoengaña se niega a racionalizar su comportamiento, y le ocurre con frecuencia, aunque cuando es consciente de ello el auto-engaño se convierte en auto-decepción.
Los argumentos desde la lógica son opuestos a los nuestros, y a su vez los humanos somos muy suceptibles al auto-engaño, y cuando actuamos de forma fraudulenta nos creemos nuestras propias mentiras, no damos señales de engaño y parecerá que estamos contando la verdad.

 Puede que seas hábil con la mentira y que éste sea un rasgo de tu personalidad, o utilizas las ventajas de autoengañarte para ser más flexible o más adaptable.Quizá el auto-engaño te proporciona estabilidad, te sientes más tranquilo, más seguro. Ya no eres tan vulnerable ... Por otro lado, es muy frecuente en la condición humana porque tememos ser juz
gados, que nos rechazen ... no queremos sufrir, ni fracasar. Queremos disfrazar la realidad, ocultarla o inhibir aspectos de nuestro modo de ser.

Mentir habitualmente no es bueno, aunque peor es creérselo, a veces lo utilizamos para sobrevivir, y puede ser una ayuda en los momentos difíciles, pero si es una norma, no una excepción puede volverse contra uno. Entonces es patológico. Se trata de ocultar el miedo al fracaso, no podemos aceptar la frustración y no sabemos enfrentar nuestras emociones o cambiar nuestra vida, y muchas veces es un rasgo inconsciente de la personalidad.

Se da entre las parejas para intentar mantener el amor, la ilusión y la esperanza, y en el terreno laboral, nos creemos que el trabajo es para siempre, y un contrato fijo no es una garantía total, sólo da derecho a una indemnización por despido.


Foto : EL AUTO-ENGAÑO

lunes, 3 de agosto de 2009

Reprimir la sexualidad






















La represión sexual tiene que ver con anular tanto el deseo como el placer erótico, y puede ser una manipulación sutil, como impedir el conocimiento del cuerpo o inculcar sentimientos de vergüenza o de culpa ... hasta la ablación del clítoris.

El sexo es un componente básico en el desarrollo del ser humano, tan importante como para que haya influido en todos los actos de tu vida. Modera la imaginación y el pensamiento que tiene que ver con los conceptos filosóficos y morales que desarrollan o inhiben la personalidad, el comportamiento y el carácter de los hombres.

K. Horst Wrage apunta que "las generaciones han resultado víctimas de la represión sexual, y la civilización ha impuesto severas rectricciones a las satisfacciones instintivas del hombre, tanto eróticas como agresivas"

Es así que la sexualidad produce seres que aumentan y renuevan la sociedad, son físicamente diferentes y sus sentimientos atraen la sexualidad de otras personas, y desarrollan vínculos que forman las familias. La represión sexual la sufren los niños, los adolescentes y los adultos, los padres y los profesores, y esta práctica consciente o inconsciente se interioriza, y los reprimidos se convierten en represores que rechazan todo lo que tienen que ver con la sexualidad por ser inmoral, malo o pecaminoso.

Pese a todo esto la sexualidad sigue activa y si se reprime puede dar lugar a perturbaciones y trastornos sexuales que se tratan en terapia sexual. Y es que, hasta más de la mitad del siglo XX no se podía hablar con libertad de temas sexuales ... Podía ser indecente. Ahora en las últimas décadas ideas y comportamientos han cambiado apoyados en los trabajos de Sigmund Freud, en las estadísticas de Alfred Kinsey en el área social, y en la investigación de H. Masters y Virginia E. Johnson, que se refieren a la respuesta sexual humana.

La sexología de hoy tiene categoría de ciencia y debe respetarse y difundirse como lo que es. Y la educación sexual pretende divulgar, sin mitos ni tabúes que la oscurezcan, el conocimiento de la sexualidad, que forma parte de la vida cotidiana del ser humano.

Ilustración : bdsm-poetry104bLA

jueves, 2 de julio de 2009

El eterno adolescente : Peter Pan


¿Eludes responsabilidades?
¿Continuas con un comportamiento infantil?
Los hombres que viven este transtorno no están preparados para el compromiso y son personas que nunca crecen.

Este es un conflicto que vive la sociedad moderna y los hombres que lo padecen manifiestan una inmadurez social y problemas sexuales. Tiene que ver con un bloqueo emocional en los primeros años de la vida.

Siendo adultos les cuesta mantener un proyecto afectivo porque parecen niños, se comportan como adolescentes, y no pueden renunciar a su libertad ni a sus placeres de juventud. Los Peter Pan son rebeldes, egocéntricos, dependientes, manipuladores y se niegan a envejecer, quieren permanecer en un mundo maravilloso y alejados de los problemas como Peter Pan.

Es un trauma que se origina en la infancia cuando se construye el mundo afectivo, aunque se manifiesta en la edad adulta, al intentar mantener el amor de los padres, y cuando experimentan una carencia afectiva podrían empezar con este problema. Cuando son adultos buscan desesperadamente que su pareja adopte el rol de madre y les devuelva ese amor maternal. A veces afecta al mayor de los hijos cuyo padre no está presente, y la madre se apoya en ellos.

En su vida laboral o social pueden haber obtenido logros, pero la soledad es el precio de tantas relaciones afectivas malogradas, aunque podrían disfrutar de su sexualidad si se sienten seguros y queridos. Ya Freud nos habló de la fijación y del estancamiento en la evolución de la personalidad, que puede observarse en los que tienen estos síntomas.

Foto : 2de26c28mj_01pMICHAELJAKSON